Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1994/03/14 00:00

DECORACION EN LA CONSTRUCCION

DECORACION EN LA CONSTRUCCION



¡MAS QUE UN LUJO!

HAY NOVEDADES DE LA MODERNIdad que no lo son tanto, si se tiene en cuenta que son inventos con buenos siglos de existencia. Es el caso de las tinas de hidromasajes o jacuzzis, de las que los griegos y los romanos sacaron todo el provecho del mundo. Ellos conocían los efectos relajantes y terapéuticos que, además de dejar el cuerpo como nuevo, mejoraba el temperamerrbo hasta de los más neuróticos. La técnica en ese entonces no se diferenciaba demasiado de la que se utiliza en la actualidad: el cuerpo dentro de una tina con agua caliente y la mente en blanco.
Muchos siglos después, a finales del siglo XlX, en una pequeña población belga denominada Spa, algunos interesados en el arte de crear nuevas terapias para alimentar el bienestar físico y mental del ser humano, investigaron cómo en las aguas termales las burbujas creaban sobre el cuerpo un impacto de terapia. Este efecto, sumado al secreto relajante del agua caliente, fue considerado como la nueva táctica de la medicina de ese tiempo.
La terapia también se aplicó en Noruega con la tradición vikinga de la tina de madera y en el Oriente con las conocidas piletas de piedra, losa y mármol.

NACE EL CONCEPTO
En Estados Unidos fue la familia Jacuzzi -de tradición europea- que a raíz del accidente de uno de sus miembros a quien le recomendaron fisioterapia en piscinas y la aplicación de chorros de agua a través de una manguera, la que inició el estudio de un sistema de agua y aire que funcionara dentro de una piscina. Allí nació el concepto de jacuzzi moderno o tina de hidromasaje.
Como todo invento -que consiste básicamente en una motobomba, que a través de inyectores, hace circular y succionar el agua logrando como resultado el benéfico hidromasaje- para su completo desarrollo tiene que pasar por innumerables pruebas que incluyeron tinas de metal, fundiciones de hierro colado porcelanizado, tinas de mármol, la aplicación de la tina de poliestireno y finalmente la que más se usa hoy en día: la tina de fibra de vidrio. Este material fue escogido por su flexibilidad, fácil manejo en la producción, alta resistencia, poco peso, durabilidad, fácil aplicación del color y la posibilidad de realizar la más amplia guma de diseños.

AL ALCANCE DE TODOS
Hasta hace relativamente poco tiempo el concepto de instalar una tina de hidromasajes en el baño de la casa era bastante elitista. Hoy en día se reconoce que los costos no son tan altos y que el público que puede tener acceso a esta comodidad es bastante amplio. "El pensar que una tina común o una de hidromasajes es sólo para los más pudientes es un error. Actualmente el país tiene la tecnología suficiente como para producir sistemas de hidromasajes a muy buenos precios. Sólo es un poco costosa cuando se importa, de lo contrario, si es nacional, el dinero que se paga por un sistema de estos es bastante razonable y la calidad que se puede obtener es muy buena", afirmó a SEMANA Johnny Camero, dueño de American Whirlpool Bath, una importante empresa productora de tinas de hidromasajes.
Es importante recalcar que al momento de escoger, lo mejor es asesorarse correctamente ya que es muy fácil encontrarse con tinas de mala calidad que con los requerimientos menos adecuados no prestan el servicio terapéutico fundamental. Y como esto, además de un lujo, es una opción de salud qué mejor que los profesionales para asegurar que ese momento de relax sea un verdadero placer.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.