Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/08/11 00:00

El mejor embajador

Los dulces procesados se han convertido en una de las cartas de presentación de Santander ante el mundo.

Los confites santandereanos ya no se consumen sólo en el país. También llegan a Estados Unidos, Costa Rica y el Reino Unido

La  industria del dulce, que nació con el ingenio de los abuelos y que se sigue cultivando con tradición, busca en la asociatividad, la consolidación de nuevas marcas, la exploración de nuevos nichos de mercado y la innovación y el desarrollo tecnológico, alternativas para fortalecerse y convertirse en un motor económico de la zona, a pesar de la fuerte competencia que existe con los productos internacionales.

Con Asoveleños surgió Bocatello, una marca comercial asociativa con la que intentan hacerle frente a esa dura competencia que significan los dulces extranjeros. Asoveleños reúne 130 productoras de bocadillo, con empresas de los municipios de Guavatá, Moniquirá, Barbosa y especialmente Vélez, tierra productora de bocadillo por excelencia. En toda esta región se agrupan 25 empresas productoras y se espera que 40 más se unan.

Según Javier Morales, gestor de este proceso empresarial, los productos más solicitados en el mercado externo son los que se presentan en la tradicional hoja de bijao y caja de madera. "Esto generó que Asoveleños exportara entre mayo de 2006 y 2007 un total de 50.000 dólares, que son 40 toneladas de bocadillo".

Además de la industria del bocadillo, Santander cuenta con otro sector que toma fuerza dentro y fuera del país. Se trata de la industria de dulces procesados, esos que dejaron de llamarse 'dulces de platico' y que hoy son los manjares de la zona.

Los dulces de leche, de arroz, de cidra, de apio, las brevas, las panuchas, las gomas, el arequipe y las obleas se han convertido en los embajadores de la santandereanidad, y en una de las bases de economías locales de municipios como Floridablanca. Aunque todavía no existe una marca asociativa que identifique a todos los productores de dulces nacionales (como pasa, por ejemplo, con el café), naciones como Estados Unidos, Costa Rica, Puerto Rico y en Reino Unido ponen en sus mesas manjares hechos en este departamento del nororiente colombiano. Así, ellos se han convertido en el mejor embajador del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.