Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/10/20 00:00

¿EPM por acciones?

La empresa modelo en la prestación de servicios públicos en Colombia se posiciona en las regiones y busca la internacionalización.

El edificio Inteligente de las Empresas Públicas se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

El crecimiento del negocio de energía durante este año parece haber tomado por sorpresa hasta al mismo Juan Felipe Gaviria Gutiérrez, gerente de Empresas Públicas de Medellín.
El buen momento de EPM tiene varios ingredientes: recuperó clientes tan importantes como Almacenes Éxito y Ecopetrol, superó en 20 por ciento las expectativas de venta de energía a grandes clientes, y la absorción de la Empresa Departamental de Energía, Eade, le significó 600.000 clientes adicionales en la distribución de energía y unos 60.000 millones de pesos más de utilidad.
Gaviria, quien tomó las riendas de EPM en enero de 2004 y culmina su gestión en diciembre próximo, considera que durante este período trascendentales cambios han ocurrido en la empresa. Por un lado, la escisión de telecomunicaciones y la solución del problema de Colombiamóvil con la búsqueda de un operador exitoso como Millicon Internacional Cellular. A ello se suma el inicio del proyecto Porce III que, tras conectarse con Porce II, permite un ahorro cercano a los 3,4 centavos de dólar por kilovatio, la mitad del costo de producir energía en Porce II.

Desconexión y vestido nuevo
En diciembre de 2004, cuando la desconexión en algunos barrios de Medellín era casi un problema de orden público, promovió el plan Reconciliémonos, que tenía una meta de 20.000 refinanciados y alcanzó 50.000. Sin embargo, al culminar el plan, el 35 por ciento había vuelto a caer en desconexión, lo que demostró que el problema no era el costo del servicio, sino la falta de ingresos de los usuarios.
Por ello, EPM se ingenió una verdadera solución: venta de energía y teléfono, a través de tarjetas prepago. Así, el usuario mide cuánto gastar de acuerdo con su bolsillo.
En el semestre de 2007 EPM cambió de imagen, un ‘vestido’ nuevo que hace parte de su transformación interna y de su nueva visión: abrirse caminos con la venta de servicios en otras regiones del país; prueba de ello es la creación de Aguas de Urabá. “Es la necesidad que EPM, sin olvidar que es del municipio de Medellín, sea vista como una empresa más internacional, más cercana a la gente”.

¿EPM por acciones?
Una propuesta muy polémica es la de algunos candidatos a cargos públicos de elección popular que hablan de poner en venta las acciones de esta empresa. Y aunque Gaviria considera que ese es un tema político que tendrá que ser abordado, dijo que, en algún momento “EPM será una sociedad por acciones, como lo son Ecopetrol, Isagén e ISA”.
Aunque la estrategia diseñada para el crecimiento y el desarrollo de energía tiene presente abrirse a un mercado extranjero, EPM espera el momento oportuno. Aun así, no baja la guardia, pues ha seguido con interés negociaciones en Brasil y Chile. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.