Domingo, 22 de enero de 2017

| 1995/08/28 00:00

EJECUTIVOS DE HOY

EJECUTIVOS DE HOY



LA CLAVE DEL EXITO
Ser gerente ya no consiste simplemente en decidir y mandar.

EL GERENTE PREPOtente que se 'escondía' en su inmensa oficina ubicada en el último piso del edificio de la compañía a impartir órdenes ya pasó a la historia. Hoy por hoy los administradores no pueden basar su control empresarial en mantener a sus empleados callados a punta de gritos y amenazas. Ahora los jefes son más accesibles para sus trabajadores y están siempre dispuestos a recibir propuestas de todo su personal.
Fue en la década de los 80 cuando, según Luis Ernesto Romero, profesor del departamento de desarrollo gerencial de la Universidad de los Andes, se presentó un cambio drástico en esta actividad. El jefe dejó de ser visto como una autoridad autocrática. Los empleados se dieron cuenta de que poseen el derecho y la capacidad para participar en la toma de decisiones y el presidente de la empresa llegó a la conclusión de que lo mejor es trabajar en equipo.
Jorge Botero, profesor de alta gerencia de la Universidad de los Andes, explicó cómo antes los modelos de mando eran muy autoritarios. Todo se establecía de arriba hacia abajo, lo único importante para un jefe era aprovechar al máximo los recursos disponibles para lograr utilidades económicas a corto plazo. Ahora, agrega Romero, la visión rutinaria de cada día comienza a pasar a un segundo plano. Actualmente el éxito está en formularse estrategias que logren alcances a largo plazo.
En su investigación El perfil del gerente actual: los retos de la formación gerencial, Romero enfatiza el hecho de que actualmente el secreto está en la innovación constante de la empresa para mejorar su productividad. Botero asegura que hace varios años un gerente podía manejar igual durante 25 años una empresa. Hoy eso combió, pues el mundo se transforma rápidamente y el éxito está en lograr que la estructura de la organización sea lo suficientemente flexible para ajustarse a las transformaciones.
Ya no se habla de una gerencia centralizada en la que las decisiones son tomadas únicamente por el jefe. Hoy los 'de arriba' deben saber delegar. Los gerentes confiar en su equipo de trabajo y no menospreciar las capacidades de sus empleados.
Tomando en cuenta todo lo anterior, en los 90 las cosas cambiaron. Ahora prima el comportamiento más que el conocimiento gerencial. Pero eso no significa que un gerente no deba estudiar, pues un buen 'capitán' debe tener capacidades y habilidades especiales para ser un líder de grupo. Para Romero, se trata de un liderazgo participativo: ser más orientador que jefe. No se trata de dar órdenes sino de crear las condiciones necesarias para que el equipo de trabajo sea capaz de actuar por sí solo.
Es importante tener un conocimiento amplio del contexto en el cual se maneja la compoñía. Por ello hoy las empresas más que buscar especialistas que saben sólo de un campo prefieren gerentes que tengan un mayor conocimiento en todas las áreas. Además los gerentes deben tener la capacidad para negociar con sus interlocutores y saber manejar muy bien cualquier tipo de relación interpersonal. Ya no pueden dirigirse los empleados a través del miedo. 'El aquí mando yo' pasó a la historia. Al respecto Botero considera que "un empleado temeroso es un trabajador que no se siente capaz de proporcionar nuevas ideas y mucho menos rendir en su trabajo".
Ya no estamos en la época en que era sólo el jefe el que pensaba. Ahora lo más importante tiene que ver con la capacidad de pensar que tengan los empleados. De acuerdo con Romero, "la gerencia hoy consiste en orientar y educar al personal más que en ordenar y mandar".
Con el fin de conocer cual es la clave del éxito de los gerentes de alto nivel, SEMANA entrevistó a seis importantes ejecutivos colombianos para que revelaran sus secretos.

AMPARO ARAUJO
Vicepresidenta administrativa del IFI
"Es la experiencia la que le da a uno la seguridad a la hora de tomar decisiones"
Desde muy joven Amparo Araújo siempre soñó con llegar a tener el suficiente poder de decisión para ejecutar con éxito sus planes. El tiempo pasó y el sueño se le cumplió. A sus 36 años ocupa la vicepresidencia del Instituto de Fomento Industrial -IFI-.
Para llegar a este cargo ha tenido un largo recorrido que le permitió acumular mucha experiencia. Ha trabajado en entidades como la Superintendencia Bancaria, la Federación Nacional de Cafeteros, la Asociación Nacional de Industriales, e igualmente fue directora administrativa y financiera de la campaña presidencial de Humberto de la Calle.
Para Amparo Araújo la gerencia moderna se basa en la capacidad de tomar decisiones de forma ágil y efectiva. Lo anterior sólo es posible tejiendo la información oportuna. "Esto quiere decirque hay que estar muy informado de lo que está ocurriendo tanto dentro como fuera de la organización". Además la experiencia laboral es fundamental. "No cabe la menor duda de que es la experiencia la que le da a uno la seguridad a la hora de tomar decisiones".


PETER H. BURROWES
Presidente de Comcel
"El éxito de una empresa no es el éxito del gerente sino de todo el equipo de trabajo"
Después de ser gerente general de Industrias Parker, Peter Burrowes aceptó el reto más grande de su vida: dirigir una empresa de telefonía celular. Cuando Comcel comenzó a funcionar eran sólo 10 empleados. Hoy, un año después, esta organización cuenta con 427 trabajadores y con más de 45.000 usuarios. "Yo siempre quise dirigir una empresa grande que me impusiera grandes retos. Con Comcel tengo la oportunidad no sólo de vender el producto del momento sino al mismo tiempo de competir con uno de los grupos económicos más poderosos del país".
Peter Burrowes considera que lo más importante de cualquier empresa es la contratación del personal adecuado. "El éxito de una empresa no es el éxito del gerente sino de todo el equipo de trabajo". En ese sentido la capacitación de los empleados juega un papel primordial. Es muy importante trazarse metas y objetivos claros que sean entendidos y aceptados por todo el personal.
Peter Burrowes trabaja 14 horas diarias pero siempre trata de dedicarle tiempo a sus tres hijos y a su esposa. El es un acelerado por naturaleza: "Me encanta andar a mil por hora, por eso yo creo que no podría bajar el ritmo de trabajo a ocho horas".

GILBERTO GOMEZ
Presidente de Bancafé
"Soy algo así como un director de orquesta"
No es nada común que un sacerdote termine siendo presidente de una de las entidades financieras más importantes del país. Ese es el caso de Gilberto Gómez Arango, quien después de 25 años de jesuita decidió dedicarse a la vida de laico y luego de desempeñarse en varios cargos importantes terminó siendo el presidente de Bancafé. Desde que Gilberto Gómez era sacerdote tuvo la ambición de sacar un doctorado en una universidad de primera. Su sueño se hizo realidad cuando, después de obtener títulos en teología, filosofía y letras, terminó un PhD en economía en Inglaterra.
Actualmente Gilberto Gómez maneja una entidad con 6.700 empleados y 290 sucursales en todo el país. El tiene la convicción de que el recurso humano es lo más importante de una empresa. "Un buen jefe debe saber delegar funciones, y para esto debe contratar a la mejor gente. Mis segundos, que es el personal más cercano que tengo, poseen toda mi confianza; en ellos delego prácticamente todo. Soy algo así como un director de orquesta". Sumado a lo anterior, Gilberto Gómez considera que un gerente debe poseer un gran sentido común y no ser indeciso para poder tomar decisiones de alto riesgo de manera ágil y acertada.

ROBERT L. TANZOLA
Presidente de Colmotores
"Un gerente debe ser ambicioso y aventurero"
Si hay un hijo de la General Motors -GM- es Robert Tanzola. Este hombre de 52 años comenzó a trabajar en este gigante de la industria automotriz desde hace 32 años. Robert Tanzola nació en Estados Unidos pero ha vivido en Venezuela, Corea, Singapur, Indonesia, Filipinas, Inglaterra, México y Brasil. En todos esos países ha sido funcionario de la GM. El es el claro ejemplo de que 'el que persevera alcanza', pues comenzó trabajando para la compañía como mensajero en los veranos de sus estudios universitarios. Desde hace año y medio Robert Tanzola llegó a la presidencia de Colmotores y piensa que un gerente debe ser ambicioso y aventurero. Además considera que la clave del éxito está en trabajar en equipo. "El líder debe demostrar que él no es otra cosa más que otro componente del equipo. Ya no se trata de la época del jefe dictador". Para Robert Tanzola es importante estar cerca de los empleados. "El gerente no puede estar encerrado todo el día en su oficina, debe recorrer la empresa y escuchar a todo el personal".

FEDERICO SALAZAR MEJIA
Gerente General de Cusezar
"La clave del éxito consiste en mezclar la tecnología y la ciencia con el pragmatismo"
Nació en Bogotá hace 41 años pero lleva en sus venas sangre de negociante paisa. Se trata de Federico Salazar Mejía, quien durante 15 años ha sido gerente general de una de las empresas constructoras mas importantes del país: Cusezar. Bachiller del Gimnasio Campestre, ingeniero civil de la Universidad de los Andes y máster en administración del Wharton School de la Universidad de Pensilvania, es hoy uno de los ejecutivos de gran éxito en Colombia.
Cuando tenía 26 años fue nombrado vicepresidente adjunto para América Latina del Bank Of América de Panamá, en donde permaneció tres años, y en 1980 pasó a manejar la empresa que en la actualidad posee un récord de 1.200 viviendas construidas por año. Las claves del éxito a través de las cuales él llegó a posesionarse en el lugar en que se encuentra son: trazar objetivos a corto, mediano y largo plazo, trabajar siempre con base en principios éticos, compromiso con el cliente, mezclar la tecnología y la ciencia con el pragmatismo, delegar funciones y colocar hora de inicio y fin a cualquier tipo de reunión. Para Federico Salazar una de las claves del buen gerente está en el manejo del tiempo "cantidad nunca es sinónimo de calidad".

JULIAN SALDARRIAGA
Gerente de Compaq Computer de Colombia
"A través de la constancia y la apertura a nuevas ideas es como se llega a la cima"
Un joven pero comprometido ejecutivo es el actual gerente de Compaq Computer de Colombia. Se trata de Julián Saldarriaga, paisa, quien después de haber terminado ingeniería industrial hizo un máster en sistemas en la Universidad del estado de Nueva York en 1975. Su carrera ha sido rápida pero a paso seguro. Fue uno de los fundadores de la carrera de ingeniería y sistemas en la Universidad Eafit en Medellín, director de sistemas de información y docente en la misma;luego en Unysis ocupó los cargos de director de ventas en Medellín, gerente sucursal de gobierno en Bogotá,gerente de sucursal de la dirección comercial de Unysis en Bogotá, gerente de mercadeo y ventas en la capital y director para América Latina del sector financiero de Unysis en la Florida .
En 1993 regresó a Colombia a ocupar el cargo de gerente de la empresa líder en el mercado de los computadores en el país, Compaq. Para llegar a la cima del éxito su fórmula consistió en creer en sus capacidades, dar soluciones practicas a problemas grandes y estar abierto a ideas y planteamientos nuevos, es decir, una apertura total a cualquier tipo de información o recomendación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.