Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1997/01/06 00:00

EL SOBREVIVIENTE

El Presidente fue el personaje del 96 porque no se cayó.<BR>Pero a pesar de este tiunfo personal no ha podido recuperar la gobernabilidad de un país en crisis.

EL SOBREVIVIENTE


EL HECHO DE QUE ERNESTO SAMPER pase la próxima Navidad en la Casa de Nariño es una hazaña política sin precedentes. Esa misma Navidad la pasarán en la cárcel cuatro personas acusadas de haber montado una conspiración criminal entre su campaña y el cartel de Cali para elegirlo Presidente de Colombia. Las cuatro personas son Fernando Botero, Santiago Medina, Eduardo Mestre y Alberto Giraldo. Los dos primeros, el ex ministro de Defensa y el ex tesorero de la campaña, coordinaron la recepción del dinero y ya fueron condenados por la justicia. Los dos segundos, Mestre y Giraldo, han sido identificados como las personas que coordinaron el envío y están a la espera de que la justicia les resuelva su situación jurídica. La posición del Presidente es que todas estas personas delinquieron para ayudarlo a salir elegido sin con sultarlo o informarlo. Es una premisa que desafía la credibilidad. Es por esto que el proceso 8.000 no ha quedado atrás a pesar de que fue archivado en la Cámara.
A favor del Presidente está el hecho de que ninguna de las cuatro personas que están en la cárcel ha logrado demostrar que éste participó directamente en la narcofinanciación de su campaña. Medina, en su confesión original, hizo un relato de como la unica vez que se toco el tema a Ernesto Samper, éste se puso muy nervioso y lo cortó. Ese episodio fue convincente pero no lo suficiente para inculpar al primer mandatario. Posteriormente el ex tesorero ha agregado múltiples testimonios de conversaciones, pero los expertos en el proceso 8.000 sólo le dan credibilidad total a la confesión original, que la consideran la biblia del proceso.
Fernando Botero nunca le ha afirmado a la justicia que sostuvo conversaciones sobre el tema con el entonces candidato Ernesto Samper. En el libro El Presidente que se iba a caer se afirma que Botero lés comentó a los autores que una vez en un carro el Presidente le había dicho que iba a llegar dinero de los hermanos Rodríguez Orejuela. Esta versión, alrededor de un hecho tan grave, es demasiado informal para ser creíble y además nunca fue puesta en conocimiento de la justicia. Eduardo Mestre y Alberto Giraldo, que podrían mejorar su situación jurídica involucrando al Presidente, no lo han hecho.
La conclusión de lo anterior es que sobre el ingreso de ese dinero se habló muy poco durante la campaña. Existen testimonios creíbles de que Santiago Medina y Fernando Botero hablaron mucho sobre el tema. Pero se trataba de un asunto tan delicado que no lo hablaron con nadie más. Los otros tres ministros acusados dentro el proceso 8.000, Horacio Serpa, Rodrigo Pardo y Juan Manuel Turbay esta acusados solamente de encubriniento. Es decir, de haberse enterado después de los hechos pero no de haber participado en los mismos. La negociación con el cartel de Cali nunca fue un tema tratado abiertamente en el seno de la campaña. Fue una decisión secreta. Fernando Botero la coordinó, Santiago Medina la ejecutó, y la lógica indica que Ernesto Samper tenía que saber. Pero la lógica, en este caso, va más allá de las pruebas y eso fue lo que salvó al Presidente de la República.
Ante esta situación indefinida lo conveniente hubiera sido que Ernesto Samper, después de haber sido absuelto por la Cámara, presentara su renuncia. De esta forma, no habría consecuencias penales de ninguna clase pero sí el reconocimiento de que hechos muy graves habían sucedido durante la campaña por los cuales él asumía la responsabilidad política. Lamentablemente no fue así. Las consecuencias de esto es que los daños para el país han sido graves. Seis meses después del proceso en la Cámara Colombia está descuadernada y no ha tornado a la normalidad.
Ernesto Samper seguramente no renunció porque consideró que históricamente su renuncia habría sido interpretada como una aceptación de culpa. Habría dejado una mancha sobre su estirpe, sobre su apellido y sobre sus hijos. Esas consideraciones muchas veces pesan más que otras en decisiones de esa naturaleza. Es apenas humano, aunque sea difícil de entender. El veredicto de la historia es simplista con los caídos y ambiguo con los sobrevivientes. Ernesto Samper, el más grande sobreviviente de la historia política colombiana, así lo entiende. El no le está jugando a pasar a la historia como un gran gobernante. Las circunstancias hicieron eso imposible. Está jugando a pasar a la historia como un presidente que fue víctima de una injusticia. Y para que ese sea el veredicto final tiene que mantenerse en el poder hasta el 7 de agosto de 1998.
Esta decisión ha tenido un costo muy alto para 36 millones de colombianos. Si Ernesto Samper hubiera renunciado el país estaría mejor. Obviamente la situación con la guerrilla o con el narcotráfico o con la corrupción no habría cambiado sustancialmente. Pero la economía y el estado de ánimo de los colombianos sí. En el fondo la economía es sicología. Y la sicología que ha producido el proceso 8.000 en los inversionistas no ha podido ser peor. El ex presidente López Michelsen le atribuye un sn nar ciento al factor sicológico en la desaceleracion de la economia. Está siendo generoso. Puede ser mucho más. La percepción de los empresarios sobre el empeoramiento de la situación sociopolítica del país se ha visto reflejada claramente en el decaimiento de la actividad productiva (ver gráfico).
Según las especialistas, el crecimiento económico de 1996 no será superior al 3 por ciento. Si se descuentan la actividad petrolera y los servicios del gobierno, el crecimiento total de la economía será de sólo 1,8 por ciento, una cifra inferior al aumento de la población, lo que significa un empeoramiento de la situación social del país. El año terminará, además, con la tasa de desempleo más alta que se ha registrado en los ultimos 10 años como la economia colombiana tradicionalmente ha sido muy solida esta situación es más graque por comparación con el pasado y que en terminos absolutos. Pero no es discutible que esta estrechamente relacionada con la crisis politica.
No menos grave que la situación economica es el pesimismo generalizado que ha producido la batalla de Ernesto Samper por su supervivencia politica. La mitad el país cree que un regimen de impunidad se ha adueñado del poder. Que si el presidente despues de lo que se demostro que sucedio en su campaña no se cayo, nadie se va a caer. Esto ha generado una crisis de valores en esos sectores. En una Colombia polarizda, la mitad de los niños estan creciendo con la conviccion de que los malos ganaron.
Ernesto Samper es consiente de estas percepciones pero tiene su propia interpretación de los hechos. El que haya otra mitad que crea lo contrario le permite plantear el argumento al reves: los malos ganarian si el se cae, pues al fin y al cabo nunca se probo su culpabilidad. Si de todas maneras el 50 por ciento de los colombianos iban a quedar frustrados, no tenian por que ser sus partidarios ni acosta de su honra.
Esa firmeza en las convicciones del presidente de la Republica son las que le han granjeado simultaneamente admiración y rechazo. Y las que le han impedido asumir con firmeza las riendas del país. La gobernabilidad palabra muy demoda por estos dias, no se ve aún. No es por falta de tratar. Samper en el fondo no para un solo momento de buscar el retorno del país a la normalidad. Trabaja, estudia, manzanillea, consiente, amenaza, en fin hace todo lo que esta al alcance de un Presidente para tratar de gobernar. Pero siempre se tropieza con un fantasma: el de la desconfianza.
Esta desconfianza se ha traducido en que el país termina el año con una situación muy confusa. En este momento hay dos ministros, el del Interior y el de Comunicaciones sometidos al proceso de moción de censura. Se ha anunciado que otros dos ministros, el de Hacienda, Jose Antonio Ocampo, y el de Minas Rodrigo Villamizar, serán sitados para lo mismo. Todo esto por su puesto tiene un contenido importante de politiqueria tradicional. Los hechos por los cuales son citados los ministros no tienen nada que ver con el proceso 8.000. La oposición no está haciendo nada más que pcscar en río revuelto. Lo que sucéde es que en las aguas turbias de la actual crisis política se puede pescar más que en épocas de normalidad.
Lo mismo está haciendo la guerrilla. El ataque a Las Delicias y el secuestro de los 60 soldados hubiera tenido lugar en cualquier gobierno. Pero la humillación aumenta en la medida en que exista la percepción de que el gobierno es chantajeable y tarde o temprano tiene que ceder. Esa percepción ha sido una de las consecuencias del proceso 8.000.
Y por último está Estados Unidos. Ernesto Samper es objeto de un veto personal por parte de la administración Clinton que ha sido pagado con una pérdida de soberaníanacional. Nadie recuerda una injerencia extranjera en el país como la que se está viviendo en la actualidad. Myles Frechette es tan protagonista de la vida nacional como Horacio Serpa. Nunca un embajador norteamericano había jugado un papel relevante en la vida de los colombianos. De por sí casi nadie sabía en el pasado cómo se llamaban los embajadores de Estados Unidos. Fuera de Diego Asencio, quien se volvió famoso por la toma de la embajada Dominicana por el M- 19, y de Lewis.Tambs a quien se recuerda por haber inventado el término 'narcoguerrilla', los colombianos nunca habían sabido el nombre de los representantes diplomáticos de Estados Unidos. Ahora, gran parte de la actualidad política gira alrededor de satisfacer exigencias arrogantes de el subsecretario de Estado Robert Gelbard y del senador Jesse Helms. Es una humillación que no ha vivido ningún país latinoamericano desde los días de las repúblicas bananeras de los años 50 y 60. Colombia, aún en esos años, había estado por encima de esa categoría.
El balance anterior no deja muy claro por qué el protagonista de toda esa situación es acreedor al título del hombre del año. Como se explicó en la introducción, no fue una decisión a la cual fue fácil llegar. Pero si el criterio para la selección era el del hombre que más incidió durante 1996 en la vida de los colombianos, Ernesto Samper no tenía contendor. Se trata de un hombre muy talentoso que tomó la decisión de anteponer la defensa de su honra a cualquier otra consideración. En términos generales, el resultado fue que ganó sus batallas personales pero no las nacionales. Su primer reto era sobrevivir y lo logró. Su segundo reto será gobernar y para eso sólo tendrá dos años. El primero será 1997 y es ahí donde se medirá si todos los atributos de Ernesto Samper Pizano, que tanto le han servido para defender sus propios intereses también servirán para defender los intereses del pueblo colombiano.

UN AÑO DE ALTIBAJOS
Enero 1
El presidente empieza el año con una imagen favorable cerca del 60 por ciento y absuelto por la comisión de acusación de la Camara.
Enero 11
Jose Santacruz Londoño uno de los jefes del cartel de cali se fuga del pabellon de alta seguridad de la carcel de la Picota.
Enero 15
La senadora liberal Maria Izquierdo reconoce que la tesoreria de la campaña Samper Presidente le dio dinero del Cartel de Cali para la eleccion de 1994.
Enero 22
El ex ministro Fernando Botero decide colaborar con la Justicia y asegura que el presidente Samper si sabia del ingreso de narcodineros a la campaña.
Enero 23
Renuncia el ministro de Salud, Augusto Galan Sarmiento.
Enero 24
Los gremios economicos piden la salida temporal del Presidente. Renuncia el embajador en venenzuela, Francisco posada de la Peña.
Enero 25
Renuncian los ministros de Transporte y Comercio Exterior, Juan Gomez Martinez, y Alfredo Ramos Botero.
Renuncian los embajadores en Holanda, Carlos Gustavo Arrieta, en Nueva Zelanda, Ramiro Valencia Cossio, y en Costa de Marfil, Maria Eugenia Correa.
Enero 26
El General Ricardo Cifuentes, director de la Escuela Militar, renuncia del Ejercito por considerar que el Presidente no merece mi respaldo. Renuncia el Embajador en Cuba, Ricardo Santa Maria. El escrito Gabriel Garcia Marquez le dice al Presidente que se serene porque en su caida parece decidido a arrastar al vicepresidente Humberto de la Calle.
Enero 27
En una reunión en la hacienda de Hatogrande y ante dos de sus ministros y su hermano Daniel el presidente Samper parece inclinado en forma definitiva a dejar el cargo. Pero un corte mensaje de su madre, doña Helena Pizano, en el que le dice que: Si renuncia ahora te arrepentiras toda la vida, lo hace recapacitar y decide dar la pelea.
Enero 30
Samper instala las sesiones extras del Congreso y la mayor parte de los Congresistas lo aplaude durante más de un minuto. Varios de ellos sacan pañuelos blancos. Por primera vez en 10 días el Presidente vuelve a sonreir. Morris Harf es nombrado ministro de Comercio Exterior.
Enero 31
El ex contralor Manuel Francisco Becerra, quien manejo la distribución de dineros de la campaña samperista en el suroccidente del país, es detenido por los delitos de enriquecimiento ilicito y testaferrato.
Febrero 2
Es asesinada Elizabeth Montoya de Sarria, la tristemente celebre Monita retrechera.
Febrero 12
La conferencia Episcopal dice que el Presidente debe tomar una licencia temporal.
Febrero 14
el fiscal alfonso valdivieso denuncia al Presidente Samper ante la comision de acusaciones. Lo acusa de encubrimiento estafa, falsedad, fraude procesal y enriquecimiento ilicito.
Marzo 1
Estados Unidos descertifica a Colombia por sus deficientes resultados en la lucha contra el trafico de drogas.
Marzo 5
La policia localiza en Medellin a Jose Santacruz Londoño, quien muere despues de un tiroteo.
Marzo 15
La Unidad de fiscales ante la corte llama a indagatoria a los Ministros de Relaciones Exteriores, Interior y comunicaciones, Rodrigo Pardo, Horacio Serpa y Juan Manuel Turbay.
Mayo 1
El presidente Samper reconoce que si hay desaceleración economica y admite serias dificultades para cumplir las metas de empleo.
Mayo 21
Un fiscal delegado ante la corte dicta medida de aseguramiento consistente en conminación contra los miembros Pardo, Serpa y Turbay. Ninguno va a la carcel.
Mayo 23
Diez de los 13 miembros de la comisión de acusaciones votan a favor de pedirle a la plenaria de la Camara que absuelve al Presidente por falta de pruebas.
Junio 12
Por 111 votos a favor y 43 en contra la Plenaria de la Camara de Representantes precluye la investigación contra el Presidente de la Republica.
Julio 8
Laboratorios fotograficos de Estados Unidos certifican que, contrario a lo que afirmo el Presidente, si es aut4entica la fotografia en la que aparecen Samper y Elizabeth Montoya.
Julio 10
Empieza el relevo de ministros: Rodrigo Pardo sale de la Cancilleria y en su puesto es nombrado Maria Emma Mejia, ministra de educación. En esta Cartera es designada Olga Duque de Ospina.
Julio 11
El gobierno de Estados Unidos le suspende la visa al presidente Ernesto Samper.
Agosto 1
Un fiscal sin rostro ordena la captura del ex edecan presidencial, el coronel de la Policia German Osorio, por el delito de enriquecimiento ilicito.
Agosto 3
En visita a Francia, Samper se entrevista con el presidente Jacques Chirac.
Septiembre 21
El gobierno de Estados Unidos autoriza el ingreso a ese país del presidente Samper, quien asiste a la asamblea de la ONU en Nueva York.
Octubre 18
El presidente y una extensa comitiva viajan a la Republica Popular de China.
Octubre 21
En una entrevista a la revista cambio 16 el director del El Tiempo Hernando Santos dice que Samper es un buen presidente, lleno de paciencia,digno,honestisimo,que desperto una serie de odios inexplicables. No me explico de donde provienen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.