Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/28/1992 12:00:00 AM

ELEGANCIA Y BELLEZA

ENTRE RULOS Y TIRONES
TIJERAZO A TIJERAZO COMIENZA A DAR vida a un nuevo look. Todo esta perfectamente planeado, programado, estudiado. La forma de la cara, la personalidad de la mujer, sus facciones y el color de la piel. Entonces, de una mujer sin gracia el estilista saca otra completamente nueva con un look moderno y un aire muy provocativo. Eso tiene partes de ciencia, de arte y de habilidad.
Pero las cosas no son tan fáciles como parecen. Según el estilista Javier Murillo una de las decisiones más dificiles en una mujer es cortarse el cabello. Arriesgarse a cambiar de look es un dilema que lleva mucho tiempo y una decisión que debe tomarse en minutos para no arrepentirse.
La mujer deposita toda su confianza en el estilista como si se tratara de un cirujano en una operación. De ahí la necesidad de que el experto asesore muy bien a su "paciente". A todas las mujeres les sienta bien una cosa y mal otra, no todos los rostros son para pelo corto ni todos para tenerlo largo.
No todas son para cabellos ondulados o lisos, no todas las personalidades resisten determinados cortes de moda y no todos los peinados son para cualquier ocasión.
La asesoria del estilista es indispensable para determinar la conveniencia del look y para insinuar el corte de moda que podría quedar bien. Muchas mujeres se resisten a cortar el cabello por temor a quedar mal o por simple tradición, siempre han llevado el cabello igual y les queda bien, entonces para que cambiar.
Sin embargo, el cambio de look muchas veces es necesario pues un segundo aire para una apariencia que lleva ya muchos años gastada y exacta. Hasta podría resultar una opción atrevida, ágil y muy funcional.
Para Murillo, en la actualidad hay dos estilos predominantes y muy claros. En primer lugar se encuentra el cabello corto que refleja personalidades muy liberadas y activas.
Una alternativa utilizada generalmente por las ejecutivas jóvenes que tienen poco tiempo para invertir en arreglar el cabello. Ellas resuelven romper con la tradición del cabello largo y lanzarse a la piscina de lo atrevido con cortes verdaderamente hermosos.
Quienes llevan este tipo de corte opinan que no se trata de una mujer masculinizada. Por el contrario, llevar el cabello corto es tan femenino o quizá más que el cabello largo. Además permite dejar a la vista un lugar muy sensual: la nuca, y esto resulta tan provocativo como un cabello largo y seductor.
Las ventajas del cabello corto no se detienen allí. Este tipo de look permite que la mujer se vea mucho más joven de lo que es, deja el rostro libre y permite que los ojos resalten más.
Pero lo que definitivamente convence a una mujer para tomar esta decisión, es la funcionalidad del corte. No es más que lavarse la cabeza, secar un poco y quedo. En menos de 10 minutos una mujer de cabello corto tiene su peinado listo y hecho.
Murillo asegura que para equilibrar la limpleza del cabello corto lo más aconsejable es hacer una tintura en tonos rojizo, iluminación o rayitos, pues además de dar un color atractivo, este tipo de aplicaciones logra dar cuerpo.
COMO EVA
No todas las mujeres prefieren el cabello corto. En verdad son muchas las que lo llevan largo y cuidan continuamente de él. Incluso para algunas mujeres el cabello largo es tan funcional como el corto, pues cuentan con una calidad tan agradable que con solo secar al viento ya estan peinadas.
Según Murillo, el cabello largo es muy sensual, puede reflejar en algunas ocasiones que se trata de mujeres dominadas. Se trata de un look muy versátil porque puede llevarse suelto, en mona, en cola de caballo o quizás en trenza.
Hoy en día el cabello largo se usa recto o en capas. El primer corte es muy tradicional y convencional, puede llevarse liso u ondulado como el estilo gitano. Por su parte, el pelo largo en capas rompe con el concepto de lo convencional y permite que la mujer luzca atrevida y moderna. A ello se suma la sensualidad que produce el efecto de movimiento de las capas, razon por la cual las mujeres con este corte siempre lucen provocativas.

LA MOÑAS
El regreso de las moñas se veía venir desde finales de la década de los 80. Durante estos años el retorno de la moda de los 60 era completamente evidente en vestidos, faldas, zapatos, cinturones, camisas y, por su puesto, en los peinados.
Sin embargo, Murillo asegura que hay una adaptación en los 90: las monas son mas simplificadas con menor altura y enredos que en la década del rock, los Beatles, los jeans y la liberación sexual. La moña de hoy es más natural, más tranquila y no es descomunal sino natural.
La característica principal de este tipo de peinados son los mechones sueltos que caen sobre el rostro de las mujeres.
Con esto los estilistas logran romper el mito de que las moñas las hacen ver viejas, pues el look luce muy natural y muy jovial.
Segun Murillo, las moñas estan hechas para cualquier físico, pues el estilista puede jugar con los mechones y la altura de la mona de acuerdo con el rostro y el cuerpo de la persona.
Es muy importante aclarar que este tipo de peinados se usa para noches de gala con trajes verdaderamente elegantes.
Murillo aconseja llevar moña, por ejemplo, con trajes de falda larga para lograr la sobriedad que se merece una fecha especial Pero lo más sorprendente de este tipo de peinados es que pueden elaborarse con pelos largos o incluso con mujeres que llevan su cabello corto. Y toda esta magia se logra gracias a la ayuda de los postizos que estan "in" entre los estilistas nacionales e internacionales.
Tres propuestas con orientaciones muy modernas para que la mujer de hoy luzca siempre atractiva, elegante y juvenil. Siempre conservando ese toque de naturalidad que está tan de moda en esta, la última década del siglo XX -

SOMBRAS DEL 93
PINCEL EN MANO comienza a dibujar. Y como si tuviera óleo en vez de sombras, y lienzo a cambio de piel, se relaja y pinta suavemente y con delicadeza. Todos los pasos están ya dados para lograr un maquillaje perfecto, pero la pasión por pintar es la llave que marca la diferencia en el arte del maquillaje entre los estilistas. Una milenaria tradición presente en todas las culturas del mundo.
Desde siempre el hombre se pintó para las cerernonias sagradas, para la guerra e incluso para el amor. En la actualidad, el maquillaje es campo exclusivo de la vanidad femenina y su uso se ha hecho cada vez más común.
La verdad es que las mujeres de hoy utilizan por lo menos algún cosmético para resaltar su belleza a diario. No obstante, cuando se trata de ocasiones especiales, las cosas cambian y la mayoría asiste a la ayuda de especialistas en la materia: los maquilladores profesionales, aquellas personas con espiritu de artista que enfocaron sus habilidades al campo de la estetica humana Los maquilladores son las personas precisas para asesorar cuando una mujer desea deslumbrar en una reunión.
Pues estan en permanente contacto tanto con las informaciones internacionales de la moda como con las necesidades y los rostros de las mujeres colombianas. Ellos interpretan esa moda y logran adaptarla a la realidad de la belleza nacional.
Con el propósito de explorar las últimas tendencias del maquillaje para 1993, SEMANA consultó la opinión del estilista Javier Murillo, responsable del pasado reinado Nacional de la Belleza de las señoritas Santa Fé de Bogotá (virreina) y Caquetá (primera princesa).

LAS TENDENCIAS
SegTn el especialista, 1993 llegará al mundo del maquillaje cargado de cambios y transformaciones. La primera de ellas son las cejas depiladas.
Desde ahora, la mujer resuelve resaltar su feminidad y se despide de las cejas anchas y muy masculinas de los 80. A pesar de la incomodidad que resulta ser la depilación, la pauta internacional indica que las cejas llegan delgadas y muy altas. Esta propuesta levanta el ojo, resalta la mirada y permite una expresión más limpia.
Las cejas delgadas y altas dejan un mayor campo de acción a los maquilladores, quienes tienen la posibilidad de desarrollar un maquillaje más sensual con una mirada suave a diferencia de la expresión dura de las cejas anchas.
El labial llega en el 93 con tonos muy claros y nacarados, suaves y románticos que ayudan a destacar una expresión muy femenina y a la vez sensual. De ahí que retorne una vez más el delineador de labios para elaborar una boca carnosa y sexy.
Mientras las pestañas postizas regresan de nuevo para destacar la mirada de la mujer femenina, el rush sale del escenario pues únicamente se marca el pómulo con la base o polvos para producir el efecto de piel de porcelana.
La base desaparece de día y se reserva únicamente para la noche. Según Murillo, durante las horas de la mañana sólo se usan los polvos compactos. Todo con la filosofía de elaborar una mujer muy natural en el día y una espectacular en la noche.
Las sombras para el día siguen siendo de colores café o tonos grises. Y en la noche los colores de moda son el azul noche, negro, cobre, cafe y gris humo. Aparece muy interesante y atractiva la combinación del verde musgo con el amarillo. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.