Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1995/08/14 00:00

CONSTRUCION

CONSTRUCION

A PUNTO DE NIEVE
Para llenar el espacio del refrigerador en la cocina, hoy en día en Colombia se ofrecen neveras para todos los gustos.
ES DIFICIL IMAGInarse un mundo sin refrigeradoras. La gente está acostumbrada a llegar a su casa y abrir la puerta de la nevera para ver qué encuentra de comer. Sin embargo no hace mucho tiempo los humanos se estaban rompiendo la cabeza por inventar un aparato que fuera capaz de conservar los alimentos.
No fue sino hasta comienzos del siglo XIX cuando, según Ciro Ariel Rodríguez, gerente técnico de la Industria Colombiana de Artefactos S.A.-Icasa-, se comprobó que a bajas temperaturas los microbios no se reproducían. Y desde que, en 1834, Jacob Perkins inventó la primera máquina de hacer hielo comenzó el desarrollo de la refrigeración hasta llegar a diseñarse las neveras que se fabrican en la actualidad.
Las primeras refrigeradoras que se consiguieron en Colombia fueron las importadas. Ya en 1957 aparece Icasa, la primera fábrica en producir este tipo de electrodomésticos en el país.
Actualmente existen neveras para todos los gustos y bolsillos. Por ejemplo, Icasa ofrece modelos que van desde los 267.000 pesos hasta 1.060.000 pesos, los cuales tienen un tamaño que oscila entre los nueve y los 21 pies.
Definitivamente las neveras de hoy no se parecen en nada a las primeras que se vendieron. Antes no existían los aparatos que tuvieran puertas separadas para el congelador y el conservador. Además, pensar en que podían tener una pantalla que avisora digitalmente a qué temperatura se encontraba la máquina era casi como un sueño.
Rodríguez enfatizó el hecho de que hoy por hoy las refrigeradoras no sólo consumen menos energía sino que además proporcionan servicios y confort que antes no ofrecían. El ise-makery la posibilidad de mover los módulos interiores para ampliar espacios son sólo dos ejemplos que demuestran cómo se transformó el electrodoméstico con el tiempo.
La fábrica nacional que ha traído primero las innovaciones tecnológicas al país es Icasa. Inicialmente introdujo la 'pared caliente', que eliminó el condensador que se colocaba en la parte de atrás del aparato, pues la disipación del calor se hace a través de las paredes. En 1988 la empresa desarrolló la nevera non-frost, que evita que la máquina produzca escarcha y facilita así su limpieza y mantenimiento.
A principios de 1994, según Gustavo de la Pava, vicepresidente de Icasa, la empresa produjo las primeras refrigeradoras ecológicas del país. Se trata de máquinas que utilizan gases refrigerantes que no maltratan la capa de ozono.
En fin, hoy en día las 420.000 personas que se espera compren refrigeradora en 1995 tienen muchas opciones entre las cuales escoger. Lo más importante es elegir bien porque una nevera no es algo que se cambia todos los días.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.