Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1992/11/16 00:00

ESTILOS Y ELEMENTOS EN LA CONSTRUCCION

ESTILOS Y ELEMENTOS EN LA CONSTRUCCION

ENTRE COMIDAS
EL SECRETO DE LA RECETA PARA "PREPArar" el diseño y el montaje de una cocina es la distribución. Cada cosa en su lugar, nada fuera, todo en orden. Y es que, según los expertos, las cocinas se han convertido en el lugar de reunión familiar, de lectura y, por que no, de trabajo.
Hoy por hoy, las cocinas cuentan con espacios generosos y armónicos, una iluminación fuera de serie y capacidad para adaptar cualquier tipo de decoración. Por eso, no se equivocan quienes afirman que, despues de la alcoba principal, la cocina es el lugar más importante de la casa. Pero no sólo los espacios son importantes en una cocina, lo son también la decoración, el color y la luz. Tres aspectos que entran en perfecta armonía para integrar la funcionalidad y confort del lugar en un sólo concepto.
LOS DETALLES
Por simples que parezcan, los detalles tienen el poder de cambiar la imagen de un escenario. Y en cuestión de cocinas las cosas no son diferentes. Según los expertos, hoy en día los detalles, grandes o pequeños, son los encargados de marcar la diferencia en decoración. Por eso, advierten que para montar una cocina con todas las de la ley es necesario revisar una gran lista de accesorios. Cucharones, ollas, fruteros, vasijas, refractarias, revistas de cocina, cuchillos, materas, floreros, juegos de té y libros son algunos de los elementos mas utilizados en las decoraciones de hoy.
Para muchos esto suena un poco exagerado. Pero lo cierto es que no importa la cantidad de accesorios, sino la armonía y distribución de uno con relación a la decoración.
Existen varias tendencias en esta materia. En primer lugar se deben utilizar accesorios de una misma línea. Es decir, que no se utilicen seis clases de cucharas, o cuatro estilos de refractarias. "Se debe mantener una armonía. Es importante manejar la estética. No se puede colgar una cuchara de plata al lado de una de palo. O todas de plata o todas de palo. En realidad, no se trata de imponer un estilo ni de imponer materiales. Se trata de crear un ambiente sobrio, aunque los detalles no sean lujosos", aseguró un experto.
En segundo lugar existe una marcada tendencia de convertir la cocina en la tacita de plata del hogar. Por eso, los decoradores recomiendan que se mantenga en perfecto orden como, si se tratara de la alcoba principal, la sala o el estudio. Esto no significa que no se pueda utilizar. Por el contrario, la cocina debe utilizarse, pero siempre se le debe dejar en su estado original porque es importante borrar la idea de que la cocina es el único lugar al que las visitas no entran y por eso se puede dejar allí todo el desorden.
Por último, se estableció que ningún elemento decorativo sobra en la cocina. De acuerdo con las últimas tendencias norteamericanas no es descabellado encontrar desde un televisor hasta una biblioteca personal, pasando por esculturas y cuadros de pintores famosos. Se trata, entonces, de montar un gran escenario, donde todo se encuentre al alcance de la mano para evitar, en principio posibles catástrofes en el menú del día.
LOS COLORES
Para escoger el color que llevará cada uno de los elementos una cocina no es necesario utilizar una bola de cristal o de descifrarlo en juego de cartas. Sólo se requiere un color que de profundidad al espacio y armonice con la decoración. No existen parámetros para determinar cuál de los coloreses el mejor. Sin embargo, los expertos recomiendan los colores claros porque éstos dan mayor profundidad al espacio. El blanco, por ejemplo, no pierde vigencia, y se utiliza con mayor frecuencia que nunca. Asimismo, los colores pasteles se encuentran en los primeros lugares de prefencia. Y el gris no se queda por fuera de la paleta que los diseñadores utilizan para dar color a las cocinas de hoy.
El negro, aunque no hace parte de los famosos colores claros, también se convirtió en una de las alternativas cromáticas.
Pero casi siempre se encuentra acompañado por azules, rojos, verdes y el tradicional blanco.
Pero aquí no terminan las combinaciones de color. Los expertos aseguran que, siempre y cuando el concepto estético prevalezca, no importan los colores que se combinen. Por eso, no es extraño ver decoraciones que mezclan verdes, azules y rojos en un sólo diseño.
La verdad es que el color en la creación de cocinas es de suma importacia y, aunque no existan reglas establecidas, cada color crea un ambiente diferente. Lo que significa que en el color se encuentra la posibilidad de innovar e inventar nuevas formas de ver los diseños en escena.
DESTELLOS DE LUZ
Aunque los colores son, en parte, encargados de darle luz a los espacios, la otra parte corresponde a luz misma. Los puntos de iluminación indirectos son una excelente alternativa. Sin embargo, no existen nada que supere a la luz natural en cuanto a iluminación se refiere. Las entradas de luz ambiente se definen en términos de claridad y cálidez. Por eso, construcción y cocina que se respete cuenta con grandes ventanales de pared a pared, si es posible.
Asimismo los expertos aseguran que no basta una bombilla central como único punto de luz porque, si esta proviene del techo, la persona que se encuentra trabajando sobre la mesa auxiliar o en el lavaplatos proyecta su propia sombra en el lugar donde se requiere una buena iluminación. Entonces, para evitar estos inconvenientes, lo más adecuado es poner un punto de luz sobre cada uno de los lugares de trabajo, cuidando que no se produzcan destellos. Además, es importante tener en cuenta la iluminación sobre los aparatos claves de la cocina: refrigerador, lavaplatos, horno, etc.
La luz indirecta también es un recurso importante. Esta se puede lograr a través de un aparato en el techo o un punto de luz mural y como complemento utilizar el suministro con una serie de tubos o spots incandescentes sobre las superficies de trabajo, o sobre los elementos decorativos que se desee destacar.
De esa manera la cocina se convierte en un centro de luz en el que se mezclan colores y elementos decorativos de una manera armónica. Porque no hay que olvidar que en la actualidad la cocina debe ser funcional, cómoda, alegre, acogedora y ante todo bien iluminada, pues se trata de uno de los lugares mas importantes del hogar.
A VELOCIDA LUZ
ENTRE SOMBRAS Y DESTELLOS SE RECREA el encanto de la iluminación. Ese concepto en el que hace ya varios años los diseñadores pusieron toda su atención, porque descubrieron que en el estaba la esencia de las formas y el color. Y que para los maestros en decoración se ha convertido en el elemento esencial para darle vida a cada uno de sus escenados.
Ellos aseguran que hoy las tendencias de iluminación se encuentran a años luz de lo que anteriormente se creía era iluminar un espacio. "Hoy en día los decoradores y diseñadores han dejado de "alumbrar" los ambientes. Ahora, por fortuna, los iluminan. Y es que la diferencia entre los términos es del cielo a la tierra. Para los expertos, iluminar es sinónimo de componer, de crear, mientras alumbrares poner una luz cualquiera en un lugar cualquiera", aseguró Axel Brans, experto en iluminación.
En efecto, la tarea de iluminar los espacios no es cuestión de instalar una lámpara en cada uno de los apliques que existen en la construcción. El trabajo consiste en encontrarlos ángulos y las distancias perfectas para encajar los diferentes puntos de luz en la medida en que la decoración lo requiera.
Por eso los expertos recomiendan estudiar a fondo las dos alternativas para realizar el trabajo: luz natural y luz artificial.
Hoy por hoy, las últimas tendencias en iluminación se inclinan por lo natural. "No hay nada más hermoso que un ambiente cargado con luz natural. Se estimulan el trabajo, el temparamento y la motivación. Y no sólo eso. También produce un efecto de paz, tranquilidad y naturalidad a los espacios. Ese ambiente que no se puede lograr por medio de una luz artificial", aseguró Brans.
Para crear diferentes ambientes con luz natural las persianas son una buena alternativa. Según Brans, el juego de sombras y brillos que estas producen son inigualables. Y asegura que se acomodan a cualquier necesidad, o sea, que pueden instalarse horizontal o verticalmente según el diseño. Se trata de tener a disposición el encanto de la luz natural pero dejando también la posibilidad de controlarla de acuerdo con el ambiente.
La luz natural no siempre alcanza a cubrir todas las exigencias y necesidades de iluminación de un espacio. Según Brans, para lograr el equilibrio es importante un refractor de la luz natural y compensar las deficiencias con luz artificial. Esto no significa que la luz artificial quede relegada a un segundo plano.
Por el contrario, los expertos la consideran como una herramienta indispensable para el montaje de cualquier escenario.
En pocas palabras, "el equilibrio entre la luz natural y la artificial es la regla de oro para iluminar los espacios de hoy", aseguró Brans.
Según el especialista, la luz artificial se debe acercar a la luz natural en su ambientación y volumen. Existen dos formas de lograr que la luz artificial sea creada a imagen y semejanza de la luz natural: calidad de luz y distribución". La calidad de luz es subjetiva. Es perceptible por el ojo humano. Se trata de los diferentes espectros, que se diferencian en agradables y desagradables. La luz de los tubos fluorescentes, por ejemplo, produce un especto desagradable al ojo humano". La distribución, por su parte, también tiene una gran importanda para los parómetros de iluminación. Una de las categorías más utilizadas hoy en día es la iluminación indirecta. Los expertos la consideran como la iluminación más agradable, porque se puede transformar sin necesidad de cambios drásticos y producir efectos especiales sobre la decoración.
Asimismo, los expertos advierten que entre menos visible sea el punto físico de luz mucho mejor. "La mayoría de las personas piensa que la palabra iluminar lleva ímplicito el termino lámpara. Esto es un grave error. Las lámparas son excelentes elementos decorativos, toda una obra de arte. Pero como elementos de iluminación requieren un cuidado especial", aseguró Brans.
"En otras palabras -dijo- lo más importante es la luz y no el elemento".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.