Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1997/05/26 00:00

FONDOS EN FIRME

El balance de los fondos de pensiones en su tercer año de vida es bueno pese a las pérdidas de las sociedades que los administran.

FONDOS EN FIRME

Fondos en firmeLos fondos privados de pensiones están a punto de celebrar con bombos y platillos el logro de una meta que siempre consideraron difícil: igualar al ISS en cuanto a número de afiliados. De hecho, en febrero de este año el número de clientes del sistema privado llegó a 2,1 millones, en tanto que en el Seguro Social las noticias no son tan alentadoras. Mientras los estimativos oficiales decían que la entidad tendría 3,2 millones de afiliados en 1996, la cifra real llegó tan sólo a 2,4 millones.
Así las cosas, lo cierto es que a los fondos les ha ido bien en la 'pelea' que arrancaron en abril de 1995. Adicionalmente, en lo que tiene que ver con la rentabilidad, los resultados también han sido buenos. Según la Superintendencia Bancaria, el rendimiento neto a los afiliados después de comisiones y seguros en diciembre del año pasado fue en promedio de 30,69 por ciento ver gráfico. Es decir, unos ocho puntos por encima de la inflación.
Y es que los fondos han comenzado a pulir su estrategia de inversiones, diversificando su portafolio. Ya no tienen la mayor parte de sus recursos colocados en papeles tradicionales de corto plazo, como los CDT _en los cuales tenían el 30 por ciento en 1995, nivel que bajaron al 11 por ciento en el 96_ sino que han explorado opciones como los bonos, donde tienen hoy en día el 52,9 por ciento, y las titularizaciones, donde está el 7,8 por ciento de su portafolio.Saber dónde están los recursos de los fondos se ha vuelto ya una necesidad para el mercado de dinero. Al fin y al cabo pocos inversionistas institucionales tienen 937.000 millones de pesos para invertir, que es el equivalente al 1 por ciento del Producto Interno Bruto PIB, como es el caso de los fondos de pensiones.
Sin embargo, como no todo puede ser color de rosa, hay una pelea que las sociedades administradoras de fondos de pensiones no han podido ganar: la de las pérdidas en sus balances, las cuales de todas maneras no afectan a los afiliados porque una cosa es la sociedad y la otra el fondo. De hecho, el sistema tuvo un total de 45.325 millones de pesos en pérdidas el año pasado. Según Jorge Humberto Botero, presidente de la Asociación Colombiana de Fondos de Pensiones y Cesantías Asofondos, "el resultado está dentro de lo previsto por las altas inversiones que fueron necesarias para la puesta en marcha del sistema. La proyección dice que este año las entidades llegarán al punto de equilibrio".
Otra lucha con la cual los fondos han tenido que lidiar tiene que ver con las campañas que hace el Seguro Social para captar afiliados. La que más llamó la atención el año pasado fue aquella por medio de la cual el ISS anunció que crearía un seguro de desempleo para que los afiliados suyos que perdieran el puesto no tuvieran que dejar de cotizar. La propuesta no pasó a mayores. Sin embargo los fondos consideran que la probabilidad de que algo así ocurra se mantiene.Así mismo, Asofondos y sus afiliados creen que aún hay riesgos de que el gobierno le haga ajustes a la Ley 100, como lo hizo con las Administradoras de Riesgos Profesionales ARP en agosto del año anterior. A ellas les suspendió la posibilidad de afiliar empresas durante un año, desde noviembre de 1996, para favorecer al Seguro.
Lo grave de eso es que, a pesar de que a los fondos les ha ido bien, cualquier cambio en las reglas de juego podría hacerlos tambalear, aunque fuera ligeramente. No obstante, la verdad es que ya resulta difícil poner en la cuerda floja a un sistema que se ha convertido en motor de la economía y que ha logrado demostrarle a los escépticos que la privatización de las pensiones sí era un buen camino.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.