Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1991/04/29 00:00

COSTA

COSTA

NI PESCADO FRITO NI PATACON PISAO
Mientras la ciudad oscurece, doña Rosa continúa sentada en una silla en la playa. Espera silenciosa. Hace más de tres horas un turista le compró un plato de pescado frito con patacón, no tenía sencillo y prometió cambiar el billete para pagarle.
Ella, una mujer robusta de piel oscura, arrugada, con 62 años de edad, nueve hijos y con el mayor registro de ventas en la playa, cuenta que a los extranjeros los embruja un

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.