Sábado, 25 de octubre de 2014

| 1995/01/23 00:00

GUERRA ETNICA: MUCHAS SOMBRAS, POCAS LUCES

GUERRA ETNICA: MUCHAS SOMBRAS, POCAS LUCES

LAS GUERRAS ETNICAS, QUE REEMplazaron a la confrontación ideológica este-oeste, siguieron en el ojo de la tormenta en 1994. En Ruanda, dos tribus antagónicas, los hutus y los tutsis, obligadas a compartir un país inventado por las potencias coloniales europea, se enfrentaron en un holocausto de barbarie inenarrable y solución poco menos que imposible. En Europa, donde el capítulo bélico pareció por años cerrado, continuó el desangre de los musulmanes bosnios a manos de los mejor armados bosnios-serbios, que nunca mostraron arrepentimiento al convertir a las calles de Sarajevo en mortales polígonos de tiro. Pero, al mismo tiempo, dos conflictos también raciales entraron en la senda de una paz aún por confirmar. En Surafrica se posesionó como presidente Nelson Mandela, un hombre que pasó la mayor parte de su vida encarcelado por defender sus ideales de un país no racista gobernado por sus mayorías negras. Y en el Medio Oriente se logró la firma del acuerdo de autonomía para la Franja de Gaza y la margen occidental del río Jordán, con lo que palestinos e israelíes comenzaron un camino duro y difícil hacia una convivencia que aún parece utópica.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×