Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1989/07/24 00:00

DESARROLLO INDUSTRIAL

DESARROLLO INDUSTRIAL

HANS VAN BEINUM:
"NO HAY ALTERNATIVA: HAY QUE IMPLANTAR EL NUEVO PARADIGMA"
SEMANA dialoqó con el científico holandés que está revolucionando las grandes transnacionales al Implantar un nuevo esquema organizacional. El profesor Van Beinum analiza y explica al modelo Ideal para enfrentar la revolución tecnológica que se está dando en el mundo.
SEMANA ¿Por que se refiere al nuevo modelo organizacional como un paradigma?
HAISS VAN BEINUM Al nuevo modelo se le llama paradigma porque está basado en el principio de la abundancia de funciones. Es un modelo novedoso. Revalúa el esquema antiguo de las organizaciones, que se basaba en la abundancia de partes. Todas las organizaciones son sistemas adaptativos: esto significa que deben ser capaces de adaptarse al ambiente para sobrevivir, para ser exitosos.
Con el objeto de adaptarse, la organización debe ser flexible, y para ser flexible tiene que tener o construir abundancia en el sistema. Abundancia de partes o abundancia de funciones. La abundancia de partes significa que se está usando a las personas como objetos, como partes remplazables de una máquina, lo cual implica una política de contratar y despedir. La abundancia de funciones, por el contrario, exige que las personas sean vistas como un recurso que debe desarrollarse. Los trabajos son diseñados de tal forma, que los individuos tienen un amplio rango de responsabilidad y pueden usar y desarrollar sus habilidades. El bloque básico en este tipo de organizaciones es el grupo autodirigido.
Este modelo organizacional tiene las características de un paradigma. Consiste en un conjunto de principios, valores y nociones que forman una estructura lógica que permite relacionarse de una manera consistente con el fenómeno de las organizaciones.
S.: En una época en 16 que se tiende cada día una mayor especialización en las profesiones ¿no resulta contradictorio pensar en darle al trabajador una abundancia de funciones?
H.V.B.: La abundancia de funciones no lleva a una menor especialización en los trabajadores. Me refiero, por supuesto a la genuina especialización y no a la clase de ridícula especialización que uno encuentra en la línea de ensamble. La abundancia de funciones significa que la organización reconoce que la gente tiene múltiples capacidades, que está deseosa y es capaz de aprender y de maneja diferentes responsabilidades. En contraposición, en el esquema antiguo la gente tiene trabajos muy estrechos, los cuales requieren poco nivel de habilidad, la coordinación, el control y la toma de decisiones ocurren siempre desde arriba y, en realidad, no se requiere que la gente piense. La especialización de verdaderas habilidades es un componente lógico del grupo autodirigido: el grupo como totalidad tiene la responsabilidad de un número de trabajos y debe tener las habilidades necesarias para poder relacionarse con aquellos trabajos.

S.: Con el esquema industrial de hoy, el trabajador depende de la máquina. ¿Cómo se pueden liberar las capacidades humanas a través del nuevo paradigma organizacional, conservando los mismos hombres y las mismas máquinas?
H.V.B.: Al diseñar o rediseñar una organización de acuerdo con los principios del nuevo paradigma, se trabaja con los individuos que existen en ella y con sus herramientas. Lo que cambia es la relación entre estos dos elementos (individuos y herramientas) y por consiguiente los trabajos adquieren nuevas calidades. Se entiende que los trabajadores pueden requerir mayor entrenamiento, pero esto no indica que necesariamente se reduzca el personal. Cuando la autonomía local y la autodirección se incrementan, lo que puede pasar es que se necesiten menos supervisores. Eso depende del tipo de organización.

S.: No obstante, es un hecho que en muchos campos de trabajo el hombre ha sido desplazado por la máquina.
¿Cómo resuelve este problema el nuevo paradigma ?
H.V.B.: Realmente el desempleo como resultado de la nueva tecnología es un serio problema. Esto, sin embargo, de alguna forma es independiente de la pregunta "¿cómo diseñar organizaciones efectivas empleando la nueva tecnología?". Porque al tomar la decisión de no usar la tecnologia moderna, con el objeto de asegurar los puestos de trabajo, lo que sucede es que se crean la obsolescencia y la paralización económica, y a la postre el desempleo va a ser mayor.
El problema hay que enfrentarlo con una adecuada política socioeconómica, teniendo en cuenta puntos básicos como la relocalización y el reentrenamiento de los trabajadores.

S.: El nuevo paradigma propone cambiar el tradicional organigrama jerárquico por los grupos autodirigidos. ¿Cómo y quién establece el control en el nuevo esquema?
H.V.B.: El grupo autodirigido tiene, en primer lugar, la responsabilidad de la coordinación interna y el control. Esto no quiere decir que no haya supervisores o gerentes.
Los supervisores son, ante todo, responsables de dirigir la relación entre el grupo y el resto del sistema organizacional. También son responsables de facilitar el proceso de aprendizaje del grupo, con respecto a su propia capacidad de autodirigirse. Entonces, autodirección no significa total autonomía.

S.: ¿En qué países ha sido aplicado el nuevo paradigma organizacional y qué beneficios ha reportado?
H.V.B.: No se puede hablar de un paradigma nacional usado por países. Se trata de un esquema para las organizaciones. Empresas como General Motors, Volvo y Shel 1, entre otras, son abanderadas del proyecto. Pero lo cierto es que asi como hay una tendencia general de las empresas, en todo el planeta, por buscar nuevas formas de organización, por desburocratizarse, por ser cada vez más flexibles y adaptativas, también hay muchos paises que, a nivel estatal, tienen programas nacionales que demuestran su preocupación por la relación entre la nueva tecnología y la efectividad organizacional, como Inglaterra Francia, Escandinavia, Canadá, Holanda, A!emania y Bélgica. Y, por lo pronto, los paises que acelerarán este desarrollo por las políticas e infraestructuras socioeconómicas que ya han asumido son, principalmente, Japón, Suecia y Estados Unidos.

S.: ¿Qué ventajas y qué desventajas hay al partir de una economía en vías de desarrollo --como es el caso de Colombia--para aplicar el paradigma que usted propone?
H.V.B.: No tenemos ninguna alternativa: hay que aprender a usar y a desarrollar el nuevo paradigma, independientemente de qué tan fuertes o qué tan débiles sean las economías. En la clase de mundo en el que vivimos hoy, que es de velocidad y de continuo cambio, yo no veo ninguna ventaja, sino solamente peligros, en usar el antiguo paradigma organizacional .-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.