Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2011 12:00:00 AM

El dilema de cubrir más

En Colombia, la tasa de cobertura en educación superior va en aumento, pero sigue siendo inferior al promedio de América Latina. La meta es alcanzar el 50 por ciento.

La educación superior en el país dio muestra de positivos avances durante la primera década de este siglo. Entre 2000 y 2010, la tasa de cobertura pasó de 13,8 a 37 por ciento, acompañada de otros indicadores que van para arriba. Aun así, sigue siendo inferior al promedio de América Latina, que es de 38 por ciento, y a la de países como Uruguay (65 por ciento), Chile (55 por ciento), Panamá (45 por ciento) y Ecuador (43 por ciento).

Y ese no es el único pero. Carlos Mario Lopera, director del Observatorio de la Universidad Colombiana, asegura que estas cifras son un mito en el país: "El Ministerio de Educación infló los números desde 2002, cuando incluyó las cifras del Sena, que es educación para el trabajo y no propiamente educación superior".

La ministra de Educación, María Fernanda Campo, aclara que este dinamismo responde al aumento de la demanda porque hay más bachilleres y a las políticas de ampliación de la cobertura de las instituciones de educación superior a través de programas a distancia, convenios de extensión e incorporación de las TIC.

Y más vale que los números sean acordes con la realidad, pues según el Plan Nacional de Desarrollo, en el campo de la educación están puestas muchas de las esperanzas de desarrollo y bienestar. El reto para 2014 es llegar al 50 por ciento en cobertura, desarrollando políticas como la reforma de la Ley 30, el fortalecimiento de la educación técnica y tecnológica, y el financiamiento de la población pobre para que tenga acceso a la educación superior.

En cuanto a este último punto, el Icetex amplió su oferta de créditos y diversificó las modalidades para hacerlos más flexibles y acompañar con un subsidio semestral a los beneficiarios de créditos que pertenezcan a los niveles 1 y 2 del Sisbén.

Pero parece que la meta está por los cielos, si se tiene en cuenta la realidad nacional. José Fernando Isaza, rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, explica que a los objetivos del gobierno les falta análisis cuantitativo, pues las universidades solo podrán cumplir con una quinta parte de ese propósito, si quieren mantener la calidad.

El panorama más oscuro se presenta en departamentos como Vichada, Vaupés y Putumayo, donde el índice no supera el 10 por ciento, mientras regiones como Antioquia, Nariño, Quindío, Risaralda y Santander se acercan o superan el anhelado 50 por ciento.

Para disminuir la brecha, el Ministerio desarrolló estrategias que buscan cubrir la oferta educativa en zonas distantes. Es el caso de los 164 Centros Regionales de Educación Superior, que benefician a 30.515 estudiantes en 31 departamentos. Y creará 70 nuevos en los próximos tres años. Las instituciones de educación superior también apuntan a la regionalización: 25 de ellas cuentan con sedes en municipios o departamentos diferentes al de su origen.

La pregunta que queda sobre la mesa es si existirá un proyecto profesional y laboral para la cantidad de profesionales anuales que espera tener el país. Según los planes del Ministerio, al finalizar 2011 habrá 139.463 nuevos cupos, el porcentaje de municipios con oferta en educación superará el 65 por ciento y la tasa de cobertura bordeará el 40 por ciento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.