Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/1994 12:00:00 AM

EN RIO REVUELTO

Las multinacionales de las comidas se consolidan en el dominio del mercado cafetero mundial.

CUANDO SE HABLA DE CAfé en Colombia y de las repercusiones de la crisis del sector, se tiene la tendencia a medir sólo el impacto que el rompimiento del Acuerdo Mundial ha tenido en el agricultor y en las finanzas del gremio de productores; pero pocas veces, o nunca, se analiza que detrás de un perdedor siempre hay un ganador.
Lo cierto es que la concentración en la industria tostadora del café se ha acelerado tras los inconvenientes que llevaron ese rompimiento entre consumidores y productores. Se estima que el 80 por ciento del mercado para hogares está en manos de las multinacionales de las comidas. En Estados Unidos tres compañías - KraftGeneral Foods, Procter & GambleFolgers y Nestlé- dominan el 85 por ciento. En Alemania cinco compañías poseen el 83 por ciento, en Francia -cinco empresas- el 78 por ciento, en Italia -cuatro sociedades- el 88 Dor ciento, y en Suecia y Finlandia, el 97 por ciento.
En Japón, Nestlé con el 30 por ciento; Ueshima Coffee con el 18 por ciento; Key Coffee el 13 por ciento, y KraftGeneral FoodsAjinomoto con el 10 por ciento, le dan la razón a quienes critican el crecimiento de los oligopolios en esta industria. Pero quienes no están interesados en sólo criticar por criticar, ven con preocupación que los pequeños y medianos exportadores y comercializadores del grano tienen bien poco que hacer ante los gigantes.
En un mercado como el de Alemania, donde se vive una menor concentraciòn, la competencia beneficia a los consumidores. Hay gran gasto publicitario y hay bajas en precios para conseguir mayores adeptos. Los grandes tostadores se dan el lujo de montar sitios especializados para vender directamente sus productos.
Es como una pelea de toche con guayaba madura. Sólo Philip Morris, que absorbió a la famosa Jacobs Suchard, vende alimentos por 33.000 millones de dólares al año. El mayor exportador de banano colombiano, Uniban, coloca unos 150 millones de dólares anuales de la fruta y eso es todo un récord.
Todo apunta a que pequeños exportadores de café o cooperativas eficientemente organizadas contacten a cadenas de supermercados en Estados Unidos, Europa y Asia, que cada día buscan usar sus propias marcas en sus locales. Para evitar las imposiciones o los precios en ciertos casos altos de las transnacionales, acuden a comercializadores intermedios que no exigen contraprestaciòn de uso de marca.
Ante esas nuevas circunstancias el consejo que se impone para sobrevivir en épocas de vacas flacas es atacar este frente y no tratar de irrumpir en mercados sofisticados, porque la relación costo-beneficio de dar a conocer una nueva marca, bien puede ser nefasta. Por eso el gerente de la Federación de Cafeteros sostiene que en estos ciclos de alta volatilidad los únicos ganadores son los especuladores. Y para encontrarlos no basta sino salir a la vuelta de la esquina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.