Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/28/2000 12:00:00 AM

¿Hay futuro para la educación en Internet?

El desgaste de la enseñanza tradicional hace pensar en la capacitación a través de Internet como alternativa.

Varios expertos en Internet han puesto el tema sobre el tapete: la educación tradicional ha entrado en crisis, los estudiantes siguen padeciendo problemas de motivación, memorización y pasividad mientras que los métodos de enseñanza siguen siendo los mismos desde la época de Platón, es decir, descansan en la figura de un profesor que transmite sus conocimientos a través del lenguaje oral. Es por ello que el debate que se ha suscitado en torno a Internet como alternativa para mejorar la educación a todos los niveles (escolar, universitario y laboral) apenas comienza.

Según un artículo de Francisco Rueda, profesor del departamento de sistemas de la Universidad de los Andes, los principales obstáculos para que se masifique la educación a través de Internet son tres: primero, la resistencia de ciertos sectores académicos de corte conservador, que sostienen que Internet deshumanizará los métodos de enseñanza; segundo, todavía persisten algunos problemas en infraestructura de telecomunicaciones y, tercero, la falta de convicción en la clase dirigente, pues si alguna ventaja tiene la educación en línea es la de poder llegar a muy bajos costos a una gran cantidad de personas.

¿Pero cuáles serían las ventajas de capacitarse a través de Internet? Según el estudio de Rueda, se estima que en el siglo XXI un individuo necesitará el equivalente a 30 créditos de aprendizaje cada siete años para poder seguir desempeñando su puesto con idoneidad. Eso significaría que la mayoría de las actividades académicas se desarrollarían después del pregrado y no al contrario, como ha sido hasta ahora. Los estudiantes del futuro estudiarían ‘a la carta’ y se especializarían en las áreas en las cuales se desempeñan laboralmente. De ser así, ya no sería necesario hacer el recorrido diario hasta una universidad tradicional pues serían otras instituciones o personas las encargadas de dirigir la formación del alumno sin que éste se mueva de su casa u oficina. Con ello las grandes universidades quedarían contra la pared: ya no serían necesarios los títulos otorgados por ellas y además se enfrentarían a una dura competencia contra centros educativos de talla internacional.

Otra de las grandes ventajas de estudiar ‘en línea’ sería el bajo costo de la educación. Según las cifras presentadas por Rueda en Estados Unidos, por ejemplo, se ha visto que el número de estudiantes en colleges y universidades ha aumentado en 24 por ciento mientras los costos de la educación lo hacen en 72 por ciento. Siguiendo esa misma tendencia, el costo promedio anual de un estudiante de educación superior ha aumentado de 5.000 a 11.000 dólares. Igualmente, los estudios realizados en la Open University de Gran Bretaña, una de las instituciones de más trayectoria y prestigio en educación a través de Internet, muestran que el costo promedio de un estudiante se reduce en 50 por ciento respecto de las universidades tradicionales y que la calidad de la instrucción impartida es similar y, en algunos casos, mejor.

En Colombia son pocas las iniciativas que se han adelantado a nivel de educación virtual pero hay universidades con programas de educación a distancia que están aprovechando las facilidades que ofrece Internet y se han asociado con otras instituciones extranjeras. A nivel empresarial también se están adoptando los esquemas de capacitación ‘en red’, que ahorran costos en los desplazamientos y en los cursos tomados por el personal de las compañías.

Sobre el futuro de la educación todavía no hay nada escrito. Lo único cierto es que cada vez son más los niños y los jóvenes familiarizados con el mundo de Internet y no es nada extraño que los PC terminen por reemplazar definitivamente lo que el profesor Rueda denomina el “uso de la metodología TLT (Tiza, Labios y Tablero)”. Aunque todavía es prematuro hablar de que la enseñanza a través de Internet se tomará el mundo sí es importante considerar sus ventajas, sobre todo en países en vías de desarrollo que necesitan elevar los niveles de capacitación de un mayor número de personas, muchas de ellas ubicadas en zonas rurales, como es el caso colombiano. A pesar de las críticas de los sectores tradicionalistas hay que empezar a pensar desde ya en que dentro de muy poco tiempo los niños
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.