Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2007/10/20 00:00

Cuando la universidad hace empresa

Las universidades antioqueñas, las empresas y el Estado unen esfuerzos para formar profesionales con capacidad para innovar y contribuir al desarrollo de la región.

La sede de investigación de la Universidad de Antioquia, claustro que también le apuesta al desarrollo empresarial.

Del laboratorio de ingeniería de procesos de la Universidad Eafit brotó una innovadora propuesta científica. Victoria Santamaría, Jenny y Elizabeth Londoño se pusieron la bata blanca para demostrar que desde los laboratorios universitarios también nacen empresas. Ellas, tres emprendedoras de Medellín, crearon Progalu BT, un producto que se extrae de un hongo llamado Ganoderma Lucidum, el cual fortalece el sistema inmunológico de las personas, es decir, aumenta sus defensas.
Esta novedosa idea de investigación que une universidad y sector productivo ha dejado en alto el nombre de los colombianos en el nivel internacional, y da fe de su gen para la ‘iniciativa criolla’. En mayo de 2007 estas emprendedoras recibieron, entre 776 empresas, el premio Talent and Innovation Competition of the Americas, por tener la idea de negocio más novedosa y competitiva del continente.
Entre los finalistas de este concurso, organizado por Young American Business Trust (Yabt), corporación afiliada a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), 13 eran colombianos, de los cuales cuatro de Medellín. Todos ganadores del concurso Planes de Negocio de Cultura E, estrategia de la Alcaldía de Medellín para masificar la cultura emprendedora.
Desde el año 2000, las universidades empezaron a crear unidades y centros de desarrollo empresarial, con el objetivo de darles a los estudiantes una opción diferente a la de ser empleados, y convertirlos en empresarios. Con la aprobación de la Ley 1014 de 2006, que fomenta la cultura del emprendimiento, el gobierno estipuló crear un vínculo entre los sistemas educativos y productivos mediante la formación en competencias empresariales.
Por esta razón, la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia han implementado estrategias para generar emprendimiento a través de universidades e instituciones de educación superior.
Desde la Gobernación se lideran programas como Antioquia Emprende y el concurso Antójate de Antioquia, que promueven la asociatividad y la creatividad de la región. Y la Alcaldía de Medellín, con el programa Cultura E, promueve actividades de fortalecimiento empresarial y emprendimiento barrial y universitario.
Todas las universidades tienen acceso a estos programas; sin embargo, son independientes a la hora de crear y fortalecer empresas que salen de las aulas de clases. Una de ellas, Progalu, que en la actualidad trabaja con comedores comunitarios, centros de recuperación nutricional, instituciones públicas nacionales y organizaciones internacionales, con el fin de reducir problemas de desnutrición.

La Universidad de Antioquia
El Programa de Gestión Tecnológica y la Alcaldía de Medellín se unen en el Parque del Emprendimiento, un espacio administrado por la Universidad de Antioquia con las puertas abiertas a todos los estudiantes de las universidades de Medellín.
Parque E lidera la cátedras Fórmate, los concursos Planes de negocio y Empresas a partir de resultados de investigación, fortalecimiento de empresas y el Semestre del emprendimiento, conjunto de actividades que se llevan a cabo en el campus del Alma Máter.
La Universidad de Antioquia también es protagonista de los eventos y las alianzas pactados desde Tecnnova con el Comité Universidad-Empresa-Estado que trata de vincular la investigación universitaria y el sector productivo. Además, hace parte del programa Erica, Barcelona activa y la Red Motiva.

La ‘Nacho’ en Medellín
Unempresas es el programa de emprendimiento de la Universidad Nacional, sede Medellín. Esta unidad es reconocida en el nivel nacional por Jóvenes con Empresa, programa del Banco Interamericano de Desarrollo y la Fundación Corona, por tener el método más creativo para la formación de emprendedores.
La ‘Nacho’ cuenta con un módulo de capacitación de 30 horas en las que el estudiante pasa por un proceso de adiestramiento que rompe todos los esquemas. Saltan, hacen ejercicios y llenan sudokus. Al final, los emprendedores pueden identificar sus competencias y habilidades para la creación de nuevas empresas.
Unempresa ha formado cerca de 450 emprendedores con recursos propios y alianzas como las pactadas con el Voluntariado empresarial de Proantioquia y Jóvenes con Empresa.

Universidad Pontificia Bolivariana
Sensibilización, formación, motivación, asesoría, rutas de formación empresarial, creación de empresas y relaciones interinstitucionales hacen parte de las actividades promovidas por el Centro de desarrollo empresarial de la Universidad Pontificia Bolivariana. Todos sus estudiantes de entre primero y quinto semestre deben cursar una cátedra de formación emprendedora y luego, por decisión del alumno, tomar un curso llamado la Ruta de Información Empresarial.

Universidad de Medellín
Su unidad de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial es la que promueve e incentiva la cultura y el fortalecimiento del emprendimiento y el empresarismo entre la comunidad universitaria.Esta universidad cuenta con el apoyo de Jóvenes con empresa, el Ministerio de Comercio y Fondo Emprender.
Además de programas como gestión empresarial y capital semilla, en la de Medellín se incentiva el emprendimiento social, una estrategia para llevar campañas de emprendimiento a las comunas aledañas a su territorio.

Universidad Eafit
El programa de Empresarismo de Eafit permite a los estudiantes descubrir su potencial emprendedor al ofrecerles herramientas para la gestación, la implantación y la operación de empresas generadas desde las aulas de la universidad. Los ejes fundamentales de Empresarismo son la formación a estudiantes para fomentar la creación de empresas productivas y el empresarismo comunitario.

Técnico y tecnólogos
El Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y el Sena son dos instituciones que demuestran que para emprender no es necesario llevar un rótulo universitario.
En el ITM los estudiantes deben pasar por cátedras de emprendimiento y tienen la opción de implementar, en su práctica o trabajo de grado, la creación de su propia empresa.
El Sena, además de contar con Unidades de Emprendimiento Empresarial en el nivel Nacional, creó el Tecnoparque, un espacio que ofrece herramientas de emprendimiento, asesoría y acompañamiento en ideas de negocio tecnológicas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.