Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1985/09/09 00:00

HOGAR Y DECORACION

HOGAR Y DECORACION

EL HIGH - TECH:EL ESTILO INDUSTRIA
El high tech o alta tecnología, no es un término limitado a la arquitectura, sino que cobija en forma indiscriminada, diferentes campos de la decoración de interiores.
Casas, apartamentos, oficinas y almacenes disfrazados de factorías, constituyen, palabras menos palabras más, el nuevo furor en la decoración que tiene el nombre de high-tech o heredado de la alta tecnología.
En la arquitectura se llama así a los edificios que incorporan componentes prefabricados y un estilo decididamente tecnológico. Un ejemplo patente es el Centro Pompidou, claustro cultural enclavado en todo el corazón de París, que con su cara de refinería rompe con el entorno clásico de la ciudad y por este motivo levanta opiniones encontradas alabanzas y críticas, suavizadas por los usuarios, los qúe simplemente se sienten muy a gusto en su interior, mientras asisten admirados a ese drástico empalme de dos épocas y recorren salas de arte, escuchan música o estudian entre tuberías y cristales.
Pero el hiqh-tech no es un término limitado a la arquitectura y su definición se riega como la hiedra sin respetar espacios, asi pasa a la decoración para instalarse en lámparas metálicas, escaleras prefabricadas, muebles de tubería, alfombras antideslizantes, cerchas al descubierto y, en general, objetos decorativos de efectos tecnológicos, que se han metido por boca y nariz en la decoración sin discriminar salas, comedores, baños o cocinas. El high-tech es, pues, el manejo de la tecnología con fines arquitectónicos y decorativos para todas las aplicaciones, pero no es una tendencia tan nueva como lo parece en nuestro medio. Con la postguerra y el boom tecnológico que se desata, este estilo comienza a echar sus raíces. Es por estos años cuando se levanta una epidemia de producción y mercadeo a partir de los avances científicos, desde el transistor hasta los descubrimientos nucleares que ya se utilizan con fines diversos, no sólo militares sino también civiles.
A finales de la década del cincuenta y en los comienzos de los años sesenta, aquel revuelo tecnológico que lo cobijaba todo, desde la música electrónica hasta los vuelos espaciales, sin olvidar los adelantos audiovisuales y los computadores, se metió por todos los resquicios hasta crear una sociedad tecnificada.

HIGH-TECH
La revolución tecnológica influye en todo, en la arquitectura, la decoración, la música, la moda y hasta en los juguetes, pues ya los niños utilizaban términos como el "propulsión a chorro" y preferían un robot de batería a un osito de peluche.
Es un movimiento que trae bajo el brazo dos cosas importantes que apuntan a un objetivo: el funcionalismo y la tecnología, revoltura que se "agrava" cuando entra de lleno el postmodernismo que entre otras propuestas da su permiso oficial al high-tech.
En Colombia hay algunos ejemplos de arquitectura con influencia high-tech aunque no puros; sin embargo, el diseño de interiores lo ha aceptado de lleno y en este momento, esta tendencia que es más antigua de lo que creemos, se siente como en su propia casa y se mezcla de igual a igual con nuestras artesanías y muebles. High-tech esta en una lampara armada, en una lata de aceite para carros, en una cama de tubería metalica con pintura expótica, en el recubrimiento de caucho para pisos de tráfico pesado que se convierte en linda alfombra, tanto para una sala como para una cocina; en las lonas de colores vivos, en las rejillas o en las lámparas estilo estación de ferrocarril. Esta, en resumen, es la decoración que sirve como abrebocas para los hogares del futuro, especies de laboratorios manejados por computador y con materiales tan resistentes como los que se podrían utilizar para el trajín de un aeropuerto. Así que no hay que atemorizarse ante la decisión de comprar una lámpara de estilo naval con vidrio de seguridad a prueba de explosiones, para que presida el comedor o la sala de la casa; eso es high-tech y es precisamente lo que esta de moda en decoración.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.