Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1991/12/23 00:00

CONSTRUCCION, VIVIENDA Y DECORACION

CONSTRUCCION, VIVIENDA Y DECORACION

MAS DE 500 AÑOS DE HISTORIA
LLEVAN IMPRESO EL TESTIMONIO DE HOMbres que vivieron en nuestro territorio pero en otro tiempo. Y llevan plasmado en su interior el sello de la magia, de la leyenda, de la vida primitiva.
Allí, trazo a trazo, relieve tras relieve y de figura en figura se moldeó la historia de hombres que nacieron de la tierra, que vivieron de ella y que murieron en ella. Entonces, se lanzaban a las puertas de la muerte con la fé de una vida en el más allá. Y llevaban con sus almas las piezas, los alimentos y los artículos de predilección que los acompañarían por una travesía desconocida hacia un mundo, una dimensión, una realidad que nadie sabe con certeza como será.
La ceremonia de la muerte de los indígenas mericanos era diferente de acuerdo con la tribu, la región, la cultura y las costumbres. Cada una tenía un supuesto distinto sobre la familia, el traba, la religión y la muerte. Pero casi todas tenían en común el culto al fin de la existencia. Y casi todas equipaban ese episodio de la vida humana con implementos comunes en la vida diaria de la tribu.
Por eso, a través de ellas en la actualidad se conocen mucho más de 500 años de historia americana. La Tierra ha dejado escapar algunos de sus secretos para contarles a los hombres del presente lo que hicieron los del pasado.
Enterrados en las entrañas del planeta, las piezas de los indígenas americanos han representado la semilla a través de la cual logra descifrarse el inmenso árbol de la vida de una cultura.
Las piezas precolombinas han sido utilizadas por historiadores para leer la narración de vidas pasadas; por antropólogos para explorar el comportamiento del hombre; por sociólogos para conocer el secreto de las sociedades primitivas; por geólogos para identificar los materiales utilizados, y por guaqueros aficionados a descubrir en un trozo de tierra el entierro aborigen. Sin embargo, es relativamente reciente el uso de las piezas precolombinas en las viviendas y oficinas modernas. Desde hace casi 10 años las guacas están de moda. Y la tendencia en el mundo de la arquitectura y de la decoración aumenta.
SEMANA consultó la opinión del diseñador Fernando García acerca del uso del precolombino en la decoración moderna. El resultado: buen gusto, ambientes intelectuales y buen ojo para no dejarse engañar.

LA MODA GIRA Y GIRA
Quién crea que la moda de la decoración se basa únicamente en la originalidad, se equivoca. La dinámica de la moda se devuelve a siglos pasados para rescatar elementos antiguos y aplicarlos a la decoración del presente.
Así, nace una infinita cadena de formas, figuras y materiales que danzan al ritmo del tiempo. Y como si se tratara de un laberinto estos elementos comienzan a revolotear entre los siglos, a perderse en el pasado y a reencontrarse en el futuro con novedades artísticas y con otros aportes hechos a la arquitectura y a la decoración.
Según Fernando García

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.