Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/17/1995 12:00:00 AM

CONSTRUCCION

Creer que el Inurbe es capaz de resolver el problema de vivienda de la población más pobre del país, es una panacea.

Inurbe, más que un subsidio
ESTE FUE PREcisamente el error que se cometió en la administración pasada y que hoy tenemos que corregir. La lección está aprendida.
En efecto, a raíz del cambio del Instituto de Crédito Territorial -ICT- por el Instituto de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana -Inurbe-, hace cuatro años, el Estado pasó de subdsidiar la vivienda en forma indirecta a la población, para otorgar esta ayuda directamente.
Así, las familias colombianas que no tenían techo con ingresos inferiores a cuatro salarios mínimos tenían derecho a solicitar en subsidio para vivienda ante el Inurbe o a las cajas de compensación familiar. Esta política causó grandes expectativas, a tal punto que desbordó todos los cálculos y toda la capacidad del Estado.
Tal fue la demanda por el subsidio de vivienda que el Inurbe se vio obligado en septiembre del 94 a parar la recepción de formularios. Para entonces ya tenía una lista de espera que superaba las 160.000 familias y el monto de recursos que se requería para atenderlas era superior a los 200.000 millones de pesos, cuando la entidad sólo contaba con 35.000 millones de pesos.
El desbordamiento de la demanda insatisfecha por el subsidio tuvo efectos negativos sobre la entidad, la que tuvo que soportar una avalancha de críticas.
Hoy la situación está cambiando. Estamos revisando los formularios para buscar que se ajusten a la filosofía de la Red de Solidaridad Social y poderles dar prioridad en las próximas asignaciones de subsidio. Serán cerca de 100.000 familias,las que esperen que el Estado les dé la mano.
Las condiciones para que estos programas se enmarquen dentro del Plan Nacional de Desarrollo el Salto Social, del presidente Ernesto Samper Pizano, es que cubra los sectores más vulnerables de la población, aquellos con ingresos mensuales por debajo de los dos sularios mínimos mensuales y que sean programas de mejoramiento de la vivienda y del barrio.
Desde la aplicación de la Política de Vivienda de Interés Social, año 1990, hasta septiembre del año pasado, el Inurbe declaró elegibles 4.357 programas. A la fecha ha realizado 19 asignaciones ordinarias y 10 especiales, a un total de 181.013 familias, por una inversión de 203.694 millones de pesos.
Como se puede observar la demanda de subsidio ha superado ampliamente la capacidad de recursos de la entidad para satisfacerla. Este desequilibrio, sumado a otras consideraciones, hizo reflexionar al Inurbe acerca de si su papel se debe limitar a la simple administración y entrega de un subsidio o si puede y tiene con qué ir más allá. Es por eso que en la actualidad el Inurbe enfila sus baterías hacia la asistencia técnica a los municipios y las asociaciones populares de vivienda. Así mismo, crea la infraestructura necesaria que le permita fomentar el desarrollo de los instrumentos de la Reforma Urbana.
No se trata de dejar de lado el otorgamiento de subsidio de vivienda. Este se asignará en la medida en que los presupuestos que el Estado traslade al Inurbe alcance. Se trata de acompañar, de orientar a la comunidad y a los municipios en el desarrollo de planes habitacionales que dignifiquen a la familia. También trabaja con el Ministerio de Desarrollo en acercar de nuevo el crédito a las familias de bajos recursos que desean lograr una vivienda nueva.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.