Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/10/1997 12:00:00 AM

ENTRE GLORIA Y MARTIRIO

Ser colombiano en estos años finales del siglo XX es un martirio. Y una gloria. Martirio, porque entre histeria antidrogas e imperialismo antidrogas nuestra imagen está por los suelos. Primero sospechan que somos narcos y luego, sólo luego, aceptan lo que valemos. Las aduanas del mundo son las estaciones de este particular viacrucis nuestro. Y esta mala imagen permea a nuestras instituciones, las debilita frente al imperio y frente a grupos armados, narcos o no, de modo que nuestra propia vida en Colombia se hace dura y difícil. Durísima.Pero, al mismo tiempo, nuestro país sigue creciendo año tras año. Somos el único país de América que no deja de crecer económicamente desde hace 30 ó 40 años. Y la educación mejora, y los colombianos seguimos siendo capaces de competir y ganar en el mercado mundial del café, de las flores, o lo que sea. Enormes inversiones extranjeras _españolas también_ están apostando por nuestro futuro. Y saldremos adelante, nuestros hijos, quizá, pero saldremos. Si logramos la paz interna, el futuro es nuestro de seguro.
Juan Tomás de Salas es presidente del Grupo 16, una de las organizaciones periodísticas más importantes de España. Es director de la revista Cambio 16 España y del Diario 16.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.