Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1994/12/26 00:00

ELEGANCIA Y BELLEZA

¿Cómo cuidar su cuerpo durante las vacaciones? Una guía práctica de consejos.

ELEGANCIA Y BELLEZA

EL RITUAL....!
SI LA PREMISA PARA fin de año es conservar el mejor semblante, así de por medio esté la rumba y la comilona, lo mejor es comenzar desde ya. La piel del rostro es la primera en centrar la atención de los expertos, ya que es la que refleja la mayor parte del trajín de las fiestas navideñas y de vacaciones. Según la esteticista Claudia Azuero, para lucir un rostro radiante es necesario adoptar una rutina diaria de limpieza, nutrición e hidratación. En este punto es aconsejable acudir a un especialista en belleza, quien define acertadamente si la piel es grasa, seca, normal o mixta. De esta forma será más fácil armar un completo kit de belleza que deberá contemplar una limpiadora, preferiblemente en crema, para piel normal o seca -ideal para que la piel recobre la humedad perdida con el sol-, un tónico suave no astringente, la Crema contorno de ojos, la hidratante para el día y para la noche y un buen bloqueador solar con un alto índice de protección. Esto último es indispensable, ya que no son pocos los estudios que muestran a los rayos del sol como los directos responsables del envejecimiento prematuro de la piel.

Mirada radiante
Uno de los secretos para conservar los ojos brillantes y sin el menor rastro de cansancio es no olvidar desmaquillarlos, al llegar a casa, con un algodón remojado en la crema especial para ellos. Al hacerlo es necesario tener presente estirar, con los dedos, la piel del exterior de los párpados y pasar suavemente, con la otra mano, el algodón empapado de la limpiadora. Acto seguido se aplica la crema contorno de ojos, teniendo en cuenta que, en caso de bolsas, lo mejor es utilizar cremas en forma de gel. Cuando el problema son las ojeras, es bueno saber que el mercado ya está bien provisto de cremas especiales para corregirlas. Y que, finalmente, cuando la zona de los ojos se encuentra muy ajada y arrugada, lo mejor es usar cremas ricas en aceites vegetales.

En los ojos, como en el resto del rostro, el masaje es muy importante ya que cumple una función complementaria adicional a los ingredientes activos de las cremas. Por ello es bueno conocer la forma correcta para realizarlo. Según Claudia Azuero, la medida ideal para la crema contorno de ojos es el tamaño de un grano de arroz que se coloca en los párpados inferior y superior mediante unos suaves golpecitos y masajes en dirección hacia la sien.

La elegancia del cuello
Para conservar la belleza de esta elegante parte del cuerpo es indispensable mantener una posición erguida, además de los ejercicios y los masajes. Algunos de los mejores ejercicios para lograr mantener un cuello perfecto son:
Tratar de tocar la punta de la nariz con la lengua, 10 veces.
Masticar con grandes movimientos de izquierda a derecha, y viceversa, varias veces.
Simular morder una manzana inmensa, abriendo y cerrando la boca lentamente, cinco veces.
Sin embargo, cuando el problema que impide lucir un cuello hermoso es el exceso de grasa, lo mejor es usar una crema adelgazante y luego una loción compuesta con agua de rosas y un poco de alumbre.

Busto firme
En el recorrido corporal hay que destacar el área de los senos, una de las más atractivas y a la que más le afectan factores como el aumento o la pérdida descontrolada de peso, las malas posturas, el sostén inadecuado, el sol excesivo y el poco cuidado durante el embarazo. Para conservarlos adecuadamente lo mejor es masajearlos con cremas a base de proteínas, vitaminas, aceites naturales y extractos animales y vegetales. Además de otros componentes como sinobiol, filagrina, fibronectina y extracto de polen. Los masajes deben ser siempre ascendentes, hacia los lados externos. También es ideal acostumbrarse al agua fría después del baño y al ejercicio diario, como la natación.

El abdomen y el 'derriere'
Con los años los músculos van cediendo al estilo de vida que se lleve. Y si ésta no es muy amante de los ejercicios y la dieta adecuada, se llega inevitablemente al camino del abdomen y el derriere flácidos. Para evitarlo, nada mejor que los ejercicios diarios, como los abdominales, la bicicleta estática, el masaje semanal y reparador y las buenas posturas que aprieten y contengan el estómago, así como una dieta balanceada.

Para el derriere existen otros ejercicios, como las sentadillas, las caminatas en la arena, la bicicleta, el subir y bajar escaleras y los masajes con cremas térmicas a base de liposomas, algas o ácido glicólico. La dieta tiene un papel decisivo y la buena costumbre de usar un guante de crin durante el baño.

Conservar un cuerpo bien cuidado no es una tarea fácil, requiere de paciencia y constancia. Sin embargo de algo se puede estar seguro, que mientras más rápido se comience a practicar el ritual de la belleza más pronto se verán los resultados, los cuales se conservarán por mucho tiempo.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.