Jueves, 19 de enero de 2017

| 1990/10/22 00:00

CONSTRUCCION VIVIENDA Y DECORACION

CONSTRUCCION VIVIENDA Y DECORACION

EL RINCON DE LAS VIANDAS
Desde antaño, la hora de la comida ha sido considerada como sinónimo de unión familiar. Alrededor de la mesa del comedor se discuten las decisiones, se ventilan los problemas y también, obviamente, se reafirman los vínculos y las relaciones entre los seres queridos.
Por eso tal espacio de la casa cobra especial importancia cuando se trata de decorarlo.

Si bien es cierto que en la mesa y en el juego se conoce al caballero, según el refrán, no lo es menos el hecho de que la decoración del comedor también descubre un poco la personalidad de los dueños de casa.

Es allí donde, precisamente, el decorador pone todo su empezo en lograr el mejor ambiente, para hacer del rito de la cena el momento familiar más agradable.. Muchos especialistas coinciden en afirmar que, a pesar de que el gusto del anfitrión es, en última instancia, el que cuenta, la decoración de ese rincón del hogar.no puede ser un simple capricho. Si el comedor está llamado a ser el centro de unión familiar, la decoración debe cumplir con ese objetivo. No sólo es indispensable tener en cuenta todos los aditamentos necesarios para "invitar" a la cena, sino que el ambiente en general debe satisfacer las expectativas de comodidad y de relajamiento de los comensales. Ante todo, es importante pensar en las reacciones positivas que la decoración pueda causar en las personas que se sienten a la mesa.

Por esta razón, los expertos recomiendan someter a consideración los cobres que van a utilizarse: preferiblemente verdes suaves y duraznos, tonos que despiertan el deseo de comer. Los pasteles siempre dan un mejor resultado que los tonos recargados. De igual forma, los adornos deben cumplir su función. Y para ello qué mejor que decorar con bodegones, cuadros de formas agradables y flores silvestres. No se debe olvidar que la finalidad es invitar a la comida y abrir el apetito, para que la cena se convierta en un verdadero descanso.

LO CLASICO Y LO ELEGANTE
Y sin embargo, no se puede pensar que las reglas son específicas. A la hora de decorar el salón de comedor se abre una infinita gama de posibilidades, de acuerdo con el gusto y las expectativas de la familia. Los contrastes entre materiales, colores y diseños, juegan un papel muy importante, y se pueden realizar mezclas diversas para crear un ambiente propio.

Al mismo tiempo que unos prefieren una decoración clásica, con sillas y mesas de madera y manteles bordados, otros pueden decidirse por una mezcla armónica entre la madera y el cristal, con tapizados estampados en las sillas.
Mientras unos gustan de los espacios libres Y de una decoración sencilla, otros pueden enloquecer adornando los ventanales de la habitación con enmarques que hagan juego con las jambas de la puerta y colocando en un rincón una práctica estantería con platos de porcelana, para unificar el ambiente. En última instancia, la decoración depende de las pretensiones del dueño de casa y, obviamente, del espacio que se tenga a disposición.

LO SOBRIO Y LO MODERNO
Y como los espacios de hoy son reducidos, muchas veces la creátividad debe trabajar más de lo normal, porque se debe utilizar sólo el inmobiliario indispensable, so riesgo de recargar un ambiente que por lo pequeño, puede ocasionar más de un dolor de cabeza cuando se quiere decorarlo.

En este sentido, los especialistas recomiendan utilizar detalles vivos, cuadros y arreglos florales, con el ánimo de compensar el espacio con elementos decorativos sencillos. De esta forma se logra nivelar la sobriedad del mobiliario, con adornos alegres. Una delicada lámpara de techo puede ser una solución oportuna.

Al lado de los clásicos y cálidos comedores tradicionales, hechos de madera y estampados con telas alegres, sobresalen de igual forma los nuevos ambientes basados en materiales fríos y sobrios, pero no menos decorativos. Las tendencias modernas de decoración han utilizado con éxito los metales y el cristal en la creación de ambientes. Y en materia de comedores, estos dos elementos han ganado muchos adeptos.

Se trata también de aprovechar sus virtudes en medio de los trajines cotidianos del mundo contemporáneo. De gran sencillez estética, las sillas cromadas y las mesas del vidrio resultan muy funcionales.
De ahí la predilección de algunos decoradores por su utilización. Los tapices y los murales pueden ayudar a recrear la sobriedad del ambiente.

CUESTION DE GUSTAN
De todas formas, la última palabra la tiene el dueño de casa. De su personalidad, y sobre todo, de su gusto por el anejísimo rito de las viandas, depende en buena parte, la decoración definitiva del comedor. El aprovechamiento del espacio y los materiales que se deban escoger, juegan también un papel preponderante. Pero para la solución del problema, la mejor alternativa es acudir a los expertos en decoración.
Ellos son los más indicados, para describir las posibilidades más adecuadas, de acuerdo con el presupuesto, con la conformación del espacio y con la decoración general del hogar, en aras de encontrar el ambiente apropiado para disfrutar, día tras día, del deleite de comer a gusto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.