Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2007 12:00:00 AM

El fin de una gestión

Hugo Aguilar está a punto de terminar su período como gobernador de Santander. ¿Cómo queda el departamento? ¿Qué recibirá el nuevo mandatario regional?

A valado por el partido Convergencia Ciudadana, hace cuatro años, este policía retirado ingresó a la política y fue elegido como el mandatario de los santandereanos, luego de haber pasado por la Asamblea del mismo departamento. Administrador de empresas nacido en Suaita, Hugo Aguilar habló con SEMANA sobre los resultados de su gestión, que finaliza el próximo 31 de diciembre, y sobre los retos que puede enfrentar quien ocupe su cargo.

SEMANA: Usted habla de estabilidad. ¿A qué se lo atribuye?
Hugo Aguilar: El equilibrio que ha tenido Santander viene de la parte productiva. Nuestra metodología fue hacer un reordenamiento territorial, enfocamos ocho núcleos en la región de acuerdo con su productividad y su idiosincrasia. Cada provincia se ha fortalecido. Como esos cambios requerían un acto legislativo, lo hicimos desde lo administrativo. Por ejemplo, un habitante de Los Santos tenía que ir hasta Málaga, ocho o nueve horas de viaje, para hacer cualquier diligencia, mientras que a Bucaramanga se gasta 60 minutos. Es darles lógica a las cosas. Por eso ahora, administrativamente, el área metropolitana de Bucaramanga también incluye Lebrija, Rionegro, Santa Bárbara y Los Santos.

SEMANA: ¿Qué es lo que más destaca de Santander en este momento?
H.A.: El turismo. El proyecto turístico más importante de Latinoamérica es el Parque Nacional del Chicamocha, que inicia su segunda fase con la construcción del teleférico, que une el parque con el epicentro turístico de la Mesa de los Santos, y un gran hotel.

SEMANA: ¿Sólo en turismo?
H.A.: Hay otras dos cosas en las que estamos muy fuertes: en el cacao y en la palma de aceite. Santander se proyecta muchísimo como el departamento con mayores cultivos de cacao. El gobierno japonés nos dio 3.200.000 dólares para renovar variedades de cultivos, sobre todo en la zona de Santa Elena del Opón, Landázury, Cimitarra y San Vicente de Chucurí, capital cacaotera del país. Ahora vamos a iniciar la construcción de la procesadora de cacao, una nueva empresa para Santander. Al principio hubo algo de oposición al proyecto, pero nuestro deseo es acabar con la intermediación y sobre todo, que se le dé una estabilidad al precio del cacao, porque los intermediadores lo suben, lo bajan, y eso afecta muchísimo al campesino.

De la palma de aceite depende gran parte de la economía de la región. Tenemos ocho extractoras de las más modernas, y se inicia la construcción de la planta de biodiesel, al lado de la refinería de Ecopetrol en Barrancabermeja.

SEMANA: ¿En qué va la explotación de carbón?
H.A.: Estamos en proceso de pavimentar las vías de San Luis, que se han deteriorado mucho con la extracción del carbón, y ya se abrió la licitación para el ferrocarril, para que este se pueda llevar hasta el puerto de Barrancabermeja y sacar por el río Magdalena. En el corregimiento de El Centro, en Barranca, se acaban de descubrir las que, yo creo, son unas de las minas más grandes de Colombia. Pasan por jurisdicción de El Carmen, de San Vicente y llegan hasta los límites de la serranía de Yariguíes. Puede tener mayor prolongación, pero la serranía es una reserva que no se puede tocar. Tres empresas, una japonesa, una de Estados Unidos y otra canadiense, han venido a mirar para ver cómo empezar la explotación de esas minas.

SEMANA: ¿Cómo están combatiendo los cultivos ilícitos?
H.A.: En julio se fumigó todo lo que había de cultivos ilícitos, pero continúan en unas zonas, son cultivos dispersos, pequeños, donde se está haciendo la erradicación manual. Se identifican con este problema los municipios de Landázury, jurisdicción de Bolívar; El Peñón y Cimitarra, y por la serranía de los Yariguíes tenemos ese problema en el municipio de Santa Elena del Opón.

SEMANA: ¿Cómo está el orden público en esas zonas?
H.A.: Ese es un tema más delicado porque aunque la guerrilla se fue, quedaron elementos en la zona, que ahora son campesinos. Lo mismo con las autodefensas que se desmovilizaron, quedaron elementos en la zona y ellos se han dedicado a los cultivos.

SEMANA: ¿Cuántos desmovilizados ha recibido Bucaramanga?
H.A.: Tenemos más de 6.000 en el área metropolitana. Algunos han entendido, se han dedicado a trabajar correctamente, pero hay otros acostumbrados al dinero fácil, a los que en lugar de trabajar les gustan más los atracos; de todas maneras, la Fuerza Pública está presente. No todo puede ser maravillas, pero ahí vamos, fortaleciéndonos poco a poco.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.