Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/3/1988 12:00:00 AM

HOGAR Y DECORACION

EXPODECORACION, EL EVENTO
A parentemente la decoración parece ser asunto exclusivo de señoras con "buen gusto". Sin embargo, la realidad es otra, baste decir que en Colombia esta industria mueve anualmente miles de millones de pesos dentro del mercado interno y externo y ocupa a un grueso numero de personas en la manufactura de cientos de artículos como muebles de madera, de oficina, metálicos; tapetes, tapices, telas decorativas, cortinas, persianas; cerámicas para pisos y paredes, ropa de hogar, lámparas, elementos decorativos, cocinas, acabados arquitectónicos obras de arte y un etcétera tan largo que se lleva varias páginas en las estadísticas industriales del DANE.

Pero no sólo por la importancia económica del sector, sino por todos los significados que ocupa la decoración en el hábitat humano, cada dos años se realiza en Medellin "Expodecoración". Se trata de una muestra industrial que en esta oportunidad estará abierta entre el 10 y el 18 de septiembre en el Palacio de Exposiciones y Convenciones de esa ciudad.

La exhibición está dividida por sectores para hacer más organizada su comprensión: suelos, paredes y techos. Iluminación, muebles y complementos. Cocinas y baños. Máquinas, herramientas y mantenimiento. Diseño profesional.
Productos procesados en madera, acrilicos y metálicos y ambientación de zonas verdes.

En este certamen se dan cita más de cien empresas colombianas con la intención de mostrarle al país los adelantos que diariamente salen al mercado en materia de decoración. De igual manera busca reunir un público especializado compuesto por arquitectos, constructores, decoradores, diseñadores de interiores, empresarios y distribuidores que son los habituales usuarios de este tipo de productos.

La mayor importancia de una feria radica en la información suministrada al consumídor final, quien se entera durante su recorrido de las diferentes marcas, de los precios en competencia, de la calidad y la variedad de artículos que el sector tiene para ofrecerle. Esta información se convierte en una defensa del consumidor en la medida en que éste puede reunir todos los datos, para que a corto o a largo plazo esté en posibilidad de elegir los artículos que más convengan a su necesidad y a su presupuesto; en una sola frase, para que no se deje meter "gato por liebre" .

En " Expodecoración 88" estará representada una buena parte de la industria de la decoración nacional, en la medida de lo posible, pues en Colombia se mueven significativas cifras que dan una idea clara de la magnitud de esta actividad industrial. Para muestra un botón: el pais, según estadisticas recientes (1985), produjo en ese año 29 millones de cubrelechos por un valor de 551 millones de pesos a precio de fábrica; sacó al mercado 1.024 millones de sábanas y 1.249 millones de metros de tela para cortinas; vendió la "bobadita" de 7.370 millones de pesos en muebles paz el mercado interno y para la exportación y produjo casi 9 mil millones de metros cuadrados de cerámica para enchape de pisos y paredes. A esto puede sumarsele la industria de cocinas integrales, puertas, mantas, articulos decorativos y hasta la más insignificante contrachapa, para darse cuenta de la significación que esta industria tiene dentro del sector manufacturero colombiano: por estas razones "Expodecoraci6n 88" tine la obligación de proyectarse a nível nacional.

Pata que el certamen cumpla con las expectafivas profesionales de su público especializado, se llevará a cabo un programa académico paralelo a la feria y con la colaboración de conferencistas invitados de distintas universidades y centros de estudios de Bogotá, Cali y Medellín.
Al mismo tiempo durante los días de feria entran en circulación un catálogo oficial a manera de directorio en donde figuran las empresas y los profesionales que trabajan en el campo del diseño, la arquitectura, la de coración y la construcción. Para estos profesionales se distribuye un carnet gratuito que les permite el libre acceso a la feria y al seminario.

La feria también tendrá como servicios adicionales para clientes y expositores , la posibilidad de tomar préstamos con bancos locales para financiar compras mayores de 250 mil pesos; salas de negocios en las que los expositores podrán hacer reuniones privadas con sus compradores; espacios adecuados para shows de lanzamiento de nuevos artículos y para cocteles; un eficiente servicio de información computarizada; visado de cheques y sobre todo, un programa de espectáculos que dificilmente se ha superado en este tipo de eventos, con la presencia de artistas, grupos y humoristas nacionales y extranjeros.

Desde el punto de vista económico resulta alentador que un grupo tan numeroso de empresarios colombianos se reunan en Medellín para mostrar sus arUculos prueba del desarrollo industrial y voto de confianza en el futuro del país.

UN CENTRO DE AVANZADA
Hay un término que se ha popularizado mucho en Colombia en los últimos años: centro comercial.
Sin lugar a dudas se trata de una respuesta, por un lado de los comerciantes y por otro de los diseñadores, arquitectos e ingenieros, a las necesidades de la sociedad de consumo actual.
Ante la dimensión de las ciudades modernas, ante las enormes distancias y las implicaciones en tiempo que trae el hecho de atravesar o recorrer un centro urbano en busca de los diversos elementos que se requieren en el hogar y la oficina, desde hace algunos años se optó por reunir en un solo centro una gran variedad de almacenes para comodidad del usuario. De esta manera, una persona puede pasar, bajo un mismo techo, de la panaderia al almacén de telas o de la farmacia al depósito de viveres.

De éstos hay muchos en todas las ciudades.
Lo que no existía era un centro especializado en el hogar y la decoración.
Parece el inicio de una nueva época: centros comerciales caracterizados por la variedad y la amplitud de cobertura, pero en un solo campo.
En Medellín apareció hace poco tiempo el Centro Comercial del Hogar y la Decoración .
Con un area de 3.600 metros cuadrados, en pleno Centro Internacional del Mueble, el usuario paisa y los turistas de todas las regiones que llegan hasta el tradicional centro, se encuentran con una idea novedosa que agrupa todo lo imaginable en el ramo: desde baldosas, al fombras y techos hasta 65 diferentes modelos de vajillas, cristalería e incluso antiguedades.

Con amplios pasadizos, árboles y plantas ornamentales, suficiente iluminación y un diseño adecuado para el clima, van apareciendo 56 locales dedicados a atender diversos gustos y toda clase de presupuestos.
La persona que debe enfrentarse al hecho de decorar y adecuar su casa, oficina o sitio de recreo, allí sale del problema con una minima inversión de tiempo.
Hay telas para muebles, lencería, accesorios, electrodomésticos, lámparas, adornos, cocinas, tapetes... todo lo imaginable en este campo.
Hay, incluso, cuatro anticuarios que se han convertido en una verdadera atracción para el visitante. Dado el gusto que existe en el medio por las antiguedades, la expectativa se resuelve plenamente ahi. Desde las perseguidas vitrolas que oyeron sonar los primeros ritmos, hasta pequeños detalles que resultan útiles para un rincón del hogar, aparecen con la muestra clara del paso del tiempo.

No hace falta dar muchas explicaciones para comprender por qué este centro comercial ha dado excelentes resultados. Además, tiene un sello de garantia que ya es tradición en Colombia: el Centro Internacional del Mueble.

INTERIORES A LA MEDIDA
El gusto por la estética, la búsqueda de lugares cada vez más agradables para vivir y trabajar, pero sobre todo la necesidad creciente de aprovechar al máximo los espacios, son razones que hacen imprescindible la presencia de los diseñadores de interiores en el campo del hogar y la decoración. SEMANA publica a continuación las reflexiones que al respecto de este oficio realiza el diseñador Hernando Carrero, de reconocida trayectoria en el área.

Pese a que existen personas con excelente gusto y gran sentido práctico, un diseñador interiorista nunca sobra. El concepto de espacios enormemente reducidos, que ha caracterizado a la arquitectura moderna, merece una apreciación más profesional y un desarrollo más tecnificado.

La improvisación da buenos resultados en otros ámbitos. Sin embargo, son muchos los casos en que un interiorista-o decorador interiorista debe actuar después de que un trabajo se cree definitivamente concluido, con el objeto de readaptar un espacio, remodelar un muro inconveniente o simplemente cambiar un mueble que ha resultado poco estético o nada funcional. De esta manera, lo que ha debido ser una asesoría inicial o un estudio de las diferentes posibilidades antes de emprender un trabajo, se convierte en una acción que llega tarde, para corregir errores ya cometidos, con el agravante de una considerable pérdida de tiempo y dinero.

¿Por qué sucede esto? Muchas veces ocurre, simplemente, porque se desconoce la verdadera labor y el alcance de los decoradores interioristas. Una anécdota que puede parecer " pesada", pero que ocurre en la realidad cón frecuencia, ilustra este desconocimiento: conozco el caso de muchos colegas que han tenido que cambiar su tarjeta de presentación, que originalmente decía "diseñador de interiores", por el hecho de haber recibido jugosas ofertas para el diseño de ropa interior femenina.

El hecho es que la reducción de espacios que caracteriza la vida moderna ha ocasionado que la labor de los decoradores interioristas sea cada vez más apetecida.
En busca del aprovechamiento del espacio, se nos llama para obtener un pronóstico claro acerca de dónde situar un mueble, qué color utilizar, qué estilo de muebles, con qué adornar las paredes, todo en busca de que ese pequeño lugar se vea más amplio y resulte decididamente cómodo.
Esto en materia del hogar, y por supuesto de locales cormerciales. La acción de los interioristas no se limita a recomendar una acomodación de elementos, sino que debe llegar a la tecnificación de poder decidir cómo diseñar la cocina de un restaurante -por ejemplo-, dónde colocar los baños, con qué proteger los techos, qué tipo de mesas utilizar, para lograr la comodidad del usuario, la correcta eliminación de los olores, la mayor efectividad en el servicio, y en definitiva los mejores resultados en ventas. --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.