Miércoles, 22 de febrero de 2017

| 1984/11/26 00:00

EL MERCADO DE VALORES

Durante más de medio siglo, las Bolsas de Valores han jugado un papel definitivo en la economía nacional

EL MERCADO DE VALORES

BOLSA DE MILLONES
Las Bolsas de Valores surgieron de la complejidad de la economía de las naciones. En esencia, una Bolsa de Valores es una entidad privada que organiza y recoge miles de operaciones comerciales que de otra manera se encontrarían dispersas, o tal vez por falta de información y coordinación nunca se realizarían.
Desde este punto de vista las Bolsas se constituyen en organismos fundamentales para el desarrollo de un país, conectando los sectores productivos con los inversionistas, bajo una mira de beneficio mutuo y social.
La Bolsa es tal vez el mercado más especializado que existe, y por medio del cual se transfieren grandes volúmenes de dinero, que impulsan la economia y hacen posible al ciudadano común o a las empresas grandes o pequeñas participar de sectores productivos mucho más amplios. Las firmas comisionistas, a través de los corredores de Bolsa, actúan como intermediarios entre los inversionistas y las entidades emisoras de papeles, bajo la vigilancia de la Bolsa. Este es el ciclo que permite movilizar un gran flujo de información financiera y que hace posible la transferencia de recursos en el mercado de valores.
Las Bolsas son sociedades anónimas cuyos accionistas son las firmas de corredores inscritas en las mismas.
Realizan una labor fundamental de supervisión, acompañada de la tarea de informar permanentemente tanto a los inversionistas como al público en general sobre el estado del mercado de valores, incluyendo precios de cotización, volumen de negociaciones y otras estadísticas que incluyen en sus boletines diarios y mensuales. Las tres Bolsas existentes en el pais, con sede en las ciudades de Bogotá, Cali y Medellín, se encuentran vigiladas por la Comisión Nacional de Valores, entidad encargada, además, de regular el mercado de valores y dictar disposiciones al respecto.
Hace cincuenta y cinco años se fundó en Colombia la primera Bolsa de Valores en Bogotá, el 23 de noviembre de 1929. Desde entonces, la Bolsa de Bogotá ha marcado la pauta de seriedad y prestigio que ha sido continuada por la Bolsa de Medellín (desde 1961) y la Bolsa de Occidente, creada recientemente.
En sus comienzos, la Bolsa de Bogotá desarrolló una labor fundamental de impulso a la sociedad anónima la cual marcó una pauta decisiva en la evolución de nuestra economía, con el correspondiente desarrollo de grandes empresas, entre las que se pueden destacar las manufactureras. Los cambios de políticas económicas se han visto reflejados en el comportamiento del mercado bursátil de tal manera, que bastaría un recuento de las negociaciones de los distintos papeles año tras año para inferir la base de la estrategia para este campo de los gobiernos de las últimas décadas.
A través de estos años la Bolsa de Bogotá ha logrado especializar sus servicios hasta fundar dos compañías filiales que prestan asesoria en campos complementarios. La Fiduciaria Bursátil S.A.,fundada el 28 de julio de 1982,pertenece en un 94% a la Bolsa de Bogotá y en el 6% restante a los comisionistas de la misma, en partes iguales. Trabaja en conexión con la infraestructura bursátil para prestar asesoría como depositaria de los dineros de empresas y particulares, para manejar sus intereses dentro del mercado de capitales. En cuanto a las empresas, presta servicios fiduciarios actuando como Agente en la administración de las emisiones de documentos de deuda, como Agencia en la promoción de planes de beneficio para los empleados de las mismas, en custodia de valores y en operaciones de venta en firme (underwritin). A los particulares, presta servicios de inversión y fiduciarios. El desarrollo de la Fiduciaria Bursátil ha estado ligado al de papeles como los Certificados Eléctricos Valorizables (de la Financiera Eléctrica Nacional) y los Certificados Cafeteros, de la Federación Nacional de Cafeteros.
Finanbolsa S.A., Compañía de Financiamiento Comercial, es otra empresa filial de la Bolsa de Bogotá, que inició labores en el año 1980. Su trabajo consiste en captar dineros del público a un término mínimo de 90 días, a la tasa vigente en el mercado, y posteriormente colocarlos en diferentes modalidades que cubren: cartera ordinaria de diversas compañías, inversiones voluntarias en CDT, inversiones forzosas en el Banco de la República, colocaciones a corto plazo para comisionistas y empresas y colocaciones en Upac. Son propietarios de Finanbolsa S.A. la Bolsa de Bogotá en un 43.46%, la Fiduciaria Bursátil en un 17.11% y las firmas de corredores inscritas en Bogotá en proporciones iguales para lo restante.
LA BOLSA DE MEDELLIN
Los empresarios de Medellín crearon su Bolsa regional el 19 de enero de 1961. Actualmente está localizada en pleno Parque de Berrío, en el centro de la actividad financiera de la capital antioqueña.
Sus 23 firmas de comisionistas han logrado imprimir una tradición de prestigio a este mercado bursátil, que hoy en día es plenamente reconocido por muchísimas empresas, no solamente de la zona, sino de todo el país.
A través de la Bolsa de Medellín se conecta hoy en dia la actividad económica y financiera de una buena parte de la industria nacional.
LA BOLSA DE OCCIDENTE
Recientemente los caleños decidieron crear una Bolsa líder de las operaciones del mercado de valores de todo el Suroccidente del país. El 7 de marzo de 1983 inició labores con ocho compañías inscritas, y en 19 meses de actividad ha realizado ya una labor representativa dentro de la economía de la región recibiendo un decidido apoyo de empresas e inversionistas.
Durante los primeros nueve meses del presente año las negociaciones en esta plaza aumentaron en un 88.12% en valores constantes, con respecto al mismo período del año anterior, alcanzando un volumen de transacciones por 8.838 millones de pesos.
La información financiera especializada que la Bolsa de Occidente suministra a las empresas e inversionistas de la región, ha sido de vital importancia para el desarrollo económico de la zona desde su creación.
¿PARA QUE INVERTIR EN BOLSA?
¿Cuáles son realmente las ventajas de invertir a través de Bolsa cuando en el mercado existen otras alternativas de rentabilidad similar? Existen tres razones que los corredores de Bolsa señalan como fundamentales para preferir este tipo de inversión.
Una de las razones más poderosas es sin duda la seguridad que brindan todos los papeles inscritos en Bolsa, ya que para ser admitidos son sometidos a un cuidadoso estudio bajo la vigilancia de la Comisión Nacional de Valores, pevio cumplimiento de una serie de requisitos que en últimas tienen como objetivo final defender al inversionista.
Tanto las sociedades inscritas en Bolsa, como los papeles mismos, son objeto de rigurosas investigaciones.
Para las primeras con referencia a su capital, respaldo y volumen de activos y para los segundos en cuanto a sus características de emisión, para velar que realmente respondan a una necesidad de la entidad emisora, de manera que ésta pueda estar en capacidad de responder a las expectativas de rendimiento ofrecidas a los inversionistas.
Otra de las razones importantes para escoger la inversión a través de Bolsa la constituye el hecho de que todos los papeles inscritos pueden "descontarse" antes del vencimiento, es decir, renegociarse en mercado secundario en cualquier momento, cuando el inversionista necesite disponer de liquidez.
En este mercado secundario es donde usualmente el segundo inversionista puede encontrar muy buenas ventajas derivadas de los mecanismos de oferta y demanda del mercado, y por el hecho de que el primer inversionista renuncia a una parte de su ganancia por la oportunidad del dinero líquido.
Finalmente, la rentabilidad que se puede alcanzar a través de las negociaciones--en ocasiones muy superior a la de otras alternativas de ahorro--se señala como una tercera ventaja real comparativa. Debido a que la inversión en papeles inscritos en Bolsa es de carácter individual, en donde el corredor siempre busca para sus clientes la mejor oportunidad y el mejor rendimiento, (tanto para compradores como para vendedores), el inversionista tiene la posibilidad de encontrar alternativas que se adapten a sus necesidades, lo cual resultará más provechoso que acudir a un mercado masivo de ahorradores, sin posibilidades de negociación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.