Martes, 24 de enero de 2017

| 1985/07/22 00:00

ESPECIAL VACACIONES

ESPECIAL VACACIONES

Colombia, una vía a la aventura
La riqueza cultural, geografica y climática de nuestro país, lo convierte en una región excepcionalmente turística. Esto lo hemos visto impreso y oido en muchas oportunidades. El turismo es un polo de desarrollo, pero, ¿cómo afronta nuestra sociedad este reto?
El turismo, con el gobierno de Belisario Betancur, volvió a ser tomado en consideración en un plan de desarrollo nacional. Los dos gobiernos anteriores lo habían dejado a un lado en sus planes respectivos. Sin embargo, el punto más alto logrado por el turismo receptivo (el que hace referencia a los extranjeros que visitan a Colombia) se alcanzó en los años 79-80. Los años posteriores han visto un descenso paulatino en la inclusión de Colombia --como punto de llegada o tránsito-- por los turistas extranjeros.
¿Por qué razones ha disminuido el flujo turlstico hacia nuestro país? Los doctores Ismael Enrique Arciniegas, gerente de Cotelco (Asociación Hotelera de Colombia) y Alberto Farias, presidente del Consejo Nacional de Turismo, coinciden en señalar la crisis económica que viven todos los países del mundo como responsable de esa disminución.
La crisis en el caso colombiano se ha manifestado en dos direcciones. Nuestros principales clientes hasta hace pocos años eran los turistas venezolanos y ecuatorianos. De acuerdo con las cifras proporcionadas por el plan de desarrollo de la actual administración "Cambio con equidad", en 1980 de un total de 1.8 millones de turistas extranjeros, 1.4 millones eran de procedencia venezolana o ecuatoriana. La crisis en estos dos países vecinos, con tasas altas de devaluación, ha convertido a Colombia en un país caro.
Por otra parte, esta situación ha afectado las economías de todas las naciones de América Latina, donde las tasas de devaluación han alcanzado cifras enormes. En estos países el dólar tiene un poder adquisitivo mayor que en Colombia, haciendo más atractiva la visita, desde el punto de vista de costos, a estos países que al nuestro.
Por lo que respecta a la mala imagen de Colombia en el exterior y fundamentalmente en los Estados Unidos, el doctor Arciniegas señaló que la mala prensa era un fenómeno que correspondía a los criterios con los que los medios de comunicación manejan los acontecimientos, donde los hechos positivos no son noticia. La seguridad que ofrecen los hoteles colombianos los situa en primer lugar en el mundo, afirma el Dr. Arciniegas. Los problemas de seguridad pública no son más graves en Colombia que en otras zonas del mundo. Roma, México, Lima, etc. conocen casos similares de delincuencia y su flujo turístico no ha mermado.
Influencia nefasta ha tenido la "recomendación" del Departamento de Estado norteamericano, para que los turistas estadounidenses excluyan a Colombia de sus planes de visita. El gerente de Cotelco califica esta acción de sanción y deplora que durante la visita del presidente Betancur a los Estados Unidos el tema no haya sido considerado y que nuestro país siga al margen del desarrollo creciente del turismo norteamericano.
El doctor Alfredo Riascos, gerente de la Corporación Nacional de Turismo (CNT), igualmente, le resta importancia a la mala prensa sobre nuestro país. Todos los países del mundo la sufren, afirma. Europa es centro de atención a causa del terrorismo, los EE.UU. lo es, por su extrema delincuencia y las mortíferas locuras que sacuden de tiempo en tiempo la sociedad norteamericana, etc. Esta mala prensa no ha influido en el desarrollo turístico de éstas y otras regiones del mundo.
El problema lo ubica el Dr. Riascos más que en una mala imagen en la carencia de una imagen, en el desconocimiento que se tiene de nuestro país o de sus posibilidades turísticas por sus potenciales utilizadores, como por parte de los promotores internacionales en los centros generadores de turistas, es decir, Europa, Estados Unidos y Canadá. En la última parte de este artículo veremos las medidas adoptadas por la CNT para promocionar el país.
El otro problema que afronta el turismo receptivo nacional es la poca o ninguna competitividad de nuestro país en cuanto a tarifas aéreas. Basta mirar algunas revistas informadoras de mercados turísticos, para ver la desventaja de nuestro país en esta materia. Como ejemplo, mientras un viaje ida-vuelta de Nueva York a Rio de Janeiro, con cuatro noches de estancia, desayuno y comidas incluidos, le cuesta al turista norteamericano US$ 674, el solo pasaje ida-vuelta de Nueva York a Bogotá tiene un costo de US$ 800.
El Dr. Arciniegas plantea que siendo Avianca el centro del problema, debe ser igualmente el centro de la solución. Avianca como la línea aérea nacional debe ser defendida, pero deben buscarse mecanismos financieros y administrativos que disminuyan y anulen su déficit y la hagan competitiva frente a las otras compañías. El Dr. Arciniegas sostiene que los hoteleros están dispuestos a renunciar al Certificado de Reembolso Tributario (CERT) (ofrecido por el Ministerio de Desarrollo) a favor de Avianca. Este certificado se ubica en un 35% de las ganancias ocasionadas por la exportación de bienes y deberla ser de igual magnitud para el turismo que es exportación de servicios. Este alivio tributario le permitiría a Avianca realizar una reducción de tarifas.
En el plano de la reglamentación de la actividad turística, la Asociación de Hoteleros señala la existencia de graves problemas en el control de tarifas, la liquidación del impuesto al turismo y la aplicación del IVA a todos los establecimientos de mis de tres estrellas (Un hostal de cinco estrellas es de inferior categoría a un hotel de una estrella, sin embargo, al primero se aplica el IVA mientras al segundo no). Estos tres asuntos han sido puestos a consideración del Consejo de Estado. Por otra parte, la norma administrativa de construcción y clasificación es demasiado rígida. Estas afirmaciones el Dr. Arciniegas la sustenta en las propias apreciaciones de la Asociación y en las conclusiones de una visita de la Organización Mundial del Turismo (OMT) realizada en el primer trimestre del presente año a Colombia.
Al respecto, el Dr. Riasco, reafirmó la disponibilidad de la CNT para discutir los problemas planteados, en el seno de la comisión que fue creada para tal efecto. Esta comisión ha sufrido varios tropiezos, cuya responsabilidad compete a todos los interesados.
El turismo nacional y la actividad de la CNT
Como quedó anotado más adelante, la actual administración de la CNT considera que el problema central de Colombia en su promoción turística no radica en una mala imagen, sino en la carencia de ella.
Como ejemplo típico de esta situación, el Dr. Alfredo Riascos cita una experiencia personal en Milán (Italia), donde los agentes de viajes no sabían qué ofrecía Colombia, carecían de contactos con los agentes nacionales y no consideraban a Colombia como, un país turístico.
Este diagnóstico --la carencia de imagen-- llevó a que la CNT decidiera desplegar una labor de promoción "agresiva, dentro de los limites presupuestarios" en los países generadores de turistas.
Esta nueva presencia de Colombia en esos mercados se estructura sobre tres pilares:
1. La participación en las ferias turísticas. Aquí se debe destacar el segundo puesto logrado por el sand nacional en la FITUR, en España, donde el país fue promocionado bajo el lema "Colombia es Caribe y mucho más". 2. El desarrollo de caravanas turísticas, donde se desplaza una delegación colombiana, a lo largo de una ruta establecida, con la cual se ponen en contacto los agentes turísticos locales con representantes de los sectores que intervienen en la vida del turismo colombiano. 3. Invitación a periodistas, promotores turísticos y personas importantes a conocer las regiones y sitios que pueden interesar al turista extranjero. La financiación de estas visitas es realizada por la Corporación conjuntamente con los sectores interesados: hoteleros, líneas aéreas, agentes de viajes.
Este trípode es complementado por otras actividades promocionales. Es el caso, señala el Dr. Riascos, de la actividad realizada durante el desempeño de nuestros ciclistas en el exterior: pancartas y folletería. Igualmente, en la actualidad se gestionan convenios con otros países: latinoamericanos para ofrecer conjuntamente bolsas turísticas. Así, se le brinda la oportunidad al viajero de aprovechar más rácionalmente su desplazamiento, que como en el caso de los japoneses, implica enormes distancias.
El turismo nacional
La actividad de la Corporación no se limita a la promoción del país en el extranjero. En los últimos meses se ha adelantado la campaña ¡Quédate! que pretende sembrar la inquietud en los colombianos de la necesidad de conocer su propia nación.
La diversidad regional, cultural y étnica del país hace que la formación del hombre colombiano pase por el reconocimiento y asimilación de esa amalgama, lo que solamente puede ser realizado con la potencialización de un mayor intercambio interno.
La campaña ¡Quédate! encuentra su caldo de cultivo en la implementación de once rutas y circuitos turísticos determinados por la Corporación y que incluyen información sobre atractivos naturales, artificiales, idiosincrasia de las regiones, desarrollo y mercado artesanal, eventos culturales, etc.
El turismo nacional es un desafío cultural y económico para el país. Actualmente ha contribuido a sostener, si bien no a recuperar, la industria turística colombiana y a hacer más soportable la crisis. Presenta problemas de estacionalidad que pueden superarse con un cambio de actitudes de orden laboral y educativo que facilite una racionalidad de los flujos y por lo tanto un abaratamiento de los costos.
El turismo en Colombia no ha alcanzado niveles óptimos y enfrenta un sinnúmero de dificultades. Existen problemas de orden coyuntural interno y externo. Sin embargo, el turismo constituye hoy en el mundo la primera actividad comercial, con un 11.4% del producto bruto mundial y genera 60 millones de empleos. Colombia que posee una potencialidad turística reconocida por extranjeros y nacionales no puede permanecer al margen de este gran movimiento mundial.--
VACACIONES EN CASA
Cachacos y costeños
Bogotá
Los alrededores de la ciudad disponen de hermosos sitios de recreación y formación cultural. Al sur de la ciudad, por la vía que conduce a Mesitas del Colegio, los bogotanos tienen a su disposición el único zoológico de la capital. Allí encontraran cerca de 500 ejemplares de la fauna colombiana. Unos kilómetros más abajo, podrán apreciar lo que queda de la magnificencia del Salto del Tequendama.
Al occidente, en las inmediaciones de Facatativá, los capitalinos pueden entrar en contacto con los primeros habitantes de nuestra patria, a traves de las manifestaciones que dejaron plasmadas en el "Cercado de los Zipas".
Al norte de la ciudad pueden visitar el museo parque Jaime Duque", el primer lugar recreacional y de formación cultural en América Latina. De los juegos mecánicos se puede pasar a apreciar el mapa gigante de Colombia o penetrar el pasado de la humanidad gracias al Museo del Hombre en el Universo.
Al interior de la capital los lugares de esparcimiento y formación son el Jardín Botánico de Bogotá, el Observatorio Astronómico Nacional, el Teatro al Aire Libre de la "Media Torta" y la Quinta de Bolivar. Por lo que respecta a los lugares donde se conservan las manifestaciones culturales de nuestro pueblo, la capital cuenta con 25 museos que dan testimonio desde las "Artes y Tradiciones Populares" hasta las producciones de nuestros artistas contemporáneos en el "Museo de Arte Moderno".
Cali
Al alcance de los alegres caleños se encuentran diversas posibilidades, como el Parque de la Caña, al oriente de la ciudad, construido hace poco más de año y medio. En el sitio conocido como el Bosque Municipal pueden recrear su visita en el zoológico donde los animales viven en libertad. Al sur de la ciudad disponen de balneario, canchas deportivas, zonas de camping en el Parque de la Salud en Pance. Por la misma carretera que los lleva al Pance los caleños encuentran la Reserva Natural del Popacio, administrada por la Corporación Regional del Cauca (CVC).
En el interior de la ciudad se puede visitar el Museo de Arte Moderno "La Tertulia", que fuera de la sala de exposición cuenta con un auditorio, concha acústica y talleres. Disponen igualmente del Museo de Histona Natural y como recreación visual pueden apreciar los murales de la estación del ferrocarril.--
Destino México
México es sin lugar a dudas una potencia turística, gracias a la gran variedad de atracciones que ofrece a los viajeros. Con más de 8.000 kilómetros de costas, tanto sobre el océano Pacífico como en el mar Caribe. Con algunas de las playas más espectaculares como la famosísima Acapulco y el moderno complejo hotelero de Cancún en la península de Yucatán, México es mucho más que playas y mar. Sus paisajes incluyen desde bosques tropicales en el sur hasta los desiertos de la baja California en el norte. Ciudad de México es por sí sola una aventura para el turista, con su impresionante dimensión ofrece los contrastes propios de sus tres culturas: La indígena, la española y la republicana, que ensambladas en la cordialidad y la atención que los mexicanos ofrecen al visitante, invitan a descubrirlas y recorrerlas una a una transitando por siglos de cultura, folclor, arquitectura e historia. Del imperio Azteca quedan impresionantes construcciones en las cercanías de la ciudad; de la Colonia española se conservan monumentos como el Palacio Nacional, la Catedral y otras iglesias que encierran prodigios de arte religioso. Y a lo anterior se agrega la más espectacular vida nocturna en esta gigantesca ciudad, donde el visitante se siente en casa.
EL MAR ES UN ARUMBA
Las vacaciones en el mar, anheladas por todos aquellos que vivimos en el interior, son el descanso por excelencia. El mar es nadar, tomar el sol, comer mariscos y pescados, respirar la brisa marina, pescar, esquiar... irse de rumba. El mar es una rumba. Pero, alégrese aún más, el mar es salud y bienestar.
Cuando el médico le dice: "le vendrá un cambio de aires; váyase al mar", tiene más razón de la que usualmente se piensa. Desde los médicos griegos de la antiguedad hasta nuestros días, pasando por oriente, se la han reconocido al mar grandes ventajas curativas y de revitalización de su organismo, a tal grado de hoy existe una corriente de "médicos de cura marina" cuya disciplina es la talasoterapia (del griego talaso, mar).
El baño de mar tiene unos magníficos efectos tonificantes sobre el organismo: el agua de mar al entrar en contacto con su piel permite la penetración de sus componentes en su cuerpo (saludable acción química), produce un mensaje a su piel y estimula el sistema nervioso por las diferencias de temperatura. Y si contemplamos las posibilidades de ejercicio en el mar, por la reducción de nuestro peso (no pesamos más del 10% en inmersión máxima), es la mejor forma de desentumecer los músculos y las articulaciones, de volver a estar en forma.
Ni qué decir del clima marino que es bacteriológicamente puro, penetra a sus pulmones con las sustancias del aerosol marino -- levantado por los vientos y la cresta de las olas-- para llevarle yodo, oxígeno, nitrógeno, sodio y bromo y estimula todas las funciones vitales de su organismo.
Tómese unos bañitos de aire y de vientos marinos, y de sol, desde luego, que le fortalecerán la piel. "Donde no entra el sol entra el médico".
En fin, el mar es toda una rumba de salud. Sin embargo, aunque se sienta muy bien su acercamiento al mar, al sol, a la brisa deben ser progresivos. No olvide que durante todo el año su cuerpo estuvo desprotegido. Un poco de prudencia... y al mar.--
CONCIERTO SUBMARINO
Peyo Martínez, un veterano pescador de de Berrugas, sale todos los amaneceres en su canoa de vela a recorrer las islas, revisar las nasas, recoger la pesca de langostas, caracoles, ostras y otros bivalvos en los manglares del archipiélago de San Bernardo.
Al igual que Peyo, cientos de pescadores de las islas y los pueblos costeros regresan todos los días con su sustento obtenido del mar.
A cincuenta metros de tierras continentales comienza el hermoso y colorido archipiélago de las islas de San Bernardo, donde la exhuberancia del mar Caribe se mezcla con el interesante fenómeno sociológico de una isla menor, a una hectárea, que tiene luz eléctrica, jardín infantil, escuela y alberga más de mil habitantes. Zarpando de Tolú y al terminar el golfo de Morrosquillo, a menos de una hora en bote, los aficionados a los deportes marinos encuentran a Boquéron, Isla de Palma, Titipan y el Islote que brindan infinidad de especies de mar para el buceo y la pesca deportiva.
En pleno mar abierto usted encuentra las zonas que los nativos llaman bajos, en las cuales el fondo del mar está a pocos metros de profundidad. Formados de masas coralinas, en los bajos se puede descubrir el espectáculo multicolor de algas marinas, plantas de coral, estrellas de mar, peces de todas las formas y tamaños y si se cuenta con suerte, algún pariente del tiburón dormido... entonces es mejor subir a la embarcación y buscar otro bajo.
En las islas de San Bernardo se pueden descubrir todos los misterios del mar con sólo un par de aletas y una careta. ¿No le gustaría vivir lo que únicamente conoce a través de las películas de Lacques Costeau?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.