Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1993/01/25 00:00

De niña a mujer

Durante 1992 pasó de reina nacional a virreina mundial y se ganó para siempre el corazón de los colombianos.

De niña a mujer

PAOLA TURBAY GOMEZ ESTA POR DErecho propio en la lista de los personajes más importantes del país en 1992. La razón no sólo es haber ostentado el título de la mujer mas linda del país y convertirse en la virreina universalde belleza. Su mérito es el de haber realizado uno de los mejores reinados de los últimos años y demostrar que para ser una buena reina no basta con tener una cara bonita.
En noviembre del año pasado Paola llegó a Cartagena pisando duro. Sabía a lo que iba y lo consiguió. Y no sólo por sus enormes ojos verdes, su piel color canela y sus 90-60-60. Su personalidad, la alegría que irradiaba y el entusiasmo con que se dedicó a las labores que le corresponden a toda soberana, le valieron el cariño de los colombianos.
Paola es hoy la sucesora de Susana Caldas, quien fue considerada la reina de reinas de la última década. Así como Susana logró un lugar en la memoria de los colombianos porque encarnaba a la mujer ideal del momento: la belleza clásica, la joven que soñaba con casarse y organizar un hogar. Y cuando le llegó la hora así lo hizo. Paola representa a la mujer de los 90: moderna, ejecutiva, ambiciosa y sensual.
Pero ante todo Paola es una mujer que sabe lo que quiere. Cuando estaba a punto de graduarse del colegio le propusieron ser candidata, sin embargo no aceptó porque sabía que le faltaba experiencia. Un buen día, cuando ya había hecho algunos pinitos en modelaje, en tono firme le pidió a Juan Martín Caicedo Ferrer entonces alcalde de Bogotá-que la nombrara representante por la capital al Concurso Nacional de Belleza. Estaba decidida y triunfó. Entonces cambió los blue jeans y la cara lavada, que tanto le gustan, por el maquillaje y el ajuar de reina. Sacrificó su vida privada, pero obtuvo lo que tanto quería: fama.
En su año Paola logró también devolverle la imagen del reinado, que había tenido algunos tropiezos antes de su elección. Pero también, siendo la misma joven simpática, alegre, entusiasta, conversadora y sencilla que llegó a Cartagena, consiguió abrir todas las puertas. Además de reina se convirtió en una de las modelos más cotizadas del país y conseguir algunos trabajos en el exterior.
Al terminar su año de reinado, Paola ya no es una niña bonita y consentida. Ahora es una mujer sensual, madura y con ambiciosos
planes para el futuro. Por el momento tiene en mente viajar al exterior para cumplir con algunos contratos publicitarios, pero regresará a mediados de año a concluir su carrera como sicóloga. Su sueño de poder y fama sigue en pie. Quiere convertirse en una importante ejecutiva, y si las cosas se presentan, algun día lanzarse al ruedo de la política.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.