Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1991/05/27 00:00

INDUSTRIA DEL CUERO

INDUSTRIA DEL CUERO

PARA TODOS LOS GUSTOS
LA MODA ES TAN ANTIGUA COMO EL HOMbre. Desde los tiempos más remotos, cuando todavía no existía el lenguaje articulado y la comunicación se hacía por medio de señas y gritos, el ser humano ya había asociado su imagen con las prendas de vestir. Una vez un el hombre desnudo tuvo frío y decidió calentarse con la piel de los animales.

Así, el cuero en su forma más rudimentaria fue la primera forma de vestido que utilizó la humanidad. A partir de entonces, la moda no abandonaría al género humano. Y el cuero se convertiría con el paso de los siglos en uno de los materiales más apetecidos por los diseñadores, por su textura, por su calidad a la hora de trabajarlo y por su apariencia física en quien lo utiliza. Algunas veces discreta y elegante, otras veces lanzada y descomplicada, la moda del cuero invadió vitrinas, almacenes y tiendas, mientras el público, ávido de sensaciones nuevas en el ámbito del vestir, la acogió con un entusiasmo inusitado. Tanto que el cuero, al igual que el jean, se iba a convertir en el artífice de las figuras legendarias del cine y del espectáculo.

SIEMPRE JOVEN
La moda del cuero se ha caracterizado siempre por su versatilidad. Sus diferentes presentaciones, así como su maleabilidad en el diseño -adquirido gracias a las modernas tecnologías-, le han permitido desenvolverse con prestancia en toda clase de situaciones. Así, existen diseños descomplicados para la moda joven, otros más elaborados para la ropa de calle y además, exclusivos diseños destinados a satisfacer los gustos más elegantes.

Es una técnica en constante cambio pero que permanece fiel a su tradición: se juega con el diseño y con la tendencia, pero siempre respetando el material, un material que debe ser trabajado con fino tacto para que logre los resultados esperados. De ahí el éxito de los diseñadores.

Y claro, la moda va evolucionando, pero evoluciona retomando las tendencias antiguas, a la manera de un espiral. Por eso, actualmente los creativos han rescatado las virtudes de los años 60. Y lo que hace una década era considerado como una moda obsoleta y decadente, hoy se mira con otros ojos.
Los 60, sin duda años trascendentales en la historia del siglo XX, vuelven con todo su poder.
Y la moda se ha encargado de recuperar su energía a través del diseño. Los antiguos hot pants, tan promocionados hace 30 años, han interesado nuevamente a los confeccionistas. Así como también empiezan a aparecer las solapas anchas y los botones grandes.

En este mismo ámbito, el cuero también ha evolucionado.
Cuando éste comenzó a utilizarse masivamente hace más de 30 años, muchos especialistas dudaron de su permanencia. Se le tomó como una moda casual que no perduraría por más de cinco o seis años. La razón era de peso: en aquella época era difícil imaginar que el complicado material pudiera ser moldeable a los exigentes cambios de la moda. Pero la tecnología se ha encargado de desmentir tal pronóstico. Ahora, según se requiera, los diseñadores pueden hacer uso de sofisticados mecanismos de transformación del cuero para que dicho material adquiera el calibre, la suavidad o la textura deseados. Algo similar sucede con la tintura y la durabilidad de la prenda. El cuero, en definitiva, ha superado sus propios obstáculos y hoy, más que nunca, compite libremente con los demás materiales de la confección.

EN EL 91
Gracias a esa tecnología, los diseñadores han podido hacer uso de su creatividad con mayor libertad para poder ofrecer al gran público nuevas alternativas. Para este año, sin embargo, se sigue jugando con la tradición, sin arriesgar demasiado en diseños exclusivos para una sola ocasión, debido al alto valor del material.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.