Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/05/21 00:00

El cibercontrato social

El gobierno examina alternativas para virtualizar su relación con los colombianos.

El cibercontrato social

¿Podran algun día los colombianos por fin pagar los impuestos, hacer trámites, poner quejas al Estado y contratar con él a través de Internet? ¿Hasta dónde se ha avanzado en esta materia en nuestro país? Desde la aparición de la Agenda de Conectividad, en febrero del año pasado, el gobierno ha puesto en marcha una política de virtualización paulatina de la gestión pública que la mayoría de los ciudadanos todavía desconoce. El presidente Andrés Pastrana piensa que “el gobierno debe ser un usuario modelo” de Internet y fijó hace poco algunas metas ambiciosas al respecto. En la directiva 02 ordenó que el 31 de diciembre de 2001 todas las entidades públicas tengan página en Internet y ofrezcan servicios y trámites en línea a los ciudadanos y el 30 de junio de 2002 habrá contratación en línea en estas mismas entidades

El increíble volumen de transacciones entre el Estado y la gente —pago de impuestos, servicios públicos, seguridad social etc.— hace que, como en cualquier otro negocio, valga la pena pensar en transacciones por Internet. Adicionalmente los ciudadanos hacen una sorprendente cantidad de trámites que pueden canalizarse a través de la red.

El primer balance oficial sobre el desempeño del programa Gobierno en Línea, la estrategia para hacer realidad lo anterior, arroja cifras alentadoras aunque, por supuesto, todavía insuficientes. Al momento de ponerse en marcha el 56 por ciento de las entidades públicas colombianas tenía página en Internet pero sólo el 5 por ciento de estas ofrecía información realmente útil para los ciudadanos. Por útil se entiende que el ciudadano pueda hacer algo con ella, además de saber el nombre del ministro o la dirección de la sede. Hoy, luego de siete meses de ejecución del programa, el número de entidades con página en Internet es del 66 por ciento y su calidad fue calificada por los evaluadores como media y alta para el 78 por ciento de ellas. Todavía queda un 22 por ciento de instituciones estatales que carecen de presencia en Internet si la tienen no sirve para nada según el documento.

El principal sitio web del gobierno, el portal Gobierno en Línea (www.gobiernoenlinea.gov.co), que pretende ser el punto de acceso integrado a todas las páginas de las diferentes entidades públicas, alcanzó el promedio de 19.000 visitas semanales desde su lanzamiento en agosto del año pasado.

El avance es considerable si se compara con las cifras de hace apenas unos meses, pero insuficiente si se tiene en cuenta que Colombia es considerado el cuarto mercado potencial de Internet en América Latina. Entre las razones para que sólo unos pocos colombianos hayan entrado en la onda del cibercontacto con el Estado se menciona que apenas algo más de 600.000 de ellos tienen acceso a Internet y la pequeña cantidad de computadores que hay en el país, 34 por cada 1.000 habitantes, según cifras oficiales.

Los esfuerzos del gobierno para revertir esta situación se concentran alrededor de la Agenda de Conectividad, o “el salto a Internet”, como prefiere llamarlo la asesora presidencial Claudia de Francisco, encargada de esta iniciativa. La Agenda se propuso la masificación del uso de las tecnologías de la información y con ello el aumento de la competitividad del sector productivo y su modernización. Los primeros frutos que los colombianos reciben de este programa son la tarifa plana para acceso a Internet y el programa de computadores para la educacion.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.