Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1997/05/26 00:00

GRAN ESTRATEGIA

La Fiduciaria Central S.A. revoluciona el sector de las finanzas en el país con nuevos y modernos esquemas inmobiliarios y de banca de inversión.

GRAN ESTRATEGIA

Desde que en 1987 arrancó en Bogotá la construcción de Ciudad Salitre, considerado uno de los megaproyectos urbanísticos más importantes de la capital que se ha convertido hoy en uno de los ejes fundamentales de desarrollo de la ciudad, muchos avances se han registrado al interior del sector financiero del país. Ejemplo de ello es la creación en 1992 de Fiduciaria Central S.A., empresa que decidió asumir el reto de continuar con el imponente desarrollo de Ciudad Salitre. Una labor táctica y muy profesional que ha ido evolucionando con el paso del tiempo; incursionando con acertados métodos de mercadeo, con nuevos esquemas de financiación y con interesantes estrategias administrativas. Muchas de ellas planteadas bajo la filosofía futurista de quienes desde 1996 están al mando de esta compañia: los empresarios Jorge Robledo y Alvaro Pinzón.Presidente, vicepresidente ejecutivo y todo un equipo de profesionales de la Fiduciaria Central S.A. se dieron a la tarea de desarrollar a través de una inversión de 100.000 millones de pesos todo el contexto urbanístico y la infraestructura de servicios públicos de Ciudad Salitre y, al mismo tiempo, de convocar a un selecto grupo de constructores para emprender una serie de proyectos de vivienda, de comercio, de banca y hasta de entidades gubernamentales. El resultado de todo este esfuerzo son las 9.500 viviendas construidas, los dos centros empresariales y financieros, el centro comercial, los supermercados, los colegios y los hoteles, entre otros proyectos, que ya están operando en esta ciudad. Es decir que a la fecha se han vendido 567.000 metros cuadrados de terreno para vivienda y 409.000 metros cuadrados para actividad múltiple.Pero el éxito del fideicomiso en Ciudad Salitre _que se comprueba solo con el hecho de observar la dimensión de la primera etapa del megaproyecto y evidentemente al analizar las cifras alcanzadas_ no termina aquí, pues de la figura de fiducia inmobiliaria integral, aplicada en Ciudad Salitre _a través de la cual se conforma un patrimonio autónomo que se compromete a realizar todas las obras de urbanismo e infraestructura para promover la venta de terrenos_, la Fiduciaria Central S.A. ha incursionado en nuevos y atractivos esquemas de financiación que han revolucionado el manejo en este sector. El nuevo caminoUno de los esquemas que mayor expectativa ha despertado entre los empresarios es el de la Banca de Inversión, que opera por medio de Bonos para Financiación tanto para compra de terrenos como para construcción. De esta manera los beneficios se multiplican y al mismo tiempo se dividen. Por un lado, con la duración de los bonos, que tienen un plazo de cinco a 10 años, y con las bajas tasas de interés que son muy inferiores a las tradicionales, que equivalen a la tasa DTF más 2,5 y 3 por ciento anual, son tres los grandes beneficiarios. En primera instancia, el que compra la tierra, en segundo lugar, la compañía constructora que obtiene una reducción significativa en los costos, y, por último, el comprador de los proyectos porque a los precios finales de las viviendas o a las unidades de comercio ya le han sido traducidos los bajos costos de la construcción.Esta alternativa tan acertada de financiación está siendo aplicada en el desarrollo de la segunda etapa de Ciudad Salitre que albergará a cerca de 9.000 familias. Algunos de los proyectos que ya van sobre ruedas son el de vivienda que está construyendo la firma Cusezar en un lote de 20.000 metros cuadrados, el de Luis Carlos Sarmiento, que se desarrolla en un área de 60.000 metros cuadrados, en donde quedará instalada toda su organización financiera con sus sistemas de comunicaciones y la edificación de entidades gubernamentales como la Fiscalía y la Gobernación.Así mismo la Texas Petroleum Company adelanta sobre la avenida 68 con carrera 50 un proyecto que consiste en la instalación de varias estaciones de servicio acondicionadas con todos los equipos y la tecnología necesaria al mejor estilo del siglo XXI. Con el mismo enfoque futurista, dos entidades desarrollan proyectos de gran envergadura en lotes de 18.000 metros cuadrados cada uno. Colsánitas, por su parte, construye un gran complejo que se convertirá en una clínica de consultas y atención inmediata, y la Universidad de los Andes planifica el montaje de una enorme sede para sus cursos de alta gerencia.Este escenario deja en claro la magnitud de lo que será dentro de unos cinco años Ciudad Salitre y obviamente demuestra el profesionalismo del trabajo realizado por la Fiduciaria Central S.A., al ofrecer a estos megaproyectos un ambiente apropiado gracias a su óptima infraestructura tanto en servicios como en vías.En la miraCon toda la experiencia de esta empresa en el manejo de inversiones, dos importantes fondos del país, como lo son el Fosga _Fondo de Solidaridad y Garantía en Salud_ y el FIS, decidieron entregarle hace dos años a la Fiduciaria Central la administración de una parte importante de sus portafolios, que junto con otros más ascienden a un monto conjunto de 300.000 millones de pesos. El Fosga cuenta con el portafolio más grande del país, que asciende a 600.000 millones de pesos, de los cuales una quinta parte es manejada por la Fiduciaria Central, es decir cerca de 120.000 millones de pesos. Pero el olfato innato de negociantes y el empuje por gestar un nuevo futuro para el sector de las finanzas llevó a sus directivos a lanzarse al ruedo y comenzar otra etapa en su trayectoria: la ejecución de una serie de proyectos de sistemas integrales de vivienda de interés social. En el suroriente de la capital, por ejemplo, más exactamente en el barrio San Cristóbal _donde cerca de 5.000 viviendas no cuentan con servicio de agua_, se construye el tanque El Zuque, que proveerá de agua potable a 10.000 viviendas de la zona. La idea que la Fiduciaria tiene en mente tan pronto se termine la construcción del tanque es la de promocionar el desarrollo de otras 5.000 soluciones de vivienda.Muy cerca de este punto, a unos pocos kilómetros de distancia se localiza el proyecto El Yuste. En un par de años este sitio será todo un complejo que contará con 6.000 viviendas (VIS) queserán construidas en un área de un millón de metros cuadrados. De esta forma la Fiduciaria pretende dar inicio al cubrimiento de una gran demanda insatisfecha hasta el momento. De hecho ya arrancó con la venta de 70 hectáreas en Soacha, donde la Promotora Caysa adelanta la construcción de 390 unidades de vivienda que hacen parte de la urbanización San Mateo.De otra parte, la Fiduciaria Central S.A. ha tenido en la mira al sector de pensiones. Esta situación impulsó a la empresa para que luego de un estudio minucioso del mercado, de las necesidades y de las expectativas de la gente, la compañía incursionara con un nivel muy alto de seguridad y garantías en este renglón tan competido. Fue así como hace tan solo tres meses inauguró su Fondo Voluntario de Pensiones _Pensánitas_ que a la fecha ya cuenta con 200 afiliados. Este fondo nació de un acuerdo hecho entre la Fiduciaria Central y Colsánitas, entidades que se benefician entre sí. La Fiduciaria, por la experiencia comercial y el apoyo logístico de Colsánitas y ésta por la infraestructura financiera y operativa de la Fiduciaria.Definitivamente la Fiduciaria Central S.A. entró pisando fuerte en los mercados inmobiliarios, en la banca de inversiones, en la promoción de vivienda de interés social y en el segmento de pensiones. Todos estos puntos a su favor la han ratificado como una de las organizaciones más estructuradas, experimentadas y competitivas de los últimos ocho años en el mundo de los negocios y las finanzas del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.