Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/04/24 00:00

El duro del gas

El negocio del gas les cambió la vida a muchas personas. En ese sector Promigás es pionero y se proyecta como protagonista del mercado energético regional.

Promigás ha ido creciendo a toda velocidad. Hoy cuanta con un portafolio de inversiones en 12 empresa y tiene presencia en Perú y Panamá.

Promigás ha sido actor de primera línea en uno de los procesos económicos más interesantes de las últimas dos décadas en el país: la expansión de los servicios de gas domiciliario y vehicular.

En apenas 15 años se han conectado a la red de gasoductos cinco millones de hogares, 300.000 vehículos y muchas industrias; prácticamente la mitad de la población realiza alguna actividad usando este tipo de combustible.

Para Antonio Celia, presidente de Promigás, realmente fue una revolución lo que pasó con esta industria.

La historia de esta compañía ha estado atada, desde el principio, a la del negocio del gas en Colombia. En la costa caribe, su mercado original, construyó la primera red de distribución masiva, que fue la brújula para la posterior expansión en otras regiones del país.

La firma se transformó en los últimos 10 años en un gran emporio que ya tiene el 55 por ciento del mercado de transporte con una red propia de casi 2.200 kilómetros de tubería, y les presta servicio a 2,1 millones de usuarios.

Además, cuenta con un portafolio de inversiones en 12 empresas, entre las que figuran Gases del Caribe, Gases de Occidente, Surtigás y Transmetano, entre otras. Con ellas llega al Eje Cafetero y a la región Occidental. También ha logrado presencia en Perú con la empresa Calidda y en Panamá con la firma Promigás Telecomunicaciones (Promitel). Y son socios mayoritarios de Terpel. "Actualmente somos una compañía de infraestructura energética y seguimos consolidándonos, buscando sinergias en actividades afines", comentó Celia.

La fórmula del éxito en este sector es una mezcla de acción pública y emprendimiento privado. Descubrimientos como los de La Guajira pusieron a disposición del mercado mucho más gas y eso puso a pensar a todos qué hacer para aprovecharlo.

Primero, el gobierno y el Congreso pusieron la semilla definiendo un marco normativo eficiente y unos roles regulatorios y de control muy claros que desempeñan la Creg y la Superservicios.

Por su parte, los agentes privados respondieron a estas medidas e iniciaron un proceso de inversión para extender una red que llevaría gas a muchas zonas del país. Celia recuerda que gracias a la inversión privada, las redes de gas han llegado a poblaciones muy pequeñas de hasta 200 habitantes en lugares remotos. Y eso es una muestra de que los empresarios pueden prestar eficientemente servicios públicos.

En el caso de Promigás, la apuesta tiene un alto componente de inversión extranjera: actualmente Ashmore Energy International (AEI) de Estados Unidos tiene más del 50 por ciento de las acciones de la compañía.

La expansión de Promigás ha sido tan exitosa que gobiernos internacionales y banca multilateral han apoyado la estrategia de aumentar la cobertura. Primero, hace tres años, las autoridades de Holanda donaron un millón de euros para subsidiar la conexión de nuevos clientes. Y hace tres años, el Banco Mundial entregó cinco millones de dólares para que otras 30.000 familias de escasos recursos pudieran tener su acometida de gas en la costa.

Hacia el futuro, el objetivo para la firma es incorporar a 600.000 usuarios nuevos y crecer en otros países como Perú, tratando de exportar la experiencia local.

Hoy el gas está en muchos sectores de la economía nacional y llega a todos los estratos de la población. Por ser mucho más económico que otros energéticos y generar menos problemas, su uso masivo representa evidentes beneficios económicos, sociales y ambientales para cualquier país. Colombia emprendió el camino y Promigás ha sido protagonista de ese proceso que transformó el estilo de vida de millones de usuarios. Una revolución silenciosa y transparente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.