Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/12/15 00:00

Fernando Londoño Hoyos

La salida del león

Fernando Londoño Hoyos

El ex ministro Fernando Londoño Hoyos fue uno de los protagonistas principales de la política en 2003. Cuando el presidente Alvaro Uribe anunció su nombramiento como ministro del Interior y de Justicia se presagió que desempeñaría un papel fundamental en el gobierno. Y así fue. Convenció a Uribe de decretar el estado de conmoción interior en el que empezó a implementarse la política de seguridad democrática. Fue el principal escudero del Presidente en el Congreso y fuera de él. También lideró la campaña en favor del referendo y diseñó el estatuto antiterrorista recientemente aprobado en el Capitolio.

Su estilo directo y franco, algunas veces más de abogado litigante que de ministro de la política, lo puso varias veces en aprietos. Dueño de una oratoria fluida y adornada, este abogado, de 58 años, fue considerado como la voz del presidente Uribe para todo aquello que no podía decir. Muchas veces lo hizo bien, pero en muchas otras se excedió. Y esto fue lo que finalmente terminó por sacarlo del gobierno. A sus enredos legales como abogado en el sector privado (caso de las acciones de Invercolsa) se le sumaron sus 'metidas de pata' por hablar más de la cuenta como ministro, que el mismo Presidente tuvo que rectificar. Hasta que llegó la gota que rebosó la copa: Londoño dijo que Uribe podría citar a nuevas elecciones si no recibía el apoyo de algunos parlamentarios. Esto se interpretó como una amenaza a la institucionalidad del país. Ese fue su puntillazo final.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.