Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/1997 12:00:00 AM

EL CRUCERO REAL


Desde la cubierta del enorme crucero hombres con rasgos de otras tierras observaban a las mujeres en bermudas y camiseta blanca que corrian de un lado para otro. Detras de ellas, como un enjambre de abejas, camarografos y fotografos no perdian detalle alguno de cada una de las 23 candidatas.
Llegaron al puerto sin avisar. Entre el tumulto de gente que se aglomero a su paso ellas bailaban, desfilaban y posaban al ritmo de las las luces de las camaras.
Los trabajadores del puerto las estaban esperando en las grandes bodegas repletas de mercancia llegada de todos los lugares del mundo. Las recibieron con impermeables, sombrillas y trozos de papel ensopados en los que quedaron plasmados los garabatos reales como un testimonio de que alli, en medio de pesadas gruas, hombres de overol y manos asperas, habia estado un manojo de mujeres que se disputaban el titulo de la mas bella de Colombia.
Despues cumplieron uno de sus sueños: abordar esos enormes cruceros parecidos a hoteles de cinco estrellas que todos los dias navegan por las aguas del Caribe. Subieron en fila india por las diminutas escaleras y solo se volvio a saber de ellas cuando se asomaron en la cubierta en señal de que estaban a punto de zarpar. Pero la voz de la chaperona las hizo regresar a la realidad y de nuevo partieron para su cuartel en el Centro de Convenciones con el fin de seguir ensayando el baile de coronacion. _
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?