Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/20/2007 12:00:00 AM

Educación ambiental, la prioridad

A pesar de que Antioquia es uno de los tesoros ambientales del país gracias a su biodiversidad, las políticas ecológicas apenas comienzan a desarrollarse.

El panorama del medio ambiente está nublado. Aunque la biodiversidad es uno de los orgullos de Antioquia, el cuidado y recuperación de ésta muestra muchas deficiencias en su uso y aprovechamiento.
Carlos Mario Idárraga Montoya, director del Departamento Administrativo del Medio Ambiente –Dama–, dice que la riqueza de Antioquia “está en peligro y si no se aplican medidas para su cuidado, harán del departamento una tierra árida en poco tiempo”.
Los problemas del medio ambiente en Antioquia están relacionados, no sólo con la falta de educación, sino con otras problemáticas departamentales que lo afectan. Las que más repercuten son la pobreza y la miseria en algunos municipios. Entes gubernamentales y corporaciones autónomas, como Corpourabá, Cornare y Corantioquia, coinciden en la importancia que tiene abordar el tema ambiental de manera integral.

Reto 1: el equilibrio de los ecosistemas
La tala indiscriminada de bosques y la explotación ilegal de los recursos naturales son las principales causas de la desaparición del ecosistema. Por eso corporaciones como Cornaré, que tiene jurisdicción en 26 municipios del oriente antioqueño, trabaja en el aprovechamiento de los recursos de 32 áreas especiales, que son zonas delimitadas para la protección. Allí, por medio del programa de sostenibilidad ambiental, ejecuta políticas, planes, programas y proyectos de salvaguardia.
Por su parte en el Urabá antioqueño, uno de los pocos santuarios de biodiversidad que quedan en el planeta, hay siete áreas protegidas de las 85 áreas que tiene Antioquia. En esta zona hay tres Parques Nacionales Naturales, uno de ellos el Parque Los Katíos en el que se protege una ciénaga, un área pantanosa y un bosque primario. Esta es una de las reservas naturales más importantes del país.
El reto, según las administraciones gubernamentales y ambientales, es aprovechar todos los recursos naturales que brinda la amplia biodiversidad del departamento. De las fuentes de agua, de los bosques tropicales y de las selvas húmedas se busca hacer recursos renovables y efectivos para el desarrollo humano de las poblaciones.

Reto 2: sin residuos sólidos
Carlos Mario Idárraga, director del Dama, asegura que es posible disminuir considerablemente el uso y la necesidad de los rellenos sanitarios, trabajo complejo por la dificultad que existe para educar a todos los habitantes en la separación y el manejo de los residuos.
Pero la tarea puede no ser sencilla. Una bacteria sería la encargada de evitar que los residuos orgánicos se descompongan, y así evitar que otros problemas ambientales se agudicen, como los olores y las plagas. La bacteria, que es un producto comercial, ya está siendo producida en Chigorodó. El Dama comenzará un proceso piloto en Puerto Nare para educar a sus habitantes en el manejo integral de los residuos sólidos.

Reto 3: agua natural para todos
En los últimos años, los bosques que protegen los nacimientos de agua en el Urabá y el Bajo Cauca, las zonas que más dificultades presentan con el abastecimiento, han sido arrasados para darle paso a la coca. El reto es volver a convertir esta zona en fuente hídrica natural.
Las fuentes de agua, según el Dama, han empezado a agotarse, pero aun queda recurso hídrico para cuidar. Sólo en el oriente, en la zona de embalses, se produce el 30 por ciento de hidroenergía para todo el territorio colombiano, y desde la zona de páramos llegan al río Magdalena 430 metros cúbicos por segundo, lo que alivia la carga contaminante de uno de los caudales más importantes del país.
Las tareas para la conservación de este recurso no renovable son principalmente, la descontaminación, la protección de cuencas y el tratamiento de aguas residuales. En Medellín por ejemplo, se ha descontaminado el 50 por ciento de las quebradas. Este proceso, que aunque no son aguas cristalinas, han perdido los contaminantes físicos y químicos.

Reto 4: sin comercio de fauna
Una especie de fauna silvestre, como un oso perezoso, puede costar alrededor de 650.000 pesos en el mercado negro. El tráfico de animales, una práctica indiscriminada que en el departamento es uno de los problemas que hoy enfrenta la biodiversidad antioqueña.
El Departamento Administrativo del Medio Ambiente (Dama), con el apoyo de la Policía ambiental, intenta controlar este flagelo, aunque desde la perspectiva del ente “la problemática es difícil de controlar y la única esperanza que le queda a este territorio para conservar sus especies animales, es que los habitantes entiendan la importancia que ellas tienen para el equilibrio natural”.
La Corporación Autónoma Corantioquia, por su parte, ha concentrado grandes esfuerzos en la protección de la fauna silvestre en el centro del departamento, pues a pesar de las dificultades para ejercer control sobre este mercado, parte de la solución está en la investigación y la zoocría de estas especies mediante prácticas de domesticación con fines científicos, comerciales o industriales.

reto 5: cultura ambiental y equidad
El reto más grande al que hoy se enfrenta el departamento de Antioquia es la educación ambiental. La implementación de técnicas como el silvopastoreo, con el que los ganaderos están comenzando a entender que su ganado da mejores resultados si está a la sombra de un árbol y de esta manera aumenta sus ingresos, ya avanza en Bajo Cauca y Urabá.
Sin embargo, la labor educativa es dispendiosa. Esta se dificulta con la existencia de problemas tan graves como la explosión demográfica y la pobreza extrema. En municipios como Vigía del Fuerte y Murindó, donde el 99 por ciento de la población tiene las necesidades básicas insatisfechas, el medio ambiente está en un segundo plano. La tierra, los bosques, los ríos sólo representan para ellos la posibilidad de asentamiento y alimentación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.