Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/2006 12:00:00 AM

Diamante en bruto

El turismo es uno de los sectores más importantes del departamento, pues ofrece variedad en parajes históricos, como Girón y Barichara, o naturales, como el Cañón del Chicamocha.

La imponencia de la naturaleza del Cañón del Chicamocha y las incontables sensaciones que generan los secretos escondidos en las entrañas de la Cordillera Oriental definieron la vocación de Santander. Sin recorrer mucho, es posible sumergirse en oscuras e impenetrables cavernas, lanzarse sin recelo por los caudalosos ríos o pegarse a las paredes de las montañas milenarias para terminar dejándose llevar por el aire caprichoso en el interior del cañón.

Es la Tierra de Aventura. El sitio donde convergen los deportes de riesgo con bellísimos paisajes y pueblos milenarios.

Pero fue hace 12 años cuando Santander definió su imagen turística como Tierra de Aventura. Las razones fueron la obvia riqueza natural y ambiental, unida a sus recursos culturales, que son variados y diversos.

Tan diversos como el cabro, la pepitoria o hasta la carne oreada que se encuentran sin problema en cualquier rincón de Santander, sumado a la música que tiene festivales tan diversos como sus municipios, o los bocadillos de Vélez, que con la hoja de bijao han logrado ya conquistar el mundo.

O sus artesanías ya reconocidas, herencia de los indígenas guanes, primeros pobladores de estas tierras inhóspitas y rebeldes. En Barichara, donde labran la piedra; en Curití, donde hacen magia con las cabuyas, o en Piedecuesta, donde las hacedoras de tabaco tienen historias de generaciones. Todas estas cosas exploraron los amantes de esta tierra que no ceden en el empeño de mostrarla a los pobladores de todo el mundo.

Todo esto, hoy a la venta en el mundo entero, por cuenta de la promoción de 'Colombia es Pasión'.

Existen numerosos hechos y huellas históricas dignos de recuperar y rememorar que enumera Luis Gustavo Álvarez, decano de la facultad de Turismo en la Universidad Autónoma de Bucaramanga y presidente ejecutivo de Prosantander; de los indígenas guanes, sus artesanías, caminos, organización social, altivez y gastronomía. De ellos nació la tradición de comer las hormigas culonas que necesitaban ante la falta de otros alimentos y que les servían para hacer trueque con los chibchas, a cambio de maíz.

Pero también están los colonizadores que dejaron poblaciones pintorescas, bien diseñadas y muy bien conservadas. Por algo está aquí el pueblito más lindo de Colombia, Barichara, un poblado estacionado en el tiempo, con sus calles empedradas, los tradicionales mercados y paisajes de ensoñación. Pero también están San Gil, Curití, Socorro, Pinchote y Palmas.

Allí se encuentra también el hito histórico y precursor de la Revolución de los Comuneros, que sentó las bases de la equidad en la economía y los impuestos y tuvo episodios tan lamentables y pedagógicos como la traición del Arzobispo-Virrey, acompañado del movimiento radical de mitad de siglo XIX que tuvo como 'laboratorio' a Santander y dejó muy arraigadas las ideas de libertad, libre pensamiento, libertad de educación, separación de Iglesia y Estado.

Es notoria también la inmigración de extranjeros durante el final del siglo XIX, que fomentó el comercio y el empresarismo y que, de la mano de las tesis radicales del libre comercio, dio origen a los intercambios de productos y el establecimiento de industrias como la de hilados y tejidos de San José de Suaita y Bavaria, en el Socorro.

En fin, los recorridos por la historia, por la cultura y por lo indomable de Santander, hacen que el concepto de Tierra de Aventura englobe tanto las posibilidades de desafíos físicos (turismo y deportes de aventura), como los retos a la inteligencia y a la expansión espiritual (historia, cultura), así como el disfrute y la contemplación de la naturaleza (turismo ecológico).

La diversidad de conceptos llevó a que fuera necesario desarrollar nuevos 'productos' que complementaran los naturales y tradicionales y por ello, desde Prosantander se tomó la iniciativa de traer a Colombia el rafting o canotaje. Esa fue la palanca para traer el turismo a la provincia de Guanentá y su acompañante fue el río Fonce, que lleva corrientes suficientes para llamar la atención de los más osados.

Simultáneamente con el canotaje se dio inicio a la espeleología turística o recreativa -visita a las cuevas-, todo como una iniciativa propia.

A esto se agrega un esfuerzo muy importante y destacable como la construcción del Parque Nacional del Chicamocha, que promete ser una verdadera 'ancla' para que los turistas que vienen por carretera a Guanentá y Comuneros sigan hasta Bucaramanga, y los que vengan a esta ciudad se dirijan al sur atraídos por este maravilloso parque temático.

El empuje para el turismo santandereano lo tomó como algo personal el vicepresidente Francisco Santos. Desde la primera reunión de los agentes relacionados con el tema en Santander fue a quien más entusiasmo se le notó. Incluso, en alguno de los foros en que se definían las prioridades del sector, pidió resultados, convocó multinacionales, propuso estrategias.

Pero fue Socorro el que le 'robó el corazón'. En ese municipio donde se fundió la gesta comunera, con sus casas coloniales y tradiciones de antaño, Santos vio una posibilidad de internacionalizar los atractivos santandereanos.

No es sólo por su ubicación mucho más cercana a Bogotá, sino también por su proximidad con toda la provincia guanentina donde se guardan los 'mejores' sitios de aventura del país.

Entonces, se encontró con el Monasterio de Socorro, que hoy está a cargo de la Gobernación y funciona como ancianato. Para Santos, el sitio se puede adecuar como se hizo con el Hotel Santa Clara, en Cartagena, y convertirlo en un hotel dirigido a público exclusivo y turistas internacionales.

Ya los representantes de la cadena Decameron visitaron el lugar, así como algunos constructores que podrían interesarse en el proyecto.

Ahora está en manos de inversionistas privados y mientras tanto, otros hoteles como el Dann Carlton, ubicado en Bucaramanga, y posicionado en el turismo corporativo, esperan que el turismo familiar y de vacaciones logre mayor fuerza en el departamento, para así llenar los espacios que le quedan al hotel.

La expectativa de este hotel es grande, pues sus visitantes les han dado el indicador sobre la nueva mirada que hay hacia la capital y la zona guanentina, así como los muchos visitantes internacionales que han venido a mirar la posibilidad de grandes inversiones.

Aún sin consolidarse el proyecto turístico, ya se ha registrado un aumento mantenido en la ocupación. Hoy la capacidad hotelera de Bucaramanga está ocupada en un promedio de 70 por ciento, mientras que hace cinco años era de apenas de 30 por ciento.

Y es tan llamativa la región, que los presentadores del programa Sport Travel, del canal ESPN, le harán la 'prueba' al turismo de aventura de Santander.

Durante tres días, gracias a la gestión de Proexport, estarán aquí los argentinos que visitarán las cuevas más importantes, harán saltos en parapente, practicarán canotaje por el río Suárez, escalarán montañas, y cualquier otra actividad que les permita enfrentar el peligro.

Y, por supuesto, comerán hormigas culonas.

Esta visita obedece al programa de Proexport que como otra de sus estrategias está promoviendo el turismo. ¿Por qué? Porque son también exportaciones.

Iván Fernando Mustafá, director de Proexport, explicó que existe compromiso por internacionalizar la oferta turística santandereana, pero ello no es paso que se de un día para otro.

"Aún la gente no está preparada para recibir los turistas y es necesario, como se hace con cualquier producto, definir el público al que se dirige, y garantizar la calidad del servicio".

Y por ello se definió el paquete de Santander como Turismo de Aventura, dirigido a jóvenes del mundo que se sorprendan con lo que van a encontrar aquí.

El objetivo es uno: Incrementar turistas, aumentar el tiempo de estada y mejorar el servicio. Todo, con un paquete completo, con seguros de vida, garantías de seguridad en la práctica de los deportes, una cadena de restaurantes adecuada y una atención óptima.

Hoy se ven debilidades porque el paquete está aún muy segmentado, pero esa es la tarea, y todos tienen puesta la camiseta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.