Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/28/1992 12:00:00 AM

ELEGANCIA Y BELLEZA

EN SU PUNTO
SI USTED ES UNA MUJER TRADICIONAL que goza con la moda pero con las propuestas sencillas a la vez, su problema para vestir en una noche de gala o quizá para un coctel sencillo, está ya resuelto. La diseñadora Marcela Pérez presenta dos lineas muy convencionales pero a la vez modernas para vestir a la mujer de hoy.
Para noche, Pérez imagina a una mujer joven vestida con un estraples en terciopelo negro ajustado al cuerpo cintura muy pegada. La falda es ancha con tul y en encaje guipiure muy fino con bordados.Pero eso no es todo, su linea de noche tambien se ve enriquecida con un modelo bastante seductor: en terciopelo negro, ajustado al cuerpo, con falda arriba de la rodilla y mangas muy pegadas, el vestido resalta la silueta de la mujer de una forma simple y elegante. Las lineas logran percibirse con facilidad y los trazos son muy limpios, de esa manera logra contrarse un modelo muy expresivo y sobrio simultaneamente.
Pérez presenta otra opción, esta vez impregnada de colorido para hacer que las noches de gala contrasten con los tonos del vestido. Una falda negra, larga y en terciopelo a justada al cuerpo combina muy bien con chaquetas escotadas, cortas y ajustadas, tipo torero, elaboradas en terciopelo también y en colores muy encendidos como el verde botella y el vinotinto. Estos tonos en la parte alta del cuerpo logran iluminar y dar expresión al rostro femenino, conservando siempre la clase y el porte. El contraste con el negro permite equilibrar los tonos y hacer del diseño algo sobrio pero a la vez alegre. Una propuesta que la llevan muy bien mujeres latinas cuya piel es tono durazno y se aviva con los colores fuertes y brillantes.
Para noche los accesorios deben ser los precisos y exactos. La simplicidad es la regla general y por lo tanto cada mujer debe saber escoger el toque adecuado para cada ocasión. El principio que se debe aplicar es como dice el refrán "ni mucho que queme al santo ni tan poquito que no lo alumbre". Las cosas deben estar en su punto.
De ahí que la diseñadora proponga para una ocasión muy especial, aretes grandes pero no exagerados. "Debe llevarse algo de un buen tamaño en las orejas y en contraste, un detalle discreto en el cuello", señala Pérez. Y aclara que lo importante es que los accesorios dependen en gran medida de la persona y del vestido.
Los zapatos pueden ser en razo con tacones ni muy altos (resultan incomodos) ni muy bajos (son verdaderamente simplones). El alto preciso según la diseñadora es de siete centimetros.

Uno de los dilemas más grandes para la mujer de hoy es que llevar como abrigo con un vestido de gala. La respuesta de Pérez es sencilla y rápida: si no tiene un abrigo de piel muy elegante, puede usar una capa negra que resulta muy cómoda porque no interfiere con el diseño del vestido.
En muchas ocasiones la capa es más aconsejable que el abrigo .
En resumen y según la diseñadora, para noche se usa el encaje fino y negro, el terciopelo, la combinación de chifón y terciopelo, los brocados, la combinación de dorado y negro, el lame verde botella con tornasol, el color vinotinto, los chaquetones en terciopelo con brocados. Completamente fuera de las pasarelas las lentejuelas.
Para adolescentes de 12 a 14 años de edad, la diseñadora propone vestirlas con un estraples, mangas cortas, con una falda prensada en colores vivos como el fucsia y con tul.
La idea es mostrar un poco esa figura perfecta de los 15 años.
Por último, Marcela propone para un coctel sencillo, el sastre clásico pero en paños italianos o franceses. Con la apertura económica el modelo Channel, por ejemplo, es una alternativa fácil de conseguir muy elegante y clásica. La falda va arriba de la rodilla, los tacones pueden ser entre cinco y siete centimetros de altura, las medias pueden llevarse de colores o si se prefiere supervelada opaca.
Propuestas y alternativas elaboradas especialmente para la mujer joven y moderna, pero que conserva en su interior la tradición y la sencillez. Simplicidad que una vez más se encuentra en los diseños de Marcela Pérez, ese principio que guía la elegancia y el estilo. -

EN LOS PASILLOS DE LA MODA
NO SON POCAS LAS SORPRESAS que se preparan para recibir las fiestas decembrinas. Las abuelas, por ejemplo, alistan sus mejores recetas.
Muchos comienzan a hacer la lista de regalos. Otros, en cambio, se dedican a estudiar los astros para descubrir los secretos del año que llega. Y son muchos los diseñadores que lanzan sus mejores colecciones para vestir con estilo a los amantes de la moda.
La tendencia para fin de año de Cristina L, diseñadora colombiana, tiene nombre propio: La Tutta. Se trata de una colección de enterizos que se define en términos de sensualidad en las formas y suavidad en los cortes. "El objetivo principai de esta colección es descomplicar la moda femenina. No se trata de presentar, un estilo masculino ni agresivo. No se trata de buscar el equilibrio perfecto entre la sencillez y la elegancia", aseguró la diseñadora.
Con base en estos parametros, los enterizos de Cristina L van ceñidos al cuerpo en la parte superior, mientras las botas del pantalón son totalmente anchas y con mucho vuelo. Se crea, entonces, un fuerte contraste.
Para la diseñadora un detalle que no se puede quedar entre el tintero son los escotes. En ellos está la cuota de erotismo, sin excesos, que deben llevar los mejores representantes de la moda especial para las mujeres de hoy.
"Para los escotes no hay límites ", afirmó. Por eso, nunca faltan en las prendas de fin de año, y se han convertido en una herramienta fundamental cuando de innovar en diseño se trata. En cuanto a materiales se refiere, Cristina L se indina por las sedas y los chifones y, en algunos casos, los paños.

CREACION Y ESTILO
Pero aqu+ no terminan los elementos básicos de la colección de Cristina L. Para ella, las colores son definitivamente fundamentales para dar vida a cada una de las prendas. "Para las noches de gala de fin de año, la preferencia por el negro es evidente. El liderazgo que ha al canzado este color en los últimos años es sorprendente. Y aunque se trata de cambiar la dirección cromática de las tendencias, es casi imposible borrar de la lista al caballero negro", dijo la diseñadora. No obstante, los colores fuertes y agresivos también se encuentran en los diseños de la coleción de fin de año que preparó Cristina L para los amantes de la moda. Los estampados, por su parte, se incluyen dentro de las nuevas propuestas de moda. Se trata de un juego de ilusiones ópticas que ha utilizado desde hace más de 10 años para romper los moldes y la rigidez de las formas tradidonales.
Moderna y dinámica, Cristina L sostuvo que, hoy en día, la simpliddad se ha convertido en el arma más eficaz de la mujer moderna.Por eso, advirtió que cuando de elegir accesorios se trata, lo más importante es la calidad y no la cantidad. "Cuando se utilizan muchos accesorios, no cabe duda que todos los ojos se centran en ellos. Y lo que se busca con un buen diseño es que todos los elogios sean para la mujer y no para los detalles que complementan su atuendo ", concluyó.

LOS AÑOS DORADOS
Muchos aseguran que llegar a la adolescencia es algo traumático. Y una de los primeras situaciones que se reconoce es que no se sabe a ciencia cierta si se es adulto o niño. Por eso, no se equivocan quienes aseguran que encontrar un atuendo para un adolescente resulta una tarea bastante complicada.
Cristina L aseguró que lo que en verdad sucede es que en el mercado no existe una gran producción de trajes de gala para adolescentes. Porque, a pesar de que en esta etapa de la vida comienzan las fiestas, los atuendos muy pesados, con mucho diseño y elegantes suelen no ser bien recibidos por los jóvenes de hoy. Pero como toda regla tiene su excepción, la diseñadora propuso una forma para vestir de pies a cabeza a los jóvenes que tienen en su agenda varios compromisos por cumplir.
La primera condición de la diseñadora es que una adolescente puede estar demasiado adornada. De nuevo la simpliddad en todas sus formas. Por eso propuso un vestido tradidonal con sobrefalda. "Los vestidos ceñidos al cuerpo con una sobrefalda como complemento, son las prendas juveniles que mezclan feminidad y dinamismo a los diseños. Se trata de un estilo que no hace ver ni muy grandes ni muy pequeñas a las adolescentes de hoy. Y pienso que esta es la regla de oro cuando de vestir a las nuevas generaciones se trata", dijo la diseñadora.
En cuanto a colores se refiere, Cristina L descartó varios colores de la paleta de la creación. El negro, el morado, y los tonos pastel, por ejemplo. Y propuso el verde, el naranja y, en general, los colores vivos. "Los contrastes de color son muy importantes en las colecciones juveniles, porque son sinónimo de dinamismo, acción y entusiasmo, características bastante evidentes en las nuevas generaciones". Los escotes, por su parte, quedaron descartados de plano. Y advirtió que para complementar los diseños jamás se deben utilizar bordados en cintas ni detalles brillantes. Porque la simplicidad es el principio número uno de la creación especial para gente jóven.
Finalmente, la diseñadora aseguró que el peinado y el maquillaje tienen mucho que ver en este asunto. Según ella, el cabello suelto es el estilo que se impone en los escenarios de la belleza y es perfecto para la gente jóven. Y en cuanto al maquillaje se refiere, en realidad, se debe usar muy poco. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.