Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/06/19 00:00

CONSTRUCCION

CONSTRUCCION

Casa en el bosque
A sólo 35 minutos de Bogotá se pueden encontrar todas las comodidades de la vida en medio de la naturaleza.
NO SON POCOS los colombianos a los que el ruido, los trancones y la falta de aire fresco los tienen al 'borde del colapso'. Muchos bogotanos están a punto de tirar la toalla y resignarse a vivir siempre en una ciudad donde a partir de las cinco de la tarde y hasta las ocho de la noche es más rápido movilizarse a pie que en carro. Precisamente para las personas que están buscando paz y tranquilidad- se concibió el conjunto cerrado campestre Altos de Potosí, y lo mejor de todo es que sólo queda a 35 minutos en carro de la carrera séptima con la calle 85, en el más bello paisaje de la Sabana, sobre el valle de Sopó. El conjunto campestre se encuentra dividido en 96 lotes de aproximadamente media fanegada (3.200 metros cuadrados) cada uno. Estos terrenos se clasificaron en cuatro secciones para su venta. Actualmente se inició la comercialización de la tercera y cuarta etapas. Javier Rodríguez, presidente de la Promotora Inmobiliaria Rosalejo, compañía encargada del proyecto, asegura que las dos primeras zonas serán entregadas en agosto de este año y las secciones C y D se comenzarán a construir a partir de noviembre. Son muchas las razones por las que invertir en este complejo campestre vale la pena. Lo primero que salta a la vista es la belleza del terreno. Se cuenta con 30 fanegadas de bosques nativos, dos quebradas y dos lagos y, como si esto fuera poco, para ampliar la vegetación se sembraron más de 28.000 árboles. Según Rodríguez, el proyecto se diseñó pensando en la conservación del medio ambiente. En ese sentido, se contrató a un grupo de profesionales en diseño paisajístico para que asesorara todo el proceso de construcción de manera que la riqueza natural del terreno no sufriera ningún daño.
Altos de Potosí fue además concebido para el disfrute con la familia y los amigos. Por ello los residentes dispondrán de canchas de tenis, squash y paddie tenis. Además se contará con caballerizas y kilómetros de senderos acondicionados para recorrer, ya sea a caballo, en bicicleta o a pie, los bosques y las praderas del terreno.
Para aquellos a quienes les preocupa la seguridad pueden confiar en los servicios que ofrecerá el conjunto residencial. Se contará con una portería única, citofonía y acceso controlado para visitantes. Además la seguridad será reforzada por guardias montados intercomunicados entre sí y sistemas sofisticados de alarma.
Altos de Potosí ofrece prácticamente todo: una capilla, sala múltiple, parque infuntil, tienda de artículos esenciales y ruta privada de transporte en van que comunica a los residentes continuamente con Bogotá, para dejar a los niños en su ruta al colegio o para recoger visitantes. Para los servicios de mantenimiento, el complejo contará con el apoyo de un equipo de técnicos para atender reparaciones domésticas eléctricas, de plomería o de carpintería.
A la hora de construir su casa el comprador tiene derecho a elegir entre cuatro diseños que prepararon Billy Goebertus, Carlos Morales, Luis Restrepo y Rogelio Salmona. Sin embargo, la persona puede contratar los servicios de cualquier otro arquitecto.
Si hay algo que acaba por convencer a los compradores es el precio del proyecto. Cada lote (media fanegada) sólo cuesta 78 millones de pesos. Además, adquirir una porción de esas tierras es una gran inversión, pues la zona donde está ubicado el conjunto se está valorizando rápidamente. Definitivamente, asegura Rodríguez, "un bosque a 35 minutos de Bogotá es considerado un lujo que cada día vale más".
Sin lugar a dudas, Altos de Potosí se encuentra en una de las zonas residenciales del futuro para los bogotanos. De hecho. a pesar de que ese proyecto se pensó como 'la casa para el fin de semana' , actualmente son muchos los compradores que piensan trasladarse a residir allá. Después de todo el complejo ofrece no sólo la infraestructura necesaria, sino además el aire fresco, los paisajes, la tranquilidad y la seguridad que tanto desean las personas que residen en ciudades como Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.