Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 1995/07/24 00:00

CONSTRUCCION

CONSTRUCCION

TOQUE FINAL
Ya se compró la casa pero todavía falta el último brochazo. Este es menos sencillo de lo que parece.
PARA NADIE ES un secreto que cuando las personas compran una vivienda están cumpliendo en gran parte el sueño de su vida. Sin embargo, cuando se recibe un apartamento sin el mas mínimo detalle en decoración, todavía falta mucho camino por recorrer. El panorama se resume en dos palabras: color gris. Y definitivamente es el diseño de interiores lo que le da la magia y el carácter a un espacio arquitectónico.
Aquellos que han tenido que diseñar los interiores de sus casas saben que decorar correctamente no es tarea sencilla y es por eso que se recomienda buscar la asesoría de un profesional. Muchas veces la ayuda de conocedores en el ramo termina por ahorrar costos. No hay que olvidar que los diseñadores tienen conexiones y pueden conseguir grandes descuentos en los almacenes donde se compran las piezas de decoración. Además, si se contrata a un experto, las probabilidades de cometer un error y tener que rehacer espacios se reducen.
Con el fin de proporcionarle una guía a quienes desean decorar su casa, SEMANA entrevistó a un grupo de diseñadores. Todos coinciden en que lo más aconsejable es comenzar con el proyecto desde la obra gris. Al respecto, Lina Botero, especialista en el campo, afirma que los acabados de una obra ya dictan cierto estilo. Por eso, si se comienza a trabajar cuando el apartamento ya está terminado, se le ponen ciertos límites a la decoración.
La tarea de diseñar los interiores de una casa se divide en dos partes: la arquitectónica y la decorativa. Dentro de la primera etapa se comienza por los replanteamientos arquitectónicos como correr muros y quitar puertas. Luego ya se hacen los trabajos de modificación de iluminación, carpintería, terminados en paredes y los enchapes en cocinas, baños y pisos. Es entonces cuando se empieza con la segunda etapa, que consiste básicamente en colocar los muebles y los accesorios decorativos.
Hasta aquí todo suena muy fácil. Sin embargo, decorar un apartamento si existen replanteamientos arquitectónicos puede demorarse un promedio de un año. En el caso de que el trabajo se limite a la decoración (no se reciba la casa en obra gris) es posible que en un periodo de tres a seis meses la tarea esté terminada.
Lo más importante, según los conocedores, es planear el 100 por ciento del diseño desde los planos de la construcción. Santiago Bernal, diseñador de interiores, opina que se deben tener todos los ambientes de una casa totalmente planificados desde antes de empezar. Esto ahorra tiempo y dinero y permite que el trabajo tenga unidad y armonía. Al respecto, Rodrigo Samper afirma que diseñando la totalidad antes de comenzar se minimizan los 'ya ques' que tanto encarecen la obra. Es muy común que los clientes comiencen con frases como "ya que se pintó esa pared de amarillo porque no pintamos esta otra de verde...".

CONTANDO UNA HISTORIA
Para Lina Botero el objetivo de una buena decoración se resume en "lograr un equilibrio de color, composición, espacio, textura y ambientes".
Pero, ¿cómo lograr la unidad y la armonía? es lo que mucha gente se cuestiona. La idea, según Santiago Bernal, es coger un hilo y una aguja e ir contando una historia. Claro está, una historia que tenga lógica y continuidad. Pero lograr unidad no quiere decir que los espacios de la casa sean todos iguales. La magia está en crear muchos ambientes diferentes pero sin que los cambios de una zona a otra de la casa sean drásticos. El éxito estriba en lograr que las transformaciones en colores y estilos sean tan sutiles que no choquen.
La entrada de una casa es como la primera página de un libro. Es en ésta donde el estilo del diseño queda basicamente definido. Para el diseñador Carlos González todo parte de la puerta y hall de entrada. "En cada proyecto debe haber un lado poético y éste debe repetirse en los distintos ambientes de la casa. El secreto está en manejar una sola idea pero con diferentes toques para lograr los cambios de ambiente".
Para conseguir una unidad es imprescindible lograr una armonía en los colores. Se debe crear una paleta de colores en la cual los distintos tonos se complementen y combinen adecuadamente. Según González, un problema típico es exagerar en el color de los acabados. "Si se une mármol blanco y verde con madera, se ponen tapetes de cientos de colores y además se pintan las paredes de tres o cuatro tonos cada una, no sólo es dificil lograr la armonía sino que además los acabados terminan por comerse a los muebles y son éstos últimos los que deben ser el tema central del diseño".
Además, según Poli Mallarino, de Deimos Diseño, debe existir un equilibrio en los estilos, los materiales y las texturas que se manejan. Hay estilos que son antagónicos, por lo que hay que tener mucho cuidado al mezclarlos. Los cambios drásticos se deben evitar sobre todo en espacios unidos visualmente. Cuando se trata de ambientes aislados es posible hacer transformaciones menos sutiles.

LA NUEVA ONDA
Para la pregunta tipica de ¿qué está de moda? Ia respuesta no es para nada fácil. Lina Botero no cree en las tendencias pues para la especialista cada casa, cada espacio y cada estilo arquitectónico requiere de otro tipo de decoración. Además, entran en juego el estilo del diseñador y el gusto de cada cliente.
Lo que sí existe, según Carlos González, son tendencias generales que actualmente se manejan. Primero está la minimalista que consiste en buscar el máximo de sencillez en cualquier ambiente. Es aquí donde aparecen por ejemplo los diseños de sillas de dos patas. Otra tendencia es la de las nuevas tecnologías que se relacionan con la onda ecológica. Se trata de construir muebles con materiales como el poliuretano de manera que no se trabaje con productos como la madera que acaba con los árboles.
En realidad, las tendencias que más se siguen en Colombia son la naturalista y la class. La primera consiste en usar materiales naturales como la madera, el mimbre y el bambú. Y la segunda se resume en la utilización del mueble de estilo clásico. Hoy por hoy, la tendencia en Colombia se resume en el estilo ecléctico, que se traduce en combinar elementos modernos o contemporáneos con antiguos.
Actualmente, la madera tiene el papel protagónico tanto en los pisos como en los muebles. Se trata de la madera en su forma natural pues los muebles en laca china ya pasaron a la historia.
En cuanto a los colores, prácticamente se usan todos menos los tonos pastel que cada día desaparecen más. El estilo mexicano -que combina colores fuertes como el rojo y el azul- se utiliza mucho.
En los textiles aparecen las rayas y los cuadros. Se usan los jacares, los damascos, las sedas y las telas ricas en textura. En las cortinas, siguen los tiros decorativos y las cenefas pero creando un resultado que no sea recargado.
Los especialistas coinciden en que un problema de los colombianos es que llevan las tendencias a los extremos hasta que las saturan. Eso ocurrió con el estuco veneciano para la paredes, los tiros decorativos en las cortinas y los mármoles en los acabados. Las técnicas anteriores se usaron tan exageradamente que acabaron por aburrir.
En realidad en decoración no hay ninguna regla escrita. Según Bernal, actualmente se vive en la era de la rebeldía. La gente se cansó de que la obligaran a seguir normas y quiere diseñar su casa con su propio gusto. Es entonces cuando el éxito de una decoración estriba no tanto en los elementos que se utilicen sino más bien en lograr algo estéticamente balanceado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×