Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1985 12:00:00 AM

EL COMUNICADO Y LAS EXIGENCIAS DEL M-19

EL MOVIMIENTO 19 DE ABRIL, M-19, ENJUICIA AL GOBIERNO DE BELISARIO BETANCUR EN OPERACION "ANTONIO NARIÑO POR LOS DERECHOS DEL HOMBRE" .
Bogotá. La compañía IVAN MARINO OSPINA del Movimiento 19 de Abril, M-19, ocupó hoy a las 11:30 de la mañana, las instalaciones del Palacio de Justicia en una acción destinada a convocar a la Nación para que enjuicie al gobierno del presidente Belisario Betancur por su incumplimiento de las promesas de paz y por su traición a los acuerdos suscritos hace un año en Hobo, Corinto y Medellín.
Con la operación "ANTONIO NARIÑO POR LOS DERECHOS DEL HOMBRE", comandada por Luis Otero Cifuentes, miembro del Comando Superior, la organización insurgente exige la publicación de un manifiesto por todos los medios de prensa del país, así como de las actas de verificación, los acuerdos de paz suscritos con el gobierno, una demanda a la Corte Suprema de Justicia, y los acuerdos de monitoria que comprometen a Colombia con el Fondo Monetario Internacional.
En el documento cuyo texto íntegro reproduce a continuación OIGA HERMANO, se exige además la apertura de una hora radial a la población para que exponga sus necesidades más urgentes y denuncie los incumplimientos gubernamentales.
OPERACION ANTONIO NARIÑO POR LOS DERECHOS DEL HOMBRE
Patriotas: Desde la Honorable Corte Suprema de Justicia, convertida por fuerza de la historia en escenario de un juicio excepcional, el Movimiento 19 de Abril, M-19, convoca a los colombianos todos a dar el paso que corresponde ahora en el proceso de una paz con justicia social.
Es falso que la paz haya fracasado en Colombia. Han fracasado estruendosamente los sectores y personas que han querido reducirla al tamaño de sus mezquinos intereses, pero la paz sigue teniendo la dimensión de la Patria, la grandeza de la aspiración de los pueblos. La paz es hoy una marcha irreversible, alta bandera en las manos seguras y firmes de un pueblo que ha sellado con su propia sangre, el compromiso supremo de imponerla y defenderla sin miramiento distinto al interés nacional.
La oligarquía pretendió con gestos de paz y hechos de guerra, confundir a la Nación y desarmar al pueblo. Usó todos sus criminales recursos: la intimidación, la calumnia, el atentado personalj los cercos de aniquilamiento, la amenaza a los familiares de los combatientes, el secuestro, la tortura, la represión a la pacífica protesta, mintió en todas sus promesas y violó todos sus acuerdos, pero pese a todo no pudo derrotarnos.
El camino de la paz se despeja hoy con el heroismo de nuestro pueblo, la decisión de nuestras armas y la contundencia de nuestras victorias; y es desde esta búsqueda victoriosa, en la razón que la asiste y en las armas que la defienden, que convocamos al juzgamiento público de unas minorias apatridas que han hecho fraude a los anhelos de paz y traicionado las exigencias de progreso de justicia social de la Nación entera. Porque fue ante la faz del país y en nombre y representación de un sentimiento mayoritario, que los movimientos armados firmamos unos acuerdos que cimentaran una nueva convivencia entre los colombianos con el entonces Jefe de Estado, el señor Belisario Betancur.
La violación de los acuerdos de Tregua y Diálogo Nacional, se constituye así, no en ofensas contra el M-19 o el EPL, sino en delitos contra la esperanza de una patria democrática, afrentas contra un pueblo que aceptó el reto de buscar por las vias de la confrontación pacífica, los caminos urgentes y justas reformas. Son estas mayorías traicionadas en sus intereses y burladas en sus aspiraciones, las que estamos saliendo al paso a las maniobras, a los intentos y manipulaciones, de quienes aún creen posible burlar impunemente los compromisos, y malversar de nuevo la credibilidad pública. Por eso esta convocatoria es para que acudan a ella las mayorías nacionales en su condición de parte lesionada y en su autoridad de demandante: las familias campesinas los obreros, los empresarios, los estudiantes, los profesores, los jueces de la República, los escritores, los artistas, los deportistas, los pensionados, los colombianos todos que no hemos renunciado a pelear por una vida digna; a todos los que hemos sido ultra jados y ofendidos por este gobierno, para que unamos nuestras voces y esta acusación tenga la fuerza y la grandeza de una Colombia puesta de pie en la decisión de realizar sus sueños.
Que los moradores de los barrios humildes, los marginados de los servicios públicos, los destechados sin cuota inicial, hagan de este juicio su altavoz para gritar su testimonio de abandono y desgobierno. Que las madres todas expresen su repudio a una clase dirigente y soberbia, y a unos altos mandos militares asesinos que lanzan a sus soldados a la guerra y los abandonan en la derrota.
Que la patria por la voz adolorida de las madres, sea perentoria acusación a unas oligarquías insensibles frente a una patria que se desangra en sus hijos. Que los periodistas contribuyan a recoger y difundir estas demandas para que la verdad se constituya en pilar fundamental de la paz. Porque derrotar la mentira es también derrotar la guerra. Que ningún colombiano honesto se quede al margen de este juicio, y que este juicio tenga la altura, la fuerza y la grandeza de un acto de nuevo gobierno. Y para que todos tengamos los elementos de ilustración y las pruebas pertinentes, exigimos: Primero: Que en los periódicos citados: El Tiempo, El Espectador y El Siglo de Bogotá, El Colombiano y El Mundo de Medellín, El Pueblo y El País de Cali, Vanguardia Liberal, de Cundinamarca, Diario del Caribe y El Heraldo de Barranquilla, y La Patria de Manizales, el gobierno haga públicos los documentos que aparecen a continuación, en el orden, sitio y tamaño aquí especificados. Primer día: La publicación de esta proclama y del texto de los acuerdos firmados en Hobo, Corinto y Medellín el 24 de agosto de 1984 entre el gobierno y el M-19 y el EPL, ocupando una página entera en la primera sección.
Segundo día: La publicación de la demanda armada que el M-19, en nombre de la Nación, ha formulado ante la Corte Suprema de Justicia en la primera sección y dentro del tamaño de la letra habitual-que cada periódico usa para las noticias de interés nacional.
Tercer día: La publicación de las notas de la Comisión de Verificación en la primera sección, con la fuente habitual para noticias de importancia nacional y con encabezamiento en primera página a tres columnas.
Cuarto día: La publicación de los acuerdos de monitoria con el FMI, firmados por el actual gobierno en abril de 1985, en sitio y tamaño de letras iguales a los de las actas de la Comisión de Verificación.
Segundo: La divulgación, por dos cadenas radiales de cubrimiento nacional dentro del espacio de sus noticieros nacionales, de esta proclama en su texto exacto y completo, durante los cuatro días en que se realicen las publicaciones exigidas en el punto anterior.
Tercero: La creación de un espacio radial diario, de duración de una hora, en tiempo de clasificación A, usando una cadena radial de cubrimiento nacional para que los colombianos todos, a través de nuestras organizaciones gremiales, civicas, deportivas, sindicales, comunitarias, planteemos la respuesta a estas dos preguntas: a). ¿Cuál es su exigencia más apremiante? y b). ¿Este gobierno le ha cumplido?
Cuarto. La presencia en este tribunal, del presidente Belisario Betancur, o de su delegado, para que responda de manera clara e inmediata a cada una de las acusaciones contra el actual gobierno.
Señores magistrados de la Honorable Corte Suprema de Justicia: Creemos oportuno que aqui y ahora, se decida si los colombianos vamos a seguir permitiendo que se siga entregando nuestro país a pedazos, pues se han entregado considerables porciones de nuestro suelo. Se entregan a manos llenas nuestros recursos naturales, petróleo, carbón, oro, niquel, platino, fauna y flora. Se entrega la órbita geoestacionaria,-se entregan clandestinamente nuestros niños, se entregan nuestros cerebros con su fuga, y por si todo ello fuera poco, mediante un impopular y escandaloso tratado de extradición, se entrega nuestra juridicidad. La más reciente y novedosa de las entregas, que es golpe mortal contra la soberania nacional, centenares de compatriotas nuestros están seriamente amenazados, no sólo por la legislación de paises extraños, sino por la manifiesta animadversión de algunos de ellos, como es el caso concreto de los Estados Unidos de Norteamérica.
Señores Magistrados: tienen ustedes la gran oportunidad de presidir de cara al país, en su condición de gran reserva moral de la República, un juicio memorable, el que ha de decidir si esos principios universales por los que luchó y padeció Antonio Nariño en la centuria pasada, empiezan por fin a tener vigencia en nuestra patria. Porque ningún colombiano está dispuesto a soportar un siglo más de ignominia bajo el imperio de los intereses oligárquicos.
Patriotas, por la voluntad de quien debe ejercer la soberania nacional que es el pueblo, todos los miembros del Movimiento 19 de Abril, nuestros hombres, nuestras armas, nos comprometemos a acatar y respetar el fallo que emita la Nación. De todos depende que nunca más se impongan los intereses mezquinos de las minorías oligárquicas a los muy sagrados de la colombianidad honesta y digna.
Patriotas, hoy por fin el futuro está en nuestras manos.
Por el Movimiento 19 de Abril
ESTADO MAYOR DE LA COMPAÑIA "IVAN MARINO OSPINA" EN LA OPERACION "ANTONIO NARIÑO POR LOS DERECHOS DEL HOMBRE".
LUIS OTERO
ANDRES ALMARALES
ALFONSO JACQUIN
ARIEL SANCHEZ
GUILLERMO ELVECIO RUIZ
JOSE DOMINGO GOMEZ
Bogotá, octubre de 1985 . --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.