Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2003 12:00:00 AM

Eduardo Lara

El rescate del honor

Después de una década de no participar en un mundial de fútbol sub-17, Eduardo Lara hizo de nuevo posible este sueño para Colombia. Lo más notable es que el regreso de la selección fue con categoría al ocupar el cuarto lugar y al estar cerca de llegar a la final con buen fútbol. El campeonato de Finlandia también fue una buena prueba para que Lara demostrara que era un técnico ganador, comprometido con un proceso y ante todo honesto con el país. De la misma manera que aceptó cuando su equipo había jugado mal, estuvo sobrio al celebrar la goleada de 9-0 contra el local del certamen, que además se registró como la mayor en la historia del fútbol colombiano.

Este vallecaucano, de 42 años, entiende como nadie las exigencias del fútbol juvenil y su repercusión en las selecciones definitivas. Sabe que su trabajo no sólo consiste en lo táctico sino también en explicarles a sus jugadores que el vestirse con la camiseta colombiana es un compromiso con el país, con sus familias, con sus amigos y con ellos mismos.

Lara, junto con Reinaldo Rueda, quien por estos días está escribiendo una de las páginas más gloriosas en el Mundial de sub-20 de Emiratos Arabes por lo que aún su historia no está dicha, le devolvieron a Colombia este año la ilusión de saber que Colombia tiene un joven presente para un futuro sólido en el fútbol mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.