Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/09/24 00:00

El anfitrión

Juan Carlos Zapata es el líder de los colombianos que llegan a Estados Unidos en busca de un mejor futuro.

El anfitrión

Hace 23 años Juan Carlos Zapata se fue a vivir a Estados Unidos con su familia cuando trasladaron a su papá. Allí estudió secundaria y finanzas internacionales en la Universidad de la Florida. Luego su familia se devolvió a Colombia y él se quedó.

Cuando tomó esa decisión no sabía que el destino lo iba a convertir en la versión terrenal de un ángel de la guarda para la mayoría de los colombianos que entran por ese estado a Estados Unidos.

A los 25 años ‘El Paisa’, como lo llaman allá, se dio cuenta de que no había conocido a ningún compatriota en la Florida aunque sabía que muchos vivían allí. Entonces decidió que si los colombianos no lo encontraban él se encargaría de buscarlos y congregarlos como lo habían hecho hace años los cubanos.

La rentabilidad que le dejaba un negocio de pescado y otro de fabricación de muebles le permitió crear hace siete años la organización Colombian American Service Association (Casa). Lo que nunca se imaginó este paisa de 33 años fue que la entidad que fundó para orientar a los colombianos que andaban despistados en Miami se convertiría en cuestión de años en el grupo más importante de esta comunidad latina en Estados Unidos.

El primer año Zapata atendió los requerimientos de 600 familias. En lo que va corrido de 2001 Casa ha ayudado a por lo menos 10.000 colombianos de todas las condiciones sociales y económicas, legales o ilegales. Para todos hay algún alivio. A quienes tienen sus papeles en regla pero no tienen recursos o están sin trabajo, Casa los pone en contacto con distintas agencias para que les den subsidios. Si el problema es de violencia doméstica los ayuda a irse de la casa. A los ilegales, mientras intentan resolverles sus problemas con inmigración, les consigue mercados y atención. A los profesionales les informa sobre oportunidades de trabajo y para los que están bien acomodados los invita a respaldar leyes que favorezcan a los hispanos o simplemente los motiva para que hagan algo por la comunidad.

Los colombianos se han convertido en una fuerza importante dentro de Estados Unidos. Numéricamente superan a muchos otros grupos latinos y están mejor calificados. En los últimos años han llegado a Estados Unidos profesionales preparados, con más recursos y con un alto grado de conciencia política. Zapata, que conoce a la perfección el tejemaneje de la política estadounidense, ha aprovechado esta nueva ola de inmigrantes para movilizarlos en procura de lograr que las autoridades de ese país favorezcan a los colombianos.

Sin duda ha tenido resultados positivos. En 1998, por ejemplo, se aprobaban sólo el 12 por ciento de los casos de solicitud de asilo político de colombianos en ese país. Este año se han aprobado el 65 por ciento de los casos gracias al cabildeo hecho ante el Congreso. Son acciones esperanzadoras como todas las que ha emprendido ‘El Paisa’ para lograr que sus compatriotas cuando lleguen a Estados Unidos se sientan como en casa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.