Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1986/09/08 00:00

HOGAR Y DECORACION

HOGAR Y DECORACION

QUE VUELE LA IMAGINACION
Cada rincón de la casa demanda un toque esespecial, una audacia de imaginación muy personal con el fin de que el tiempo que la familia invierta puertas adentro, sea grato, reconfortante y sobre todo, ayude al descanso y al trabajo doméstico y al esparcimiento y en el fondo, a mantener esas estupendas relaciones que hay entre todos los miembros de la familia.
Hagamos un rápido recorrido por las distintas estancias de una casa común y las posibilidades de decoración que cabrían dentro de ese espacio que llamamos hogar.
La cocina, por ejemplo, aparte de la nevera y la estufa y el lavaplatos y la lavadora y la secadora, los cuales generalmente están muy cerca, es uno de los sitios donde los mismos objetos de madera o metálicos ayudan a crear una atmósfera sensacional.
Las sartenes de cobre, las ollas, los sartencitos, colocados colgando del techo sobre tiras de madera son estupendas, se ven como auténticas obras de arte. Los guantes para sacar los moldes del horno, esos guantes gruesos que parecen concebidos para la nieve, son hermosos en tonos en rojo y verde. En la superficie de la nevera se pueden colocar calcomanías y pequeños objetos metálicos con el fin de dejar mensajes a los demás. Si en la cocina cabe la mesa auxiliar, entonces colocarle a esta un mantel a cuadros, de tela o plástico, con cuadros rojos y blancos, llamativos y en el centro una frutera con bananos y una piña y otras delicias.
Los baños, el sitio favorito de algunos porque se sienten tentados por el agua tibia y la espuma y las cortinas y los jabones de muchos olores, especialmente cuando se tiene una tina amplia y profunda.
Los perfumes, los talcos, las cremas, los distintos utensilios de aseo y belleza se pueden colocar en repisas que hagan juego con el color de las paredes y las cortinas. En ocasiones el baño es tan amplio que incluye también el espejo para arreglarse, con potentes focos que semejan los camerinos de las estrellas. En numerosas casas se ha impuesto la idea de colocar junto a las repisas con todos esos elementos indispensables, una pequeña canasta de mimbre o madera con revistas y libros.
Henry Miller y Ernest Hemingway, decían con mucha seriedad, que el mejor sitio para leer es el baño y se pasaban largas horas sentados, devorando una novela que generalmente era erótica. Un aparato de radio estratégicamente ubicado para escuchar las noticias mientras el agua corre, una canasta para la ropa sucia, un pequeño armario para otras cosas necesarias pero no indispensables cotidianamente pueden completar la decoración. En muchos casos puede añadirse el teléfono. Y en otros, extremos, la televisión.
La habitación de los jóvenes, cuando no se cuenta con un estudio, puede dividirse en tres zonas: la que está dominada por el escritorio que puede formar parte de un conjunto que contiene también el equipo de sonido, el televisor, la cama y una armario para juguetes y libros; otra zona dominada por los juguetes y el resto para la cama y el armario con la ropa. En estas habitaciones no hay mejor elemento decorativo que los afiches sobre las paredes, especialmente en los cuartos de las niñas con esas fotos gigantescas de sus ídolos. Grandes muñecas, osos, conejos y otros animales de peluche complementan la decoración. Una alfombra redonda a los pies de la cama y otros elementos como esos "zapateros" confeccionados en tela, son atractivos.
Las alcobas de los padres también se dividen en zonas, la de ella y la de él. La de ella, está dominada por las revistas en una canastilla metálica colocada en la pared o en la alfombra, la máquina de coser cuando no se tiene cuarto de costura, una mesa de noche llena de elementos de uso diario y por supuesto, el teléfono. Cuando se tiene tocador las cremas y los perfumes son los elementos dominantes. Del lado del señor, las pipas en la mesa de noche, los libros que se lleva de la oficina, los apuntes, las libretas, el aparato de radio para oir los partidos y, por supuesto, el control de la televisión. La verdad es que de acuerdo con el oficio y las costumbres y las aficiones de cada uno, así se irá conformando esa zona de la habitación donde se pasa buena parte de la vida. Ahora, la cama, grande o pequeña, con cabecera o sin ella, con sus enormes posibilidades de ropa también encierra innumerables oportunidades de decoración.
El jardín y el patio, para quienes adoran las plantas, es una fuente inagotable de elementos decorativos: cascadas, lluvias artificiales, enormes enredaderas que trepan por las paredes, peces de colores, pájaros sueltos o en sus jaulas, techos que dejen filtrar la luz del sol, son elementos que embellecen un jardín o un patio, zona que algunas señoras prefieren utilizar para otras actividades que también son decorativas: largas hileras de sábanas blancas, azotadas por el viento, por ejemplo, sobre todo en las ciudades de la Costa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.