Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/1988 12:00:00 AM

CORONO GUAJIRA

La más exótica de las candidatas, María Teresa Egurrola Hinojosa, conquistó al jurado en Cartagena.

CORONO GUAJIRA CORONO GUAJIRA
Cuando la señorita Guajira, María Teresa Egurrola Hinojosa, dijo en su respuesta al jurado que si fuera elegida reina haría algo por la paz en Colombia, todos los asistentes al Centro de Convenciones se pusieron de pie y la aplaudieron.
En ese momento todo el mundo dijo: ganó. Y cuando la señorita Antioquia, Mónica María Isaza Mejía respondió que ella merecía ser reina por su seguridad y la suerte que le había regalado Dios (en tono no muy seguro), todo el mundo dijo: perdió. Y era que la gente estaba pendiente casi exclusivamente de ellas dos, porque la señorita Antioquia era la más linda y la señorita Guajira era la más exótica.
Desde el mismo momento en que pisaron tierra cartagenera se dijo que la corona estaba entre una de las dos y el comentario generalizado era que "Antioquia era la más bonita y Guajira era la más buena". El único momento en que los asistentes a la ceremonia de coronación pusieron en duda la posibilidad de que el título de señorita Colombia 88 quedara en manos de alguna de las dos principales favoritas, fue cuando se escuchó el nombre de la primera finalista: la señorita Tolima. En ese momento la gente dijo: "Va a haber palo" porque, tal vez con la excepción de Norte de Santander, San Anarés y Bogotá, Tolima era la menos opcionada.
La suerte se la dio Dios a la de Antioquia pero acompañó a la Guajira. El vestido confeccionado por Amalin de Hasbún, de color zanahoria y ceñido al cuerpo que lograba un perfecto contraste con la piel canela de María Teresa Egurrola, la convirtió en un verdadero monumento cuasifosforecente que la resaltaba entre las demás finalistas. Además el momento en que el animador, Jairo Alonso, leyó la pregunta del jurado, su ángel de la guarda la iluminó y le dijo que simplemente repitiera una vez más la frase que había pronunciado durante todo el tiempo del reinado: "Integración nacional y paz".
Pero mientras la de Antioquia se conformó con la suerte que le había dado Dios, la de la Guajira asimiló muy bien la enseñanza celestial de "ayúdate que yo te ayudaré". Y se ayudó muy bien con la asesoría de la primera reina guajira que tuvo Colombia, María Mónica Urbina, quien para este reinado mostró que se había convertido en una verdadera experta en la materia. Inclusive se afirmó que ella en su papel de jurado para la señorita Silueta realizado dos días antes de la coronación de Miss Colombia, contribuyó a la escogencia de la señorita Antioquia como ganadora del concurso del mejor pelo, con el fin de debilitar sus posibilidades como reina nacional. "La propia Mónica María Isaza manifestó que le había parecido muy raro que la hubieran escogido a ella cuando había niñas que tenían mucho mejor cabello que ella".
Y la ayudita de María Mónica Urbina parece que fue determinante.
La noche de la elección de la señorita Silueta, se le vio bailando casi toda la fiesta con uno de los jurados del reinado. Peluqueros, periodistas, maquilladores y diseñadores, llegaron al día siguiente a la sala de prensa del Hilton, alarmados chismoseando sobre lo que representaría la coquetería de María Mónica en la decisión final.
Aunque Guajira era indudablemente una de las niñas con mayores condiciones, algunas exageradas, tenía muy claro que había que promocionarlas. Durante el desfile en traje de baño en la piscina del Hilton, cada vez que pasaba por el frenre de personas que se consideraban determinantes en cuanto a los comentarios y la opinión en general, sonreía con una coquetería que no disimulaba, que había sido perfectamente entrenada y estudiada. Además a diferencia de las otras candidatas se tomaba 10 segundos más para hacer un giro exhibiendo sus atributos a ritmo de potranca de paso.
La promoción incluyó un lobby a la prensa encabezado por la propia señorita Guajira y por la ex reina nacional de belleza María Mónica Urbina, además de otra serie de personajes que de vez en cuando se acercaban a los representantes de los medios de comunicación para decir que iba punteando la de la Guajira. Hubo incluso una curiosa visita de la nueva reina nacional a la sala de prensa en la que ella se acercó a uno por uno de los periodistas para explicarles un supuesto malentendido entre ella y la prensa. Todos los periodistas comprendieron que de lo que se trataba, era de ganarse inteligentemente a la prensa, ya que parecía saber perfectamente que en estas cosas también cuenta la imagen.
La batalla de la imagen no era completamente desconocida para la señorita Antioquia, pero ella confió mucho en su sonrisa y tal vez en el espaldarazo que fue a darle el propio alcalde de Medellín, Juan Gómez Martínez, quien anunció a la prensa que el había viajado a repetir la historia de su padre, cuando era alcalde hace 30 años y se llevó la corona para Medellín en cabeza de la reina Doris Gil Santamaría. Pero todos los que fueron a Cartagena a darle una manito a su candidata terminaron peleando "contra nadie en la batalla", como decía en su canción Angela Carrasco, una de las artistas invitadas para la noche de coronación, porque se encontraron con un jurado que curiosamente parecía no tener ojos sino para la de Guajira.
En el momento en que se anunció el desfile en traje de gala, el día de coronación, el jurado no pudo ver a la señorita Antioquia, la primera en hacer su aparición de acuerdo con el orden de lista, porque se encontraban tomando un refresco y, según las malas lenguas, algunos habían sido demorados por la ex reina nacional de belleza, María Mónica Urbina. Y a partir de ese instante la niña de Antioquia comenzó a grabarse una frase de la canción de Chayanne "Soldados del amor" que decía "y saber que voy perdiendo la batalla".
Y cuando el jurado falló y comenzó a dar los nombres de las cinco finalistas, también comenzaron a desvanecerse, entre plumas y lentejuelas, los sueños de 14 niñas que durante casi un año habían abandonado parte de su vida y cambiado muchas de sus anteriores rutinas. Pero también se abrían nuevamente las expectativas de poder regresar a una vida normal en donde las rigurosas y costosas dietas y las peleas con las madres, por cuenta de un reinado que en alguna medida les volteó la vida, pueden empezar a suspenderse.-
HABIA UNA VEZ...
María Teresa era la más joven del grupo de candidatas que arribó a Cartagena el pasado 4 de noviembre para participar en el Concurso Nacional de la Belleza. Con 17 años, estaba terminando sus estudios de bachillerato en el colegio El Carmelo de San Juan del Cesar, y era una muchacha sencilla y descomplicada.
Motivada por sus familiares y por sus amigos, decidió inscribir su nombre en el listado de las bellezas guajiras, entre las que habría de escogerse un nombre para representar al departamento en Cartagena. La decisión fue unánime, entre un comité de 30 electores, y posteriormente se ratificó el nombramiento a través de un decreto departamental.
A partir de ese momento su vida empezó a cambiar. Ya no podía salir a la calle con el bluyín común y corriente ni con el cabello desarreglado. La gente la reconocía como su soberana y cualquier comentario corría a grandes velocidades en una población relativamente pequeña.
Después llegó la prensa, llegaron los fotógrafos y empezaron los viajes. Su madre, doña María Teresa Hinojosa de Egurrola, sirvió como chaperona en los primeros momentos y su ánimo fue decisivo para el triunfo posterior de su hija. Ella, entre el cúmulo de recuerdos imborrables de una madre, tenía muy presente el día en que su quinta hija fue escogida como la más hermosa del grupo de scouts al que pertenecía cuando aún era niña. "Hay que repetir la historia", se dijo a sí misma y cogio un avión para Bogotá.
En la capital estaba la persona más indicada para guiar los pasos reales de María Teresa Egurrola: nada menos que María Mónica Urbina, quien además de tener en su hoja de vida los titulos de "reina guajira", "soberana nacional" y "primera princesa en Miss Universo", ahora se dedicaba al modelaje y al entrenamiento de reinas. María Teresa fue hospedada en la casa de María Mónica, quien la inició en el complicado mundo del reinado.
Con este lujo de entrenamiento y con una belleza exótica que resulta digna de admirar para cualquier extranjero, María Teresa empezó a conquistar su corona desde mucho antes de llegar a Cartagena.

POR PRIMERA VEZ
Esta expresión se escucha cada año en el Concurso Nacional de Belleza. SEMANA hizo un recorrido por varios de los "por primera vez...".
En 1934 por primera vez se hace el Concurso Nacional de Belleza.
- 1949. Por primera vez se realizan transmisiones radiales.
- 1951. Por primera vez la reina nacional es invitada al concurso Miss Universo.
- 1953. Por primera vez se llamó a los guardias de la marina para que sirvieran de edecanes.
- 1955. Por primera vez se luce el cetro y se invitan artistas internacionales.
- 1957. Por primera vez se publica la coronación en un diario londinense.
- 1958. Por primera vez un virreina asiste a Miss Universo y gana, Luz Marina Zuluaga
-1959. Por primera vez se realizó el concurso Miss International y la reina colombiana Stella Márquez fue la primera que conquistó este título.
- 1963. Por primera vez se hace el Banquete del Millón y es engalanado con la presencia de las reinas. Por primera vez los caricaturistas, Pepón y Chapete, les dan importancia a las reinas y los periodistas eligen su reina, María Eugenia Villegas, señorita Bogotá.
- 1964. Por primera vez se decide que el viaje a Miss Universo sea obligatorio.
- 1968. Por primera vez se eligen segunda y tercera princesa.
- 1969. Por primera vez se transmite por televisión.
- 1970. Por primera vez el maestro de ceremonia es Fernando González Pacheco.
- 1972. Por primera vez llega una representante de los Territorios Nacionales, Maritza Ibarra Vélez.
- 1974. Por primera vez se realiza el reinado con pedido de austeridad debido a la emergencia económica que vivía el país.
- 1975. Por primera vez la reina de Bogotá conquista el título y por primera vez el jurado decide tomar las medidas a las reinas y obliga a las candidatas a presentarse ante éste sin maquillaje.
- 1977. Por primera vez los fotógrafos eligen su reina, la señorita Santander, Olga Lucía Prada.
- 1978. Por primera vez la señorita Colombia elige al rey fotógrafo Pedro Archila, de El Heraldo.
- 1979. Por primera vez se realiza el reinado de "Belleza con propósito" los fondos van a Solidaridad por Colombia. Por primera vez Gloria Valencia de Castaño es maestra de ceremonia.
- 1980. Por primera vez se transmite en color la coronación, bajo la dirección de RCN. Fue la primera vez que participó Amazonas.
- 1983. Por primera vez se suspende el bikini y se impone el desfile en vestido de baño enterizo.
- 1984. Por primera vez las candidatas presentan un show musical en la noche de coronación.
- 1985. Por primera vez se realiza el reinado en estado de conmoción nacional debido al desenlace de los sucesos del Palacio de Justicia. Por primera vez se suspende la tradicional entrega de las reinas y se suspenden las transmisiones radiales.
- 1986. Por primera vez asisten 22 candidatas.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com