Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1996/03/18 00:00

DERRUMBES DE CONCRETO

El presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros Constructores, Silvio Mejía, afirma que en Colombia no hay voluntad para afrontar la actual crisis vial.

DERRUMBES DE CONCRETO

SEMANA: ¿QUE BAlance deja el revolcón en el Ministerio de Obras Públicas y Transporte?
SILVIO MEJIA: Con la creación del Instituto Nacional de Vías se logró una mayor autonomía administrativa, financiera, de control y concertación que la que puede tener un Ministerio y esto ha sido importante para agilizar el desarrollo de las obras públicas. No obstante, el Ministro de Obras tenía un acceso directo a los más altos organismos gubernamentales y ahora se ha perdido un poco ese importante contacto.

SEMANA: ¿Cuál es la función de la Acic?
S.M.: La Asociación Colombiana de Ingenieros Constructores es un gremio que agrupa a las principales empresas de construcción de obras civiles, obras públicas en general y empresas que se orientan hacia la construcción de vivienda y de inmuebles urbanos del país.

SEMANA: Cuando se presentan problemas en materia de ingeniería y construcción en el país, ¿ustedes son consultados por las entidades gubemamentales?
S.M.: No.

SEMANA: ¿A qué atribuye usted la actual crisis que enfrenta el sistema vial del país?
S.M.: Las causas las podemos agrupar en dos grandes bloques. Por un lado, la infraestructura del país es obsoleta porque los puentes y muchos pavimentos fueron diseñados, calculados y construidos hace ya muchos años con factores y cargas de diseño muy diferentes e inferiores a las que actualmente circulan por nuestras carreteras. Eso hace que esas estructuras, al ser sometidas a cargas superiores, se vayan debilitando y terminen por colapsarse. Además, no hay mantenimiento. Y, por otro lado, la red vial ha crecido a un ritmo muy inferior al de la apertura económica. Eso significa que por las mismas carreteras que teníamos hace 15 años, hoy están circulando un volumen de vehículos dos o tres veces superior al de esa época.

SEMANA: ¿Cuál es la entidad encargada de controlar el peso máximo establecido en los puentes y carreteras colombianas?
S.M.: El Instituto Nacional de Vías.

SEMANA:¿cómo se puede lograr un buen mantenimiento y control en las carreteras y puentes?
S.M.: En Colombia no ha existido una verdadera voluntad para ejercer ese control, para instalar las básculas necesarias y, sobre todo, para hacer respetar las exigencias en materia de carga máxima. Se requiere que el gobierno ejerza un control y que se haga respetar. Hay abusos por parte de los transportadores, generalmente auspiciados por los mismos comerciantes y empresarios que buscan disminuir sus fletes y sobrecargan los equipos.

SEMANA:¿LOS contratos por concesión son una alternativa para que realmente se cumpla ese mantenimiento y control?
S.M.: Los contratos por concesión se están utilizando en el país desde hace poco. El gobierno tiene proyectado recuperar muchas de las vías mediante este sistema para llevar a cabo la construcción de las obras más rápido. Así, el Estado asegura el mantenimiento y control de las obras y queda con recursos para utilizarlos en otras obras civiles.

SEMANA: ¿Los ferrocarriles pueden ser una alternativa para aliviar la carga por carretera?
S.M.: Uno de los elementos fundamentales para mejorar la infraestructura vial y el transporte en Colombia es la recuperación y modernización de los ferrocarriles nacionales. El gobierno debe idearse un programa que nos lleve a tener unos ferrocarriles que ségun los adelantos de la técnica. Colombia los ha descuidado mucho y es uno de los medios más económicos y sobre todo más eficientes para transporte de carga. El país y el gobierno deben enfocar sus fuerzas en lograr ese objetivo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.