Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1986/06/02 00:00

¡ESTADIO!

Una de las más deseadas obras de Barranquilla se abrirá -¡porfin!- el próximo once de mayo. Se trata del Estadio Metropolitano de Fútbol, donde los barranquilleros podrán saborear todas las alegrías y también las amarguras de su amado Junior...

¡ESTADIO!

Obra única en el país por su magnitud, su belleza arquitectónica y su funcionabilidad, el Estadio Metropolitano de Fútbol abre sus puertas a los barranquilleros el 11 de mayo.
Con una majestuosa programación de apertura, el moderno escenario deportivo, motivo de inmenso orgullo barranquillero, llenará una vieja y creciente necesidad de aficionados que durante muchos años clamaron "¡estadio, estadio!".
La presencia de ministros, autoridades civiles, eclesiásticas y militares del país, el lanzamiento de globos, la imposición de condecoraciones a viejas glorias del fútbol atlanticense, la condecoración Medalla de oro al mérito deportivo para Barranquilla, cuna del balompié colombiano, la revista aérea y la entonación de las notas del Himno Nacional y el himno de la ciudad, enmarcarán el espectáculo de apertura que culminará con el partido internacional entre el seleccionado mundialista de Uruguay y el Atlético Junior.
La fiesta se espera, se desea vehementemente por toda la ciudadanía y en especial por los hinchas del futbol que tendrán a partir del 11 de mayo un nuevo sitio de concentración masiva para deleitarse, para animar, para gozar y llorar por Junior.
La historia deportiva de Barranquilla se partirá en dos desde el 11 de mayo. A partir de allí habrá que decir, antes y después del Metropolitano. La presencia de la Selección del Uruguay, una de las 24 clasificadas al Campeonato Mundial de México, con sus estrellas internacionales Enzo Francescoli, Venancio Ramos Miguel Bossio, Victor Diogo, Jorge "Polilla" Da Silva, Carlos Amaro Nadal, Rubén Paz, Sergio Santin y Carlos Aguilera entre otros, frente a la magia futbolística de Julio César Uribe, la precisión de Didí Valderrama, la experiencia de Carlos Mario Goyén, la seguridad de Kuchen y Mendoza, la habilidad de José Angulo y los remates certeros de Coll y Abello, harán del espectáculo deportivo la noche dominical del 11 de mayo, un inolvidable día para enmarcar en los recuerdos.

UNA LARGA HISTORIA
Para llegar a todo esto hubo que recorrer un largo trayecto. La historia del Estadio Metropolitano no nace en 1979 cuando se constituye un 22 de junio la empresa Metrofútbol cuya finalidad es la de administrar recursos económicos para la construcción del escenario. Su historia se remonta mucho más allá. Desde cuando Junior reapareció en el concierto profesional en 1966.
La presencia de estrellas como Dida, Ayrton, Dacunha, Paulo César de Oliveira y muchos otros y el fervor guardado en los corazones de los barranquilleros por el fútbol rentado, hacen notar la insuficiencia del viejo coliseo de la 72 llamado Romelio Martinez.
La creciente hinchada por el equipo "tiburón" año tras año, incrementa así mismo la necesidad de un mejor y más funcional escenario deportivo. La idea nacida en la mente de unos pocos no encuentra eco en gobernantes y dirigentes del deporte que se burlan reiteradamente de aquellos que pretenden llevar a cabo lo que en esa época fue denominado "sueños de maqueta".
Se necesitó entonces de la voluntad de gobernantes como Alfonso López Michelsen -primer impuisor de la idea- y de Julio César Turbay Ayala quien enarboló la bandera deportiva del nuevo estadio como arma decisiva para lograr adeptos en la campaña presidencial.
Y se necesitó, igualmente, el respaldo de Belisario Betancur quien encontró la obra a medio camino y decidió llevarla hacia adelante. Con estos personajes, indudablemente que otros de la talla de Pedro Martín Leyes, principalmente, y Abel Francisco Carbonell, gobernadores del Atlántico, tienen mucho que ver con la ejecución de la obra.
Fue sin duda Pedro Martín Leyes, el gran impulsor de la iniciativa. Desde su puesto de gobernador y con la colaboración constante de Jaime de Biase, el proyecto que hace siete años apenas era un "sueño de maqueta" comenzó a tomar forma y hoy en día, el moderno escenario es no sólo catalogado como el mejor y más moderno de Colombia, sino de Latinoamérica.
Los aportes del gobierno nacional (850 millones de pesos), del gobierno departamental (500 millones) y el gobierno municipal (250 millones) se constituyeron en base decisiva para sacar avante la empresa.
Los recursos, sin embargo, nunca estuvieron al día. Siempre hubo retrasos en los giros y entregas del dinero. Y fue precisamente esta razón la que originó el incremento casi en un cien por ciento del costo del proyecto cuya inversión inicial se tasó en 800 millones de pesos.
Enemigos de todas partes, especialmente de la política local también le salieron al paso a la obra que hoy es motivo de inmenso orgullo para los barranquilleros.
Para la ejecución del proyecto se conformó entonces la denominada Empresa comercial e industrial Metrofútbol encabezada por el gobernador Pedro Martín Leyes como presidente.
El resto de la directiva quedó conformada por el alcalde, Roberto Pacini Solano; Vicente Noguera Carbonell y Gabriel Peláez, representantes del Presidente de la República; Alvaro Osorio Carbonell, representante del ministro de Educación; Alberto Mario Pumarejo, representante de Coldeportes; Ricardo González Ripoll, delegado del gobernador y Diego Bustillo, contralor departamental. En calidad de gerente fue designado Jaime de Biase Alvarez; subgerente técnico Armando Lozano y tesorero, Mike Urueta Carpio.
El 7 de diciembre de 1979 el entonces presidente Julio César Turbay Ayala descubre la placa que anuncia la iniciación de la obra. En marzo de 1980 se da apertura a la licitación para la construcción de la tribuna occidental, primera gran mole. La firma de Julio Gerlein Echeverría es la favorecida con una propuesta presupuestada en $ 129.885.960. Esta adjudicación se produce en el mes de julio. El 27 de enero de 1981 se adjudica a la misma firma constructora la ejecución de la tribuna oriental por valor de $ 163.985.126.
A fines de 1980 se comenzó a trabajar en la estructura arquitectónica. Se estimó entonces que la construcción del Estadio Metropolitano quedaría finalizada en 1982, pero la demora en los flujos de dinero principalmente impidieron que el proyecto se ejecutara tal como estaba programado. Sólo en 1984 quedaron concluidas las obras correspondientes a las tribunas occidental y oriental.
El Estadio Metropolitano está localizado en la ciudadela 20 de Julio al sur de la ciudad. Su área total, incluyendo zonas para canchas alternas y vías de acceso, es de 29 hectáreas.
La cancha de juego del Metropolitano está demarcada así: 105 metros de largo por 70 de ancho, medidas reglamentarias contempladas por la FIFA para competencias internacionales.
El campo de fútbol fue construido en once meses por la empresa Estudios Agrícolas del Cesar a un costo de 15 millones de pesos que incluye drenaje, nivelación del terreno y siembra de la gramilla.
Se escogió tras varios análisis la grama bahía y bermuda cuya combinación permite una gran resistencia a la pisada. El clima y la salinidad de la región fueron aspectos tenidos en cuenta para el escogimiento del tipo de grama.
Con un drenaje garantizado en 100 años, la cancha del estadio resistirá el más fuerte aguacero que pueda caer. Se requieren entre quince a veinte minutos para que el campo esté en perfectas condiciones de jugar tras la precipitación pluvial.

PISTA ATLETICA
La pista atlética del Metropolitano acongiéndose a la dimensión y especialmente a lo majestuoso de la obra fue concebida y ejecutada con todo el modernismo y funcionabilidad del caso.
Tiene un recorrido de 400 metros lineales, zona para los 100 metros planos y 110 metros con valla, zona para 3.000 metros con obstáculos y disciplinas complementarias como salto alto, salto largo, lanzamiento de martillo, de jabalina, disco y salto con garrocha.

CINCO CAMERINOS, 26 CAFETERIAS
En su parte interior, el escenario deportivo presenta un total de cinco camerinos y 26 cafeterías.
Los camerinos están distribuidos así: uno para el equipo profesional local, uno más para el equipo profesional visitante, el tercero para el equipo amateur local, el cuarto para el equipo amateur visitante y el quinto para los árbitros.
Las concesiones o cafeterías están distribuidas alrededor del estadio. Hay una cafetería-restaurante en el primer piso para el servicio diario de deportistas, dirigentes y técnicos de ligas.
Otra cafetería será para todo tipo de eventos, esta es la central de todo el escenario. Las restantes están distribuidas así: 12 en la gradería alta y 12 en el nivel de la gradería baja. Como quien dice, todo el estadio estará rodeado de servicio de cafetería para bien del público asistente.

OFICINAS Y GIMNASIOS
Distribuidas entre las dos tribunas, 16 ligas deportivas cuentan con oficinas y otras actividades como boxeo, gimnasia olímpica, aeróbica, tenis de mesa, ajedrez, fuerza básica, artes marciales, pesas y boxeo tienen sus gimnasios donde practicar y desarrollar sus competencias.
Las oficinas de ligas están situadas en el sector de la tribuna occidental, en la parte inferior del primer nivel. Los gimnasios están localizados en el mismo nivel del sector oriental.
En el sector occidental debajo de la gradería del segundo nivel está localizado el denominado hotel.
Este hotel tiene quince habitaciones dobles con sus respectivos baños y ciosets. Hay dos habitaciones adicionales colectivas para seis personas y otras tres habitaciones provisionales que podrán utilizarse cuando las delegaciones sean numerosas.
Un total de 117 palcos fueron construidos en el estadio, distribuidos en las tribunas de oriental y occidental en el segundo nivel. Cada palco consta de un pequeño recinto de aproximadamente tres metros cuadrados, una pequeña sala de esparcimiento y un espacio libre de dos graderías para nueve puestos. Los palcos están separados del público mediante barandas metálicas.

DOS GRANDES APARCADEROS
Dotado de dos grandes aparcaderos, el Metropolitano está en disposición de prestar un gran servicio al público.
En la parte occidental en un gran plazoleta, el aparcadero privado tiene capacidad para 1.800 vehículos y será utilizado por usuarios de los palcos, de aficionados que harán uso de puestos numerados y en general de la tribuna occidental, para representantes de prensa, radio e invitados especiales.
El segundo aparcadero es el del lado sur denominado general con capacidad para 4.400 vehículos y podrán utilizarlo quienes lo deseen sin pago especial. 43.500 metros cuadrados es la dimensión del aparcadero sur, mientras el de occidente tiene una dimensión de 32 mil metros cuadrados.
EL Estadio Metropolitano cuenta con una luz de lujo: mercurio y Halógeno, la mas moderna y recomendable para escenarios de gran magnitud. A un costo de 26 millones de pesos se trajeron desde Holanda y compradas a la Philips un total de 24 luminarias mercurio halógeno tipo HNF 002 con 2 mil vatios cada una.
Cada luminaria de forma rectangular , de 67 centímetros de alto por 28 de ancho tiene un peso de 23.5 kilos. Las lámparas HPIT, son las ideales para coliseos y estadios con transmisiones especiales por televisión.
La iluminación interna está distribuida en la parte superior de las graderías, sobre una estructura metálica especial. Cada sector tiene 112 lámparas conectadas a través de dos circuitos. Los reflectores están repartidos en cuatro subestaciones eléctricas.
En los pasillos del estadio la iluminación está repartida alrededor de la parte posterior de las tribunas. 120 lámparas de aplique en sodio de alta presión brindan un perfecto alumbrado.
La parte exterior del Metropolitano igualmente está iluminada en todos sus alrededores. Esta obra correspondió a Corelca y la Electrificadora del Atlántico como aporte al proyecto ejecutado.
En cuanto a comunicación, el Metropolitano cuenta con 100 líneas telefónicas para transmisiones radiales, dos salas de prensa, una de ellas con laboratorio fotográfico, servicio de télex y redacción.
La capacidad real del Metropolitano es de 56 mil espectadores cómodamente sentados, lo que indica que en espectáculos especiales con llenos completos la capacidad será superior a las 65 mil personas.

Para la construcción del estadio Metropolitano de Barranquilla, cuya inauguracion ocurrirá el próximo 11 de mayo, se hicieron aportes de la nación, el departamento y el municipio por un valor total de 1.180.millones 200 mil pesos.
Los aportes fueron hechos así:

-En el gobierno de Julio César Turbay Ayala:
Año de 1980................... $ 28.000.000.oo
Año de 1981.................. $ 146.200.000.oo
Año de 1982.................. $ 200.500.000.oo $ 374.700.000.oo -En el gobierno de Belisario Betancur Cuartas:
Año de 1983.................. $ 125.000.000.oo
Año de 1984.................. $ 250.000.000.oo
Año de 1985.................. $ 125.000.000.oo $ 500.000.000.oo
-Los aportes departamentales se han recibido de la siguiente manera:
Año de 1979................... $ 10.000.000.oo
Año de 1980................... $ 19.500.000.oo
Año de 1981................... $ 71.000.000.oo
Año de 1982................... $ 15.000.000.oo
Año de 1983................... $ 25.000.000.oo
Año de 1984....................$ 60.000.000.oo
Año de 1985....................$ 40.000.000.oo $ 240.500.000.oo
-Los aportes municipales se han recibido así:
Año de 1980....................$ 15.000.000.oo
Año de 1981....................$ 12.500.000.oo
Año de 1982....................$ 10.000.000.oo
Año de 1983.....................$ 2.500.000.oo
Año de 1984....................$ 10.000.000.oo
Año de 1985................... $ 15.000.000.oo $65.000.000.oo

Total..........................................$ 1.180.200.000.oo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.