Sábado, 21 de enero de 2017

| 1993/07/12 00:00

DIA DEL PADRE

DIA DEL PADRE

Sin sudar una gota
LOS VIAJES ESPACIALES LE DIERON AL mundo, además del gran paso, la fórmula para mantener el cuerpo en forma sin necesidad de "sudar la gota gorda". Sucedió hace más de 25 años, cuando los científicos preocupados por los largos meses que pasaban sus astronautas en el espacio sin realizar el menor esfuerzo, se decidieron a crear aparatos especializados que reemplazan el ejercicio diario.
Después la medicina tradicional los adaptó para la recuperación de órganos afectados por accidentes o enfermedades. Los resultados fueron tan positivos que en la década de los 80 se decidió introducirlos en el campo de la estética y se le dio a esta práctica un nombre específico: gimnasia pasiva.
Este tipo de ejercicio, nuevo en el mundo, no es exclusivo de las mujeres, los hombres de todas las edades también pueden beneficiarse de la tecnología aplicada a la estética. Como en ellos el tiempo también deja su huella y con los años los cambios se hacen evidentes, la solución no puede ser mejor. Después de todo, nada más agradable que un padre en forma.
La ventaja de estos aparatos es que pueden utilizarse sin afectar para nada el tiempo de trabajo. Durante el desayuno, al llegar o salir de la oficina, mientras se revisan los papeles importantes o se lee el diario de la mañana... en fin. La gimnasia pasiva está especialmente dedicada a aquellos ejecutivos con muy poco tiempo para ir al gimnasio.
Los aparatos que sustentan esta forma de ejercitarse, imitan los impulsos eléctricos que envía el cerebro al momento de hacer ejercicio. Cada impulso desencadena una actividad muscular permitiendo la contracción y relajación de los mismos. Son corrientes eléctricas de baja frecuencia, que se transmiten directamente a los puntos motores a través de la epidermis por medio de discos flexibles aplicados sobre los músculos. Esto produce un aumento en el catabolismo de los lípidos y favorece la movilización de los depósitos grasos. Su eficacia se basa en que actúa simultáneamente a nivel del tejido célular subcutáneo y del tejido muscular.
Es importante que la frecuencia, la duración y la pausa sean ajustadas de manera individual a la terapia respectiva según el efecto deseado. Algunos equipos, por ejemplo, inician y terminan cada sesión con una corriente de 10 hertz, lo que resulta ideal porque ese es el ritmo normal con que trabaja el cuerpo.
Los efectos son magníficos. Ante todo, el estómago se reduce, con una estimulación activa sobre la faja abdominal, a la vez se ejercitan también los músculos de las piernas, de los brazos, los abdominales y los pectorales. Son sesiones de 20 y 30 minutos al día y durante las cuatro primeras semanas los resultados serán evidentes. ¿Cuántas contracciones recibe, por minuto, el cuerpo en una sesión como esta? Aproximadamente entre 20 y 60. Involucra, además, los músculos posteriores del cuello, realizando un trabajo equivalente al de subir o bajar la cabeza acostado sobre el abdomen. Cuando se tracios, los romboides, los dorsales y los músculos de la masa sacrolumbar. Endereza la espalda y corrige el porte. Es como si se flexionara la espalda hacia adelante hasta tocar la punta de los pies sin flexionar las rodillas o se inclinara el tronco hacia los lados con las piernas separadas y el cuerpo recto. Para el abdomen, estos equipos estimulan los músculos oblicuos y los grandes rectos. Es el ejercicio ideal para reafirmar los tejidos y reducir la cintura. Los resultados serían equivalentes al de las flexiones laterales, las torsiones del tronco, al de levantar las piernas y bajarlas lentamente acostado sobre la espalda o al de levantar simultáneamente las piernas y el tórax hasta tocarse la punta de los dedos de los pies.
En el caso de las piernas, las sesiones buscan ejercitar los cuadriceps, los aductores, los gemelos (internos y externos), los músculos de la cavidad externa de la pierna y los de la bóveda plantar, reemplazando a las flexiones y al trote. Si lo que se quiere es engrosar los brazos, se puede hacer, ya que los pequeñas corrientes eléctricas también pueden ir dirigidas a los deltoides y a los tríceps. Cuando se ejercitan estos músculos se reafirma y desarrolla la zona superior de los bruzos y la espalda.Sin embargo este ejercicio necesita de la uyuda de otra persona, ya que debe separar los brazos del cuerpo, lo que dificulta un poco el control del aparato. A pesar de esto ya no es necesario subirlos y bajarlos lentamente hacia el frente, que es el ejercicio tradicional. Los hombres de hoy también se interesan por aumentar o reducir centímetros y eso es precisamente lo que pueden hacer estos aparatos.
Y para la cara, los distintos distribuidores de estos aparatos tienen la solución ideal: endurecen los músculos faciales en sesiones de 20 minutos o eliminan la papada, tratandose diariamente durante 25 minutos. Pueden acabar con las arrugas finas alrededor de la boca, de las mejillas, de la nariz o de los párpados. Suaviza las patas de gallo, las bolsas bajo los ojos y los pliegues del cuello. Todo esto a la vez que revitalizan y eliminan toxinas. La mayoría de estos aparatos tiene dos contactos manuales laterales revestidos de cromo y lleva en el extremo un contacto resortado retructil de oro. Operan con baterías de nueve voltios.
Incluso hay unos que se basan en la acupuntura oriental. Son aparatos pequeños, que utilizan la tecnología de los "los microchips" de los computadores. En su fabricación intervienen robots con los más altos estándares de control de calidad. El material utilizado en su fabricación es plástico, resistente a los impactos, es casi imposible de romper o desarmar. Cabe anotar que los resultados son mejores si se complementan con una dieta adecuada. Estas maravillas de la ciencia al servicio de la belleza, también pueden ser utilizadas para tratar dolores en las articulaciones de los codos, manos, rodillas y pies. Así como cuando hacen su aparición las molestias en la espalda o las hernias discales. Las jaquecas, la incontinencia y la impotencia.
Además son complemento ideal de todo deporte por su portabilidad y facilidad de uso. Se recomiendan para periodos postlesión y postyeso debido a que actúa sobre la fibra muscular atrofiada, devolviéndole su tonicidad en poco tiempo, incluso se aplica con el yeso puesto. Los brazos y las piernas flácidas y delgadas después de estos traumatismos quedarán en el pasado si se usa esta clase de terapia.
El estrés también se verá aliviado porque puede usarse para electromasajes o electro estimulación. El cansancio del día será borrado, casi que al instante, ejercicio 100 por ciento natural sin ayuda de la voluntad.

Ventajas portátiles
Irlanda, Francia, Estados Unidos y Alemania llevan la batuta en cuanto a la investigación y el diseño de estos equipos. Se caracterizan por ser portátiles, livianos, de fácil uso, y funcionan con pilas -norma- les o alcalinas- o con un adaptador diseñado especialmente para estas unidades.
Los costos son variados, pero se debe reconocer que no son baratos.Sin embargo si se compara con el valor de estos tratamientos en cualquier centro estético especializado, se puede decir que a la larga es una buena inversión. Además no se beneficiaría una sola persona sino toda la familia, hasta amigos y vecinos.
La mayoría tiene un mecanismo de seguridad de encendido que se desconecta automáticamente al momento de retirar los electrodos de la piel, si alguno de los mandos de intensidad queda encendido por descuido o cuando se sobrepasa el nivel. Hay otros que tienen un reloj electrónico que puede ser utilizado para controlar la duración de las sesiones y un indicativo luminoso que informa sobre el pulso del ejercicio.
Casi todos poseen entre cuatro y 10 placas o electrodos, que se colocan en la parte del cuerpo que se desea moldear, reducir o tonificar. Entre más placas, más rápidos son los resultados del tratamiento. Algunas son autoadhesivas, otras traen cremas y geles que facilitan la adhesión al cuerpo. El equipo se complementa con bandas elásticas gruesas y delgadas que sujetan las placas al cuerpo. Todos traen electrodos especiales para Ia cara que son mucho más pequeños.
Muchos de los distribuidores entregan los equipos con las pilas y el adaptador. Incluso hay aIgunos que incluyen además del catálogo, un video de instrucciones y hasta facilitan, con un costo adicional, líneas cosméticas: tónicos, emulsiones, geles, humectantes y exfoliantes, que disuelven las células muertas acumuladas en las capas inferiores de la piel y revitalizan las células vivas. Algunas se deben usar en pequeñas cantidades, con o sin maquillaje. La mayoría de los clientes lo siguen usando con o sin el aparato, sin embargo es mejor utilizarlas paralelamente con el tratamiento, además no se deben usar otros productos, distintos a estos, simultáneamente con el equipo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.