Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1995/09/18 00:00

CONSTRUCCION

CONSTRUCCION

¡MISION IMPOSIBLE!
La Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá tiene un reto: acabar con los problemas urbanos de la capital.
CUANDO EN 1924 se presentaron los resultados del primer estudio urbanístico de la capital colombiana, las proyecciones estaban bastante lejos de la realidad. Se predecía que para el año 2000 la ciudad iba a tener un millón y medio de habitantes e iba a extenderse hasta la calle 72. Hoy en dia Bogotá alberga aproximadamente a siete millones de personas y llega hasta Chía.
Es precisamente ese crecimiento acelerado lo que hace que los problemas urbanos se incrementen día con día. Por ejemplo, en la zona norte de la capital muchas vías fueron diseñadas pensando en sitios donde el flujo de coches era reducido pues se trataba de casas grandes que tenían uno o dos carros cada una. En la actualidad, la mayoría de esas mansiones se convirtieron en edificios con 30 ó 40 automóviles cada uno, lo que generó algunos de los ya famosos trancones.
Con el objetivo de embellecer a la ciudad y enaltecer la calidad de vida de los bogotanos se creó desde 1863 la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá -SMOB-. Al principio, como explica Juan Luis Moreno, director ejecutivo de la sociedad, la organización sólo se dedicaba a mantener el aseo y velar porque las casas del centro se mantuvieran en las mejores condiciones para las fiestas patrias. Sin embargo, hoy la situación es más complicada y el trabajo de la sociedad se multiplicó.
En 1992 en el seno de la SMOB se creó el Taller Local del Norte. Este se divide en dos órganos: el consultorio y el taller. Según Moreno, el consultorio se encarga de difundir las normas urbanísticas y presta un servicio de orientación a la ciudadanía sobre su aplicación en un sector o lote determinado. Por el momento se reciben alrededor de 15 consultas diarias de la comunidad.
Según lo explicó Jaime Rodriguez, coordinador del taller, en estos momentos se está preparando un sistema de información urbana que permitirá expedir por computador y en pocos minutos, demarcaciones sobre cualquier predio de Bogotá y obtener, simultáneamente, un plano con todas las normas urbanísticas del sector en que se encuentra el terreno. Por su parte, el taller tiene como objetivo presentar proyectos urbanos que enriquezcan el espacio público de los diferentes barrios y promover su ejecución conjunta entre las entidades privadas y las autoridades locales. En ese contexto, Moreno resaltó el hecho de que ya se presentaron estudios para las zonas de Chapinero, Usaquén y La Candelaria entre otras.
Uno de los frentes en los que se trabaja en la actualidad es en el mejoramiento de la carrera 15 de Bogotá. Esta avenida tiene problemas de escasez de vegetación y falta de espacio para parqueaderos. Además, necesita mejorar el diseño de sus irregulares aceras que hacen casi imposible para los peatones disfrutar de la zona. En fin, la idea, según Jaime Rodriguez, es lograr que todos los colombianos conozcan las reglas de urbanismo pues muchas veces se incumplen por desconocimiento. Además se espera que para 1998 cada alcaldía tenga su propio taller local para así poder alcanzar la meta que todavía parece lejana: organizar a la ciudad de Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.