Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/28/1992 12:00:00 AM

ELEGANCIA Y BELLEZA

PASADO POR AGUA
CUENTA LA HISTORIA QUE LA PALABRA champú tiene origen en el vocablo hindi "champoo", que significa algo asi como dar masajes, y, en sentido más amplio, lavar el cabello y el cuero cabelludo con un producto especial. En realidad, el significado sigue vigente, pero las nuevas técnicas de la industria han ampliado el concepto original. Hoy en día los expertos aseguran que el champú ya no se puede considerar tan sólo en un agente limpiador sino, por el contrario, se ha convertido en un complemento especial para el buen cuidado del cabello.
Según los expertos de Wella, el champú cuenta con los elementos suficientes para tratar los problemas capilares como la hipersecreción de la grasa, la caspa y el cabello maltratado o con daños en su estructura. Por eso, los parametros para juzgar un buen champú no son los mismos.
Hoy por hoy, " un champú de optima calidad debe mantener el cabello saludable y embellecerlo, no solo limpiarlo. Debe además proporcionar suavidad, elasticidad, docilidad, cuerpo y brillo al cabello", aseguró un especialista en tratamientos capilares.
Por todo esto, escoger un champú no es una tarea fácil. Pero existen algunos puntos básicos para hacer la elección adecuada. En primer lugar, es importante establecer que el champú debe adaptarse al respectivo estado del cabello y del cuero cabelludo y atacar de inmediato los problemas de grasa, resequedad y caspa, entre muchos otros. Y la mejor manera de hacerlo esta en escoger un champú con fórmula especializada para el problema que se presente.
Otros requisitos indispensables para juzgar la calidad de un champú estan directamente relacionados con la fragancia, el volumen que proporcione al cabello, y la posible ayuda que pueda prestar a la durabilidad del peinado. Y no se necesita ser científico para descubrir estas propiedades en cada uno de los productos. Tan solo basta con prestar atención a las recomendaciones de los especialistas y seguir las instrucciones de aplicación y tratamiento que se especifican de cada producto.
SEMANA consultó la opinión de los especialistas de Wella y ellos establecieron unos puntos básicos para determinar el uso adecuado del champú y que este garantice la suavidad el brillo necesarios para lucir un cabello atractivo y con estilo.

. Antes de lavar el cabello es importante cepillarlo para deshacer los enredos y los apelmazamientos producidos por el uso de lacas y fijadores.
.Para determinar la cantidad de champú en el lavado hay que tener en cuenta los siguientes factores: el largo, la abundancia y el grado de suciedad.
. El champú no debe utilizarse sobre el cabello seco. Y además no debe aplicarse directamente del envase a la cabeza, porque es importante distribuirlo de manera uniforme.
. El masaje debe realizarse en forma circular con ayuda de las yemas de los dedos.
. Un enjuage adecuado con bastante agua garantiza un cabello libre de impurezas o particulas grasosas.
. La útima fase del proceso es el secado. Esta tarea debe realizarse con suavidad, presionando ligeramente la toalla contra el cabello. Frotar con fuerza puede causar daños al cabello maltratado o delicado. -

TOMANDO DEL PELO
NO CABE DUDA QUE LAS RECETAS DE las abuelas para el cuidado del cabello fueron en su momento verdaderas fórmulas científicas. Para ellas, no había ningún problema capilar que no tuviera solución. Muchos aseguran haber visto el milagro de la naturaleza. Otros fueron testigos del hecho, pero en cuero cabelludo ajeno. Y otros simplemente hicieron caso omiso de las advertencias de las abuelas y no pusieron mayor cuidado a sus consejos. Lo cierto es que nadie se atreve a discutir abiertamente sobre los posibles efectos de las recetas de antaño, pero la verdad es que hoy en día son más efectivos los productos capilares modernos.
Según los expertos, la costumbre de enjuagar el cabello con agua y un poco de vinagre para darle brillo, se combinaba con el uso del jabón duro para la limpieza diaria. "Esta receta de antaño era bastante eficaz. El enjuage ácido con vinagre evitaba la formación de una capa gris que reducia el brillo natural del cabello". No obstante, varios estudios han demostrado que el vinagre no proporciona brillo al cabello sino que lo conserva.
Asimismo la receta con aceite de oliva, yema de huevo y jugo de limón también tiene algunos inconvenientes. "El problema que tiene esta receta es que a la hora de retirarla es necesario más de un enjuague
Esto implica utilizar una cantidad de champú superior a la de un lavado corriente, lo cual trae como consecuencia que el poder protector de los aceites, entre otros, se esfumen en un abrir y cerrar de ojos ", aseguró un experto de Wella.
Pero los ejemplos no terminan aquí. Antes de que aparecieran los fijadores modernos, muchas mujeres utilizaban cerveza y agua azucarada para mantener en forma el peinado. Los expertos aseguran que, en principio, la receta cumplia a cabalidad su función. No obstante, advierten que utilizando este producto capilar casero lo único que se logra es que el cabello pierda su brillo natural.
Otro de los muchos ejemplos de tratamientos caseros son los enjuages con té o agua de manzanilla. Se utilizaban para producir suaves cambios en el color y el brillo del cabello. Pero lo cierto es que solo en cabellos muy claros se logra un efecto positivo. Lo que significa que el tratamiento no es del todo eficaz y que no hay punto de comparación con los productos cosméticos modernos creados con ese propósito.
Finalmente, los expertos advierten que el ritual de cepillarse el cabello mas de 100 veces es un error. "Esta es una creencia errónea, porque el cabello recibe una carga mecánica muy fuerte y la capa cornea se desgasta más de lo debido", aseguró un especialista. Sin embargo es importante aclarar que el cepillo no queda fuera de concurso, porque se trata de una herramienta especial que mantiene el brillo natural del cabello. "Mediante el cepillado, la grasa se distribuye desde el cuero cabelludo hasta las puntas. Se trata de un proceso de mantenimiento especial para mantener en forma la capa cornea, el cuero cabelludo y el cabello. Un tratamiento sencillo que favorece todas las partes involucradas en el proceso capilar", aseguró un experto. Entonces, en cuanto al cepillado se refiere, no es cuestión de cantidad sino de calidad.
En palabras más simples, los tratamientos caseros han perdido vigencia en los últimos años. Y aunque aún permanezcan guardados en el baul de las abuelas, esto no significa que sean los métodos más adecuados para el buen cuidado del cabello.

SOLDADO ADVERTIDO...
Hoy en día no son pocos los productos especiales para el cuidado del cabello que desfilan por el mercado nacional. Existen gran variedad de farmulas especializadas y bajo un estricto control de calidad, que garantizan a los consumidores la posibilidad de encontrar en un solo producto los elementos necesarios para el cuidado de su cabello.
Pero la industria de productos capilares no sólo ha dedicado sus investigaciones a la producción sino tambien a busca nuevas propuestas con el proposito de asesorar a los consumidores potenciales de tratamientos capilares.
Según lo expertos, las diferentes propiedades de los productos no están allí por el simple hecho de buscar variedad sino la intensión de satisfacer las multiples exigencias del mercado. Por eso, son muchas las categorias de champús, rinses, cremas y tinturas que se encuentran al alcance de la mano. Y este es un punto importante para el cuidado del cabello.
"Los consumidores deben conocer el estado de su cabello a la hora de elegir un producto capilar. Los que tengan cabello normal deben usar un tratamiento para cabello normal. Los que tenqan pelo grasoso, un tratamiento antigraso y así sucesivamente", aseguró un especialista en tratamientos capilares.
Pero eso no es todo. Otro de los grandes problemas que se cometen con frecuencia es en la cantidad de veces que se utiliza cada producto. Es cierto que mantener limpio el cabello es importante, pero también es cierto que lavarselo todos los días es una pésima estrategia. "La gente piensa que lavarse el pelo a diario evita la grasa y, en verdad, sucede lo contrario", dijo el especialista.
Por eso se aconseja que una buena medida de tiempo para el lavado puede estar entre ocho y 15 días a lo sumo asimismo los masajes con cremas especiales son una buena alternativa para continuar en el proceso del cuidado capilar. "El cuero cabelludo necesita masajes continuos para evitar la resequedad y la posible aparición de la caspa. Estos tratamientos devuelven la humedad y elasticidad a la capa cornea, lo que favorece enormemente las raices del cabello ", advirtió.
En conclusión, la gran mayoría de los productos para el cuidado del cabello pueden ser utilizados con tranquilidad, porque están fabricados con ingredientes naturales y fórmulas especiales que se convierten, no en enémigos sino en complementos del cabello.
La última recomendación de los especialista es el uso moderado del secador. Esto, aunque nada tiene que ver con productos capilares, si es un enémigo de cuidado para el cabello. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.