Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/6/1998 12:00:00 AM

EL DURO

Detrás de los últimos cuatro desastres militares está 'Usuriaga', un guerrillero frío, calculador y sanguinario que tiene a raya al Ejército Nacional.

En noviembre de 1992 Milton de Jesús Toncel, alias 'Usuriaga' o 'Joaquín Gómez', recibió la noticia que tanto esperaba: sería ascendido a comandante del Bloque Sur de las Farc, en reemplazo de Jorge Rojas Briceño, el 'Mono Jojoy'. Así se lo hizo saber el secretariado de las Farc, que también reconoció al 'Mono Jojoy' como séptimo miembro del estado mayor y jefe militar de la organización. Hasta entonces, 'Usuriaga' se desempeñaba como comandante del frente 14, que opera en Cartagena del Chairá, y el bajo y medio Caguán, al sur del Caquetá. En adelante, estaría al mando de nueve frentes y dos compañías móviles, es decir, de unos 1.500 hombres armados. En el seno de las Farc la noticia causó gran revuelo. El bloque sur, uno de los más poderosos y efectivos, quedaba en manos de un hombre sin mucha tradición en la guerrilla y desconocedor a fondo del terreno donde tendría que operar.
A Moscú
Milton de Jesús Toncel nació el 18 de mayo de 1947 en la calurosa localidad de Barrancas, en la alta Guajira. De 1,75 metros de estatura, fue el tercero de cinco hermanos, que aún viven al lado de su madre. Como en Barrancas no había centros educativos suficientes, Toncel fue enviado a estudiar primaria en la escuela pública de Maicao y el bachillerato lo hizo en el Instituto Técnico Agrícola de Fonseca, también en La Guajira. Cuando tenía 19 años fue enviado por sus padres a la Universidad de Córdoba, Montería, en la cual estudió ingeniería agropecuaria. Toncel era considerado un buen estudiante y sus compañeros siempre lo veían con un libro bajo el brazo. Sin embargo, en los claustros universitarios no tardó en contagiarse con el virus de la izquierda. Entró en contacto con miembros de la Juventud Comunista (Juco), quienes lo alinearon dentro de las doctrinas más ortodoxas del comunismo soviético. La influencia de sus compañeros llevó al joven Toncel a optar por una beca para estudiar en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú, el principal centro de formación de los revolucionarios comunistas del Tercer Mundo. En enero de 1972, luego de recibir su título en agronomía, viajó a Moscú como becario. Tenía entonces 25 años.SEMANA habló con uno de sus compañeros de estudios de la Lumumba, quien lo recuerda como "un muchacho alegre y mamagallista. No era activista político. Pertenecía al Partido Comunista, pero sólo asistía a las reuniones de la base. También perteneció a la Asociación de Estudiantes Colombianos que funcionaba dentro de la universidad".
Seis años más tarde, en 1978, Toncel regresó a Colombia con el grado de agrónomo y magister en agronomía. Una noticia, dicha a quemarropa cuando descendió del avión que lo llevaba de regreso a Barrancas, cambiaría la vida: su padre había sido asesinado en desarrollo de una vendetta entre familias guajiras. Decidió entonces regresar a la Unión Soviética para hacer un doctorado en la academia Timiriases, también en Moscú. Por razones aún desconocidas, Toncel abandonó las clases y hacia comienzos de los años 80 regresó al país.
A la selva
Orientado por sus amigos de la Juco, Toncel se trasladó directamente a Florencia, Caquetá. Allí se hizo profesor de la Universidad Surcolombiana donde conoció al diputado Iván Márquez, quien por aquella época había dejado la clandestinidad y desarrollaba labores públicas en ese departamento. Fue Márquez quien lo ayudó a ingresar a las filas de la subversión. Toncel abandonó a su familia y se enroló en las Farc como correo entre los frentes del sur del país. Muy pronto los jefes de las Farc le descubrieron dotes de estratega militar, además de una gran capacidad intelectual. El alias de 'Usuriaga', que fue como el país lo conoció cuando el despeje para la liberación de los soldados de Las Delicias, lo adquirió porque esa era la clave que utilizaba para comunicarse por radio con sus superiores. Y el alias de 'Joaquín Gómez' se lo dio el secretariado de la organización para identificarlo claramente. Tiempo después, 'Usuriaga' fue integrado al frente 14 como combatiente, donde demostró capacidad de liderazgo. Hacia 1987 fue designado comandante de ese frente, compuesto por unos 100 hombres. Su meteórico ascenso dentro de la jerarquía de las Farc se produjo en sólo cinco años, cuando la cúpula guerrillera lo llevó a ser el reemplazo, ni más ni menos, que del 'Mono Jojoy'. A partir de ese momento, enero de 1992, 'Usuriaga' se propuso convertir al bloque sur en una verdadera máquina de guerra y muerte. Y a juzgar por los resultados, lo logró. Al mando de 'Usuriaga', las Farc le han propinado al Ejército Nacional los peores golpes de los últimos 45 años. El récord de ataques ejecutados por el bloque sur durante los últimos cinco años deja un balance desolador para las filas oficiales. De acuerdo con registros militares, 'Usuriaga' ha comandado al menos 10 grandes incursiones en Caquetá, Huila, Nariño Putumayo y el norte de Ecuador. El saldo indica que, a manos de este hombre que hoy tiene en su contra cinco órdenes de captura, han muerto 197 militares y otros 85 han resultado heridos. Al mismo tiempo, el bloque sur ha secuestrado a por lo menos 150 miembros de las Fuerzas Armadas, entre ellos los 60 de la base de Las Delicias.
Los golpes más contundentes de 'Usuriaga' y sus hombres han sido la emboscada a un convoy militar en Puerres, Nariño, donde perdieron la vida 33 soldados; el ataque a Las Delicias, donde cayeron 27 militares y 60 fueron secuestrados, y el asalto al cerro Patascoy, donde murieron otros 11 y siguen en su poder 18 soldados. Con semejante récord de violencia, engrosado ahora por el golpe al Ejército en Caguán, no es raro que 'Usuriaga' haya logrado ganar más influencia dentro de las Farc. No por otra razón fue él quien, el día de la entrega de los soldados de Las Delicias, llevó la batuta y leyó el mensaje enviado por 'Tirofijo'. Algunos analistas que conocen la trayectoria de 'Usuriaga', dicen tener elementos suficientes para creer que el poder de este guajiro empieza a generarle problemas internos de liderazgo al 'Mono Jojoy'. Y van más allá. No descartan que en la próxima conferencia nacional las Farc decidan nombrar a 'Usuriaga' como el octavo miembro del secretariado de esa organización.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.