Jueves, 19 de enero de 2017

| 1997/11/10 00:00

EL DESARROLLO SOSTENIDO DE COLOMBIA

EL DESARROLLO SOSTENIDO DE COLOMBIA

Cuando una institución financiera como el Banco Santander anuncia que ha decidido invertir en Colombia, pueden surgir preguntas sobre los motivos que le han llevado a invertir en un país que atraviesa actualmente por unas circunstancias difíciles. Nuestra experiencia, en este sentido, ha sido muy positiva. No tenemos constancia de que inversores o analistas hayan realizado comentarios negativos a nuestra inversión en cuanto al riesgo potencial que supone invertir hoy en día en Colombia, sino todo lo contrario. Es claro que cualquier inversión directa trae consigo una serie de riesgos, en ocasiones imponderables, que el inversor debe intentar analizar y valorar. El inversor extranjero analiza la realidad económica tomando en cuenta numerosas variables, desde los índices comúnmente utilizados, hasta los aspectos más subjetivos que reflejan la idiosincrasia de una nación. En el caso del Grupo Santander, nuestra experiencia internacional obtenida a través de una fuerte presencia en gran número de mercados, todos ellos con sus propias complejidades y problemas, hace que nuestra percepción sobre un país en concreto, en este caso Colombia, sea vista a través de un prisma más amplio. Por otro lado, nuestra presencia en Colombia ya venía de atrás, gracias a nuestra actividad como banco de negocios, por lo que estábamos totalmente familiarizados con el país y su situación económica.La actual situación económica por la que atraviesa Colombia la vemos como una fase más de su trayectoria de sostenible _y por muchos envidiable_ estabilidad económica durante los últimos 50 años, período en el que ha logrado posicionarse como el país con la mejor administración macroeconómica de América Latina. No es en absoluto despreciable el hecho de que Colombia es un país 'Investment Grade', que lo coloca en posiciones de gran ventaja para acceder a los mercados internacionales de capitales. A nuestro juicio, Colombia ha logrado construir en los últimos años un estamento intelectual y académico serio y una cultura empresarial moderna que, sin duda, han contribuido a la creación de una sólida cultura económica en la sociedad colombiana. El éxito de las recientes privatizaciones en el sector eléctrico que han atraído a importantes inversores extranjeros es una muestra de la gran confianza que, no solo las instituciones financieras como el Grupo Santander tienen en el país, sino otros inversores industriales con una importante presencia en la región.El Grupo Santander considera que la situación actual del crecimiento económico forma parte de los grandes ciclos del desarrollo de las sociedades a los que ningún país del mundo, ni siquiera Estados Unidos o España, pueden escapar. Lo que sí representa una necesidad incuestionable para que estos ciclos económicos tengan el menor efecto negativo posible en la sociedad en su conjunto, es la existencia de una base estructural administrativa, productiva y de servicios sólida. Esta solidez es la que se llevará a un manejo con destreza, prudencia y sensatez, de la presente coyuntura económica recesiva. Creemos que es este el mayor activo del que goza Colombia hoy en día y que le otorga un alto grado de credibilidad internacional para dirigirse hacia un ciclo de recuperación económica en el menor período posible. El Grupo Santander ve con optimismo al sector financiero colombiano. Sus instituciones son sólidas, gozan de altos índices de capitalización, poseen carteras de crédito razonablemente sanas y cuentan con una vigilancia gubernamental reconocidamente eficaz. En la actualidad, se están produciendo cambios importantes en la forma de hacer banca en Colombia. Esta etapa es similar a la que se produjo en España hace 10 años. Teníamos un sector bancario en proceso acelerado de reconversión tecnológica y organizacional y especialmente enfocado en desarrollar aquellos productos y servicios que mejor satisfacían las necesidades de sus clientes. El Banco Santander ya vivió este proceso en España y está dispuesto a vivirlo de nuevo en beneficio de sus clientes en Colombia, aportando su experiencia pasada.Como mercado y como nación, Colombia ocupa un lugar preponderante para el Grupo Santander. Constituye la cuarta mayor economía del continente latino. Este nivel de desarrollo nos obliga, y con gran gusto lo haremos, a tener una cada vez más activa presencia en este país. Estamos dispuestos a ser los catalizadores del cambio y de la evolución del sistema financiero colombiano aportando no solamente nuestra experiencia pasada en otros países, sino también nuestra sólida tradición de banqueros para poder servir mejor a todos nuestros clientes colombianos. nAna Patricia Botín es presidenta de Santander Investment y consejera-directora general del Banco Santander, de España. Economista de Harvard, esta ejecutiva fue la encargada de negociar la compra del Banco Comercial Antioqueño al Grupo Santo Domingo. Es hija de Emilio Botin, uno de los hombres más ricos de España.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.